¿Qué nuevos datos recoge en verdad la renovada Política de Privacidad de Spotify?

terminos_y_condiciones_spotify_politica_privacidad
Comparando la privacidad de Spotify, 2013 vs 2015

Síguenos en |    

Spotify, el servicio líder en música por streaming, modificó el pasado día 19 de agosto su Política de Privacidad.

Es el primer cambio serio en 2 años y medio, la última gran modificación data de febrero de 2013. Sin embargo, no ha sido una actualización “tranquila”, que digamos.

La modificación, todavía no presente en la versión en castellano, ha levantado una considerable polémica ya que ahora Spotify pide toda una serie de nuevos datos al usuario, a priori no muy relacionados con el servicio. ¿Cuáles? Entre otros, la agenda de contactos del teléfono móvil, las fotos y archivos que contenga, posicionamiento por GPS e información proveniente de sensores para saber si el usuario camina, corre o está en tránsito (por ej. va se está moviendo en tren o bus).

Eso ha hecho que se levante un considerable revuelo, que muchos usuarios (algunos bastante conocidos) amenacen con abandonar el servicio de pago y finalmente ha habido incluso una disculpa del CEO de Spotify.

¿Era para tanto, hasta el punto de llamar al nuevo texto “escalofriante”? Diría que no. De hecho, en relación al punto más polémico, los datos con origen en el teléfono móvil, desde que saltara la noticia se ha obviado algo importante. Y es que si uno se lee la nueva política de privacidad de Spotify, ésta dice claramente que esos datos únicamente se obtendrán si el usuario lo permite.

Por tanto aquí ha habido un problema de comunicación de Spotify, que ha publicado la política sin avisar previamente (dado el tipo de cambios hubiera sido lo más razonable quizá), pero luego ha habido cierta exageración a la hora de comunicar el cambio por parte de los medios. También creo se ha sumado el hecho que Spotify, un servicio que normalmente no ha abusado demasiado de la recopilación de datos, ahora pretenda recoger información algo ajena al servicio (las fotos que llevo en el móvil), incluso a los usuarios que mensualmente pagan religiosamente.

Ahora bien, ¿significa eso que antes Spotify no captaba casi información personal? No precisamente. Ya desde 2013 recogía muchos datos del usuario. Ahora lo lleva un paso más allá al entrar de pleno, si el usuario quiere, en los móviles de sus clientes y a un nivel de detalle bastante considerable (eso es cierto).

A efectos de facilitar la comprensión de los nuevos datos que capta Spotify, y ver como ya en 2013 podía llegar a acumular una muy considerable cantidad de información, ahí va una comparativa sobre la Política de Privacidad de Spotify, 2013 vs 2015, incluyendo los datos nuevos de acuerdo al texto actualizado.

Continuar leyendo “¿Qué nuevos datos recoge en verdad la renovada Política de Privacidad de Spotify?”

Spotify se une al programa AdChoices

Síguenos en |    

Spotify, el servicio de música en streaming, se incorporó la semana pasada al programa AdChoices, proporcionado hoy por hoy mediante la empresa neoyorquina Evidon, dedicada a la analítica para marcas, agencias de publicidad y demás, pero también el desarrollo de herramientas que permiten a los consumidores ver, respecto a un concreto servicio, qué compañías los rastrean y tomar el control sobre ese rastreo.

Me parece muy interesante esta herramienta, de ahí que le dedique una entrada algo fuera de lo habitual, por la relación que establece con la política de privacidad, y de cookies, del servicio en el que opera. Pero comencemos por el principio, ¿qué es el Programa AdChoices?

En un sistema de autorregulación que, en el caso de Europa (también tiene presencia en su vertiente norteamericana), parte de la iniciativa de la European Interactive Digital Advertising Alliance (EDAA). El mismo permite a las empresas ser transparentes con sus usuarios, a los que les puede mostrar qué información recogen online los anunciantes de ellos y a su vez decidir si como consumidores del servicio o producto siguen permitiendo o no esa monitorización. La empresa Evidon es el primer proveedor provisionalmente aprobado por el Programa para proporcionar la tecnología.

Por lo que se indica, para una empresa adherirse al programa AdChoices debe cumplir 5 pasos: 1) auditar el rastreo en sus sitios web; 2) mostrar claramente a los usuarios del servicio todo lo relacionado con anunciantes; 3) dar a los usuarios control sobre esa información, hasta el punto de poder realizar opt-out; 4) licenciar el icono AdChoices por 5.000 euros y; 5) auto-certificar el cumplimiento.

Spotify, de los primerísimos servicios en Europa que yo haya visto adherido a AdChoices (en EE.UU. hay unos cuantos), ha dispuesto lo siguiente en cuanto a su panel de control para controlar las políticas publicitarias comportamentales:

AdChoices_Spotify

  • Spotify dice valorar la privacidad del usuario y que en orden a adaptar sus intereses personales con la experiencia publicitaria ofrecida, indica la información que sus socios colaboradores captan al nosotros usar la web, para que de esta forma decidamos si queremos o no ser objeto de seguimiento por un determinado anunciante. Finalmente, nos remiten para más información sobre sus políticas de datos a su aviso de privacidad.
  • El panel de control AdChoices que se presenta al usuario señala: el nombre del anunciante, el propósito de la cookie empleada y finalmente la columna relativa al estado del consentimiento, es decir si el usuario acepta o no que esa cookie capte información suya. Como puede observarse, algunos anunciantes permiten llevar a cabo el opt-out directamente desde el panel de control, mientras que otros redirigen al usuario a una web del anunciante preparada expresamente para rechazar el rastreo (las formas de autenticar ese consentimiento son variadas por lo que he visto).
  • Destacar que en caso de tener configurado el navegador empleado para que no acepte cookies de terceros, los cambios realizados desde el panel de control de AdChoices no se aplicarán (lógico ya que muchas de las cookies que se estarían intentando desactivar ya de primeras no se instalarían).

Por tanto una herramienta muy interesante este AdChoices, sobretodo en un mundo online tan obsesionado con los anuncios comportamentales y casi teledirigidos. Ahora bien, debe quedar muy clara una cosa, desactivar todas las cookies indicadas en el panel de control por Spotify no supone que dejen de aparecer anuncios, simplemente que los anunciantes excluidos ya no proporcionarán anuncios personalizados al usuario según sus hábitos de navegación. De hecho, desactivar todas las cookies en el panel no tiene porque significar que el anunciante ya no recopila información alguna sobre el usuario, simplemente que esa información se compromete a no usarla mientras dure el opt-out o que un concreto tipo de dato (el indicado en la segunda columna) no es recopilado (lo que no quiere decir que no recopile otros datos).

En cualquier caso, creo que es un paso adelante positivo para el usuario, que gana en transparencia y control sobre una materia delicada. De modo que bien por Spotify al adherirse al programa AdChoices.

—–

Spotify (y VI) Conclusiones sobre sus términos y condiciones

Síguenos en |    

Dos meses y medio después, ¡cómo pasa el tiempo!, ahí van las conclusiones sobre los términos y condiciones de Spotify, con diferencia los más largos y con mayor cantidad de bloques que hasta el momento he analizado. De hecho en este período ha habido tiempo suficiente como para que Spotify modificara ligeramente sus Condiciones de Uso y añadiera todavía un bloque más, el de la “Nueva oferta de Prueba Gratuita de 60 Días“. Por lo que he visto guarda muchas semejanzas con los de 48 horas y 30 días, por tanto a ese análisis me remito.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Vamos ahora con algunas de las conclusiones que pueden extraerse del comentario de los términos y condiciones de Spotify:

  • Los términos y condiciones de Instagram se componen de la Política de Privacidad, el Acuerdo de usuario final, los Términos del Código Premium, los Términos del Servicio Móvil, los Términos del Código Unlimited, los Términos y Condiciones de la Oferta de Continuación de la Prueba Gratuita de 48 Horas, los Términos y Condiciones de la Nueva oferta de Prueba Gratuita de 30 Días de Spotify, los Términos y Condiciones de la Nueva oferta de Prueba Gratuita de 60 Díasde Spotify y los Spotify Metadata API Terms of Use. En total, los términos y condiciones de Spotify se componen de 14.358 palabras. Seguramente podrían entrar con facilidad en el Top 10 de los más largos. 
  • El lenguaje usado es mayormente accesible y todos los términos y condiciones están en castellano con la excepción del bloque relativo a las Condiciones de Uso de las APIs, que están en inglés. Además, desde el cambio en sus Condiciones de Uso por allá principios de julio, tiene prioridad la versión en castellano sobre la versión original en inglés en caso de contradicción. Buena noticia (de los analizados, es por ahora es el primer servicio que veo que voluntariamente haga algo así).
  • Tanto las Condiciones de Uso como la Política de Privacidad son bastante “normales”, es decir, hechas expresamente para el servicio, como ya hemos visto largas y abusivas donde más de esperar es que resulten serlo. En todo caso, hay aspectos por los que destacan positiva y agradablemente, ya hemos comentado el del idioma, otro es que tanto la legislación como la jurisdicción aplicables se determinarán de acuerdo al  domicilio del usuario (de las analizadas también es la primera que lo incluye) o que desde la última modificación ya no cabe la cesión del contrato por parte de Spotify sin restricción alguna (otro aspecto no contemplado por el resto de servicios analizados).
  • Una particularidad sobre la Política de Privacidad, a priori parece que Spotify no es un servicio demasiado obsesionado con la captación de datos personales, pero desde la incorporación de las funciones sociales que permiten conectar la cuenta a Facebook o Twitter, la máxima de Virgilio según la cuál “Un poco, más un poco, más un poco, es un mucho” resulta bastante aplicable ya que Spotify recoge datos de aquí y allá sin demasiada en principio importancia pero que puestos en conjunto son capaces de generar un perfil bastante detallado de un usuario.
  • Un apartado que definitivamente debería mejorarse es el de las apps de terceros que desde hace poco es posible instalar en Spotify. El problema es que Spotify se desentiende mucho del contenido, calidad, adecuación y incluso los efectos que puedan derivarse del uso de las mismas. Esto ha sido ligeramente corregido con la última modificación de las Condiciones de Uso, pero sigue siendo un poco demasiado. De hecho, Spotify dice expresamente que una app de tercero puede perfectamente disponer de su política de privacidad, al margen de la del servicio. Creo que la regulación sobre las apps es bastante mejorable.
  • Finalmente, las Condiciones de Uso de las APIs sean seguramente el bloque de términos más flojo y abusivo. En primer lugar es el único en inglés, pero sobretodo lo negativo viene derivado de la inclusión de muchas cláusulas abusivas o que están rozando el larguero de la ilegalidad. Por tanto, si alguien debe trabajar con las APIs de Spotify ojo con sus términos ya que son un poco demasiado unilaterales.  

Bueno, podría hablar más de los términos y condiciones de Spotify pero creo que ya ha habido suficiente análisis respecto a los mismos y es hora de irse con la música a otra parte :P y dedicarse al análisis de otro servicio.

Por tanto, próximamente comienzo con el análisis de los términos y condiciones de otro servicio, uno bastante respetable. :P Stay tuned! ;-)

—–

Spotify (V) Condiciones de Uso de las APIs

Síguenos en |    

Sigo con el comentario de los términos y condiciones de Spotify, es el turno ahora de las Condiciones de Uso de sus APIs, ya el último bloque.

Spotify tiene unas Condiciones de Uso de las APIs para US y para Non-US, obviamente nos interesan los Spotify Metadata API Terms of Use, versión Non -US. Vamos allá.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Resumen de las Condiciones de Uso de las APIs de Spotify:

  • Analizadas a fecha: 30/07/2012
  • Idioma de la versión analizada: Inglés
  • Disponibles en castellano: No
  • Número de palabras: 2557
  • Fecha de la última actualización: 26 de octubre de 2009
  • Ámbito de la licencia de las APIs: Limitada, no exclusiva, revocable, no transferible y no sublicenciable para así poder acceder a las APIs y los metadatos del servicio y crear una aplicación que sea distribuida al público.
  • Propiedad del software generado: No se indica. Se insiste mucho en que las APIs, metadatos y marcas de Spotify son suyas, están protegidas por el derecho de propiedad intelectual y que no disponemos de derecho alguno para usarlas en contra de lo establecido en este acuerdo. Pero no se llega a señalar de quién es la aplicación desarrollada con el uso de las APIs.
  • Soporte de las APIs: Spotify indica que proporciona las APIs “tal cuál”, sin garantía alguna sobre su contenido, adecuación o calidad y que no tiene obligación alguna de dar soporte, actualizaciones, modificaciones o mejoras de las mismas.
  • Coste de las APIs: No se indica, si bien ahora mismo no parece cobrarse por ellas. El problema es que entre que no se indica el coste y que Spotify se reserva todos los derechos habidos y por haber para modificar las condiciones del acuerdo a su antojo, en cualquier momento ese coste cero puede evaporarse.
  • Particularidades: 1) La relación jurídica en este caso no es con Spotify Spain S.L., sino con la matriz británica, Spotify Ltd. 2) No cabe negociación de las condiciones, se aceptan tal cuál o no se aceptan 3) Aunque se diga que el acuerdo no nos afecta en tanto en cuanto no lo aceptemos, en realidad quedamos sujetos al mismo desde el momento en que usemos la API, ni que sea parcialmente 4) Spotify puede cambiar las Condiciones de Uso cuando lo considere, es responsabilidad nuestra comprobar de tanto en tanto los cambios 5) Si vía la API se hace un número indeterminado de llamadas que afecte negativamente al servicio (algo que no sabemos qué significa y decide únicamente Spotify), podemos perder la posibilidad de usar las APIs 6) Aceptamos que Spotify tenga acceso a nuestra aplicación para comprobar que hemos hecho un uso correcto de las APIs 7) Spotify, si lo considera oportuno, puede limitar la cantidad de llamadas que la aplicación desarrollada haga vía la API, así como el volumen de metadatos accedidos. Tal decisión siempre será tomada únicamente por Spotify y sin aviso alguno 8) Spotify pueda poner fin a este acuerdo en cualquier momento, sin previo aviso y sin razón alguna, aunque estemos todavía desarrollando nuestra aplicación, y sin responsabilidad alguna por su parte 9) La interfaz o web que pueda crearse vía sus APIs no puede suponer la venta de tabaco, alcohol o las apuestas 10) Para el nombre de la aplicación no puede usarse la palabra “Spotify”, ni derivados o acrónimos como por ejemplo “SPOTIFYING”
  • Garantías y responsabilidades: Spotify se quita absolutamente toda la responsabilidad de encima, derivándola en quien haga uso de las APIs. De hecho quien haga uso de las APIs renuncia a iniciar cualquier acción contra Spotify y se obliga a indemnizarla si fuera el caso.
  • Legislación y Jurisdicción aplicable: La legislación sueca resulta aplicable y también estamos sujetos a la jurisdicción sueca, concretamente al distrito judicial de Estocolmo.

Continuar leyendo “Spotify (V) Condiciones de Uso de las APIs”

Spotify actualiza sus Condiciones de Uso

Síguenos en |    

Spotify, el servicio de música en streaming (y del que justo ahora estoy analizando sus términos y condiciones), ha actualizado sus Condiciones de Uso o “Acuerdo de Usuario Final”.

Como digo, ya analicé en su momento sus Condiciones de Uso. Por tanto ahora indico los cambios, durante estos días actualizaré el análisis con las novedades introducidas, que son unas cuantas.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Indico los apartados modificados y marco los cambios en color:

– 18. Inexistencia de garantías

De acuerdo con la legislación aplicable, Spotify responderá por su incumplimiento total o parcial o por su cumplimiento defectuoso. En el resto de supuestos, y en la mayor medida de lo posible de acuerdo con la legislación aplicable, Spotify no otorga garantía alguna, ya sea tácita o expresa, en relación con la calidad, contenido y disponibilidad o adecuación a un fin concreto de la aplicación de software Spotify o del servicio Spotify (incluyendo de forma enunciativa pero no limitativa su software y contenido). Además, puesto que Spotify no controla ninguna aplicación de terceros, no podemos garantizar, avalar ni asumir responsabilidad alguna en relación a dichas aplicaciones de terceros, contenido de aplicaciones de terceros ni cualquier otro producto o servicio anunciado u ofrecido por terceros en, o a través de, el servicio Spotify o cualquier sitio web con hipervínculos, o presentado en un banner u otro medio publicitario. Por consiguiente, Spotify se exime de toda responsabilidad sobre cualquier transacción entre usted y proveedores externos de aplicaciones de terceros y de los productos o servicios anunciados en o a través del servicio Spotify. Tal y como ocurre con la compra de cualquier producto o servicio a través de cualquier medio o en cualquier entorno, usted deberá aplicar su criterio y cautela cuando resulte apropiado.

– 19. Responsabilidad limitada

A salvo de la responsabilidad legalmente exigida, Spotify no responderá de los posibles daños y perjuicios directos, indirectos, incidentales, especiales o consecuentes (incluidos, entre otros, las pérdidas de datos, interrupciones del servicio, fallos informáticos o pérdidas pecuniarias) que surjan del uso o de la imposibilidad de utilizar la aplicación de software Spotify o el servicio Spotify (incluidos, entre otros, sus contenidos), las aplicaciones de terceros o el contenido de aplicaciones de terceros, incluso en caso de que usted haya advertido a Spotify de la posibilidad de que se produzcan dichas pérdidas, e incluidos los daños y perjuicios que se ocasionen por ello.

El único derecho que le asiste a usted en relación con cualquier problema o insatisfacción con la aplicación de software Spotify, el servicio Spotify, las aplicaciones de terceros o el contenido de aplicaciones de terceros consistirá en desinstalar la aplicación de software Spotify y dejar de usar el servicio Spotify, las aplicaciones de terceros o el contenido de aplicaciones de terceros.

Ninguna de las disposiciones contenidas en el presente contrato eliminará ni limitará la responsabilidad que recae sobre Spotify en caso de declaración fraudulenta, muerte o lesiones personales causadas al consumidor y usuario por una acción u omisión de Spotify.

– 23. Limitaciones y modificaciones tecnológicas

Spotify se encargará de mantener operativa la aplicación de software Spotify y el servicio Spotify. No obstante, es posible que la existencia de determinadas dificultades técnicas o de mantenimiento puedan, en su momento, conllevar interrupciones temporales. Spotify no puede garantizar la disponibilidad permanente y la continuidad del funcionamiento del servicio, la ausencia de virus u otros elementos que puedan producir alteraciones en el sistema informático del usuario, ni la fiabilidad, utilidad, veracidad, exactitud, exhaustividad y actualidad de la información contenida en la web. En todo caso, Spotify ha adoptado las medidas técnicas necesarias exigidas por la normativa española.

– Se ha eliminado la cláusula 25, según Spotify podía ceder el contrato o parte del mismo sin restricción alguna, algo que no podía hacer el usuario.

– Se ha modificado la cláusula relativa a qué idioma tiene prioridad, antes del cambio era la versión en inglés, la sorpresa agradable es que ahora tiene prioridad la versión es español.

Y nada más.

Durante la semana actualizo la entrada del análisis con las novedades.

—–

Spotify (IV) – Condiciones de Uso de los Servicios y Ofertas Especiales

Síguenos en |    

Sigo con el comentario de los términos y condiciones de Spotify.

En la primera entrada analicé las Condiciones de Uso, a continuación la Política de Privacidad, después las Condiciones de Uso del Servicio Móvil y ahora es el momento de 4 política distintas pero que tienen algo en común, el hecho de ser modalidades u ofertas especiales del servicio. Concretamente me refiero a los:

Términos y Condiciones del Código Premium

 – Términos y Condiciones del Código Unlimited

 – Términos y Condiciones de la Oferta de Continuación de la Prueba Gratuita de 48 Horas

 – Términos y Condiciones de la Nueva oferta de Prueba Gratuita de 30 Días de Spotify

En esta ocasión pero el análisis será algo distinto. Teniendo en cuenta que las 4 políticas son relativamente cortas y sobretodo una repetición de mucho de lo ya indicado en las Condiciones de Uso generales o incluso la Política de Privacidad, el análisis de cada bloque lo limitaré al modo resumen, no habrá análisis detallado por tanto. Si alguna de las políticas tiene algo destacable, lo comentaré en su correspondiente sección de “Particularidades”.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Dicho esto, vamos allá.

Resumen de las Condiciones de Uso del Código Premium:

  • Analizadas a fecha: 02/07/2012
  • Idioma de la versión analizada: Castellano
  • Disponibles en castellano: Sí
  • Número de palabras: 1319
  • Fecha de la última actualización: 1 de Junio de 2011
  • Particularidades: 1) Según lo indicado el Servicio Premium no es más que Spotify sin publicidad, con modo offline y otras prestaciones o eso mismo pero vía un dispositivo móvil 2) Un código Premium no es canjeable por dinero ni puede reembolsarse, cambiarse, revenderse o utilizarse para comprar otros Códigos Premium 3) Un Código Premium tiene una validez de 1 año, pasado ese tiempo ya no puede usarse 4) Spotify proporciona un plazo de 14 días para desistir de la compra de un código Premium, siempre y cuando no se haya utilizado 5) Spotify indica que en ningún caso lo dicho en estas condiciones de uso eliminará o limitará la responsabilidad que recae sobre ellos en caso de declaración fraudulenta, muerte o lesiones personales que la negligencia de Spotify hubieran causado
  • Jurisdicción aplicable: La legislación aplicable se determina según el lugar de residencia del usuario y la jurisdicción de acuerdo al lugar más próximo al domicilio del usuario.

Spotify (III) Condiciones de Uso del Servicio Móvil

Síguenos en |    

Sigo con el comentario de los términos y condiciones de Spotify.

En la primera entrada analicé las Condiciones de Uso, luego la Política de Privacidad y es el turno ahora de las Condiciones de Uso del Servicio Móvil, mayormente un refrito bastante más ligero de las Condiciones de Uso generales del servicio.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Resumen de las Condiciones de Uso del Servicio Móvil de Spotify:

  • Analizadas a fecha: 14/06/2012
  • Idioma de la versión analizada: Castellano
  • Disponibles en castellano: Sí
  • Número de palabras: 935
  • Fecha de la última actualización: 22 de septiembre de 2011
  • Particularidades: 1) Al darnos de alta en Spotify aceptamos también las Condiciones de Uso del Servicio Móvil, se use o no tal servicio. Pero si en 90 días desde el alta no lo hemos empleado y pasado ese tiempo comenzamos a usarlo, deberemos aceptar otra vez estas Condiciones de Uso del Servicio Móvil 2) Al darnos de alta en Spotify podemos usar gratuitamente durante 48 horas el servicio móvil, a no ser que hubiéramos disfrutado de él gracias a alguna de las ofertas de 7 ó 30 días gratuitos del servicio Premium 3) El servicio móvil puede usarse hasta en 3 dispositivos, pero no sólo ordenadores personales (PC) como indican las Condiciones de Uso generales  de Spotify, sino también en móviles u otros dispositivos
  • Jurisdicción aplicable: No se indica, pero por referencia de las Condiciones de Uso, la legislación aplicable se determina según el lugar de residencia del usuario y la jurisdicción de acuerdo al lugar más próximo al domicilio del usuario.

Continuar leyendo “Spotify (III) Condiciones de Uso del Servicio Móvil”