Spotify (y VI) Conclusiones sobre sus términos y condiciones

Síguenos en |     

Dos meses y medio después, ¡cómo pasa el tiempo!, ahí van las conclusiones sobre los términos y condiciones de Spotify, con diferencia los más largos y con mayor cantidad de bloques que hasta el momento he analizado. De hecho en este período ha habido tiempo suficiente como para que Spotify modificara ligeramente sus Condiciones de Uso y añadiera todavía un bloque más, el de la “Nueva oferta de Prueba Gratuita de 60 Días“. Por lo que he visto guarda muchas semejanzas con los de 48 horas y 30 días, por tanto a ese análisis me remito.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Vamos ahora con algunas de las conclusiones que pueden extraerse del comentario de los términos y condiciones de Spotify:

  • Los términos y condiciones de Instagram se componen de la Política de Privacidad, el Acuerdo de usuario final, los Términos del Código Premium, los Términos del Servicio Móvil, los Términos del Código Unlimited, los Términos y Condiciones de la Oferta de Continuación de la Prueba Gratuita de 48 Horas, los Términos y Condiciones de la Nueva oferta de Prueba Gratuita de 30 Días de Spotify, los Términos y Condiciones de la Nueva oferta de Prueba Gratuita de 60 Díasde Spotify y los Spotify Metadata API Terms of Use. En total, los términos y condiciones de Spotify se componen de 14.358 palabras. Seguramente podrían entrar con facilidad en el Top 10 de los más largos. 
  • El lenguaje usado es mayormente accesible y todos los términos y condiciones están en castellano con la excepción del bloque relativo a las Condiciones de Uso de las APIs, que están en inglés. Además, desde el cambio en sus Condiciones de Uso por allá principios de julio, tiene prioridad la versión en castellano sobre la versión original en inglés en caso de contradicción. Buena noticia (de los analizados, es por ahora es el primer servicio que veo que voluntariamente haga algo así).
  • Tanto las Condiciones de Uso como la Política de Privacidad son bastante “normales”, es decir, hechas expresamente para el servicio, como ya hemos visto largas y abusivas donde más de esperar es que resulten serlo. En todo caso, hay aspectos por los que destacan positiva y agradablemente, ya hemos comentado el del idioma, otro es que tanto la legislación como la jurisdicción aplicables se determinarán de acuerdo al  domicilio del usuario (de las analizadas también es la primera que lo incluye) o que desde la última modificación ya no cabe la cesión del contrato por parte de Spotify sin restricción alguna (otro aspecto no contemplado por el resto de servicios analizados).
  • Una particularidad sobre la Política de Privacidad, a priori parece que Spotify no es un servicio demasiado obsesionado con la captación de datos personales, pero desde la incorporación de las funciones sociales que permiten conectar la cuenta a Facebook o Twitter, la máxima de Virgilio según la cuál “Un poco, más un poco, más un poco, es un mucho” resulta bastante aplicable ya que Spotify recoge datos de aquí y allá sin demasiada en principio importancia pero que puestos en conjunto son capaces de generar un perfil bastante detallado de un usuario.
  • Un apartado que definitivamente debería mejorarse es el de las apps de terceros que desde hace poco es posible instalar en Spotify. El problema es que Spotify se desentiende mucho del contenido, calidad, adecuación y incluso los efectos que puedan derivarse del uso de las mismas. Esto ha sido ligeramente corregido con la última modificación de las Condiciones de Uso, pero sigue siendo un poco demasiado. De hecho, Spotify dice expresamente que una app de tercero puede perfectamente disponer de su política de privacidad, al margen de la del servicio. Creo que la regulación sobre las apps es bastante mejorable.
  • Finalmente, las Condiciones de Uso de las APIs sean seguramente el bloque de términos más flojo y abusivo. En primer lugar es el único en inglés, pero sobretodo lo negativo viene derivado de la inclusión de muchas cláusulas abusivas o que están rozando el larguero de la ilegalidad. Por tanto, si alguien debe trabajar con las APIs de Spotify ojo con sus términos ya que son un poco demasiado unilaterales.    

Bueno, podría hablar más de los términos y condiciones de Spotify pero creo que ya ha habido suficiente análisis respecto a los mismos y es hora de irse con la música a otra parte :P y dedicarse al análisis de otro servicio.

Por tanto, próximamente comienzo con el análisis de los términos y condiciones de otro servicio, uno bastante respetable. :P Stay tuned! ;-)

—–

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.