Spotify (II) – Política de Privacidad

Síguenos en |    

Sigo con el comentario de los términos y condiciones de Spotify.

En la primera entrada analicé las Condiciones de Uso, en esta ocasión es el turno de la Política de Privacidad. Al aceptar las Condiciones de Uso aceptamos también la Política de Privacidad por referencia.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Resumen de la Política de Privacidad de Spotify:

  • Analizadas a fecha: 04/06/2012
  • Idioma de la versión analizada: Castellano
  • Disponibles en castellano:
  • Número de palabras: 2595
  • Fecha de la última actualización: 11 de abril de 2012
  • Cumple con el derecho de información o fórmula equivalente: Más o menos. Teniendo en cuenta toda la Política de Privacidad se tocan bastantes de los puntos relativos al derecho de información y por ejemplo se recogen expresamente los derechos de acceso y rectificación. Pero por ejemplo nada se dice de los derechos de cancelación y oposición, de la existencia de fichero o del carácter/facultativo de nuestras respuestas a las preguntas planteadas.
  • Hay transferencia internacional: Sí, se indica que nuestros datos personales circulan por servidores de distintos países, incluso más allá de Europa. También se señala que se cumple la legislación en la materia de protección de datos y que consentimos tal transferencia al aceptar la Política de Privacidad. Va a ser que no.
  • Hay cookies: Sí, no se dice nada más pero. No se indica el tipo ni se da ninguna otra pista. Tampoco si hay o no cookies de tercero. Y adaptación cero a las novedades legislativas en materia de cookies.
  • Particularidades: 1) Spotify puede llegar a recoger la siguiente información personal de un usuario: el email, dirección postal, edad, género, lugar de residencia, URL desde la que se hace el alta, los medios accedidos, las consulta hechas, URL desde la que se usa o accede al servicio, la fecha y hora de una solicitud, la IP, las prestaciones y funcionamiento de nuestra red y ordenador, el navegador web usado, idioma e información de identificación del mismo, el sistema operativo empleado y la versión de la aplicación 2) Si además el usuario conecta la cuenta con Facebook, Spotify conocerá: nuestro nombre, el nombre de usuario, la contraseña, la fotografía de perfil, el identificador exclusivo de Facebook y token de acceso, género, el cumpleaños y el email 3) Es decir, si consentimos que Spotify acceda a toda esa información personal, considerado cada dato individualmente quizá no tenga mucho, pero todo en su conjunto les permite disponer de un perfil muy ajustado de un usuario 4) Si conectamos nuestra cuenta de Spotify con la de Facebook, por defecto cualquier usuario de Spotify podrá conocer nuestro nombre y foto de perfil en Facebook, así como buscarnos dentro del servicio 5) Spotify no se hace responsable del uso que terceros puedan hacer de la música que estamos escuchando, las listas de reproducción o de éxito que decidamos hacer públicas en nuestro perfil 6) Spotify puede compartir nuestra información personal para realizar auditorías publicitarias sobre qué escuchamos o qué anuncios vemos 7) Si conectamos nuestra cuenta de Spotify con la de Facebook, la información personal compartida por este hecho queda sujeta a dos Políticas de Privacidad, la de Facebook y la de Spotify según quién use la información personal 8) Por usar una app de la store de Spotiify se transfiere al titular de la app la siguiente información: identificador de usuario en Spotify, la canción en reproducción en cada momento, el historial y la cola de reproducciones, la biblioteca, la lista de reproducciones, el país de registro y el tipo de suscripción. Si el titular de la app pide más información personal, ésta quedará sujeta a la Política de privacidad del tercero, no a la de Spotify 9) Cada app de la store de Spotify tiene su propia política de privacidad, de modo que por ejemplo eliminar una app no significa automáticamente que el titular de esa app borre nuestra información personal, dependerá de lo que diga en su concreta política de privacidad 10) Los datos personales de un usuario de Spotify están sujetos a tantas políticas de privacidad como apps de terceros tenga instaladas, además de la Política de Privacidad de Spotify y la posible de Facebook
  • Jurisdicción aplicable: No se indica, pero por referencia de las Condiciones de Uso, la legislación aplicable se determina según el lugar de residencia del usuario y la jurisdicción de acuerdo al lugar más próximo al domicilio del usuario.

Spotify Spain, S.L., una sociedad inscrita en España con el número B85346294 (en adelante, “Spotify” o “nosotros”) desea poner a su disposición el mejor servicio de música disponible. Para poder hacerlo y para poder ofrecerle productos y servicios descritos en los sitios web de Spotify en http://www.spotify.com/ y otros URL de la marca Spotify (en adelante, los “Sitios Web de Spotify”), Spotify le solicitará a determinada información y recopilará automáticamente información sobre el uso que usted haga de la Aplicación de Software Spotify y del Servicio Spotify (ambos términos según definidos en los Términos y Condiciones de Uso de Spotify). Además, Spotify solicitará información a servicios de terceros en caso de que dichos servicios se activen vía Spotify. La presente política (en adelante, la “Política de Privacidad de Spotify”) describe qué información personal sobre usted podremos recopilar y qué haremos y qué no haremos con dicha información.

En plano, Spotify para ofrecernos su servicio nos solicitará información personal, otros datos de carácter personal los recolectará de forma automática y en tercer lugar el resto de información personal la pedirá a terceros cuyos servicios se activen vía Spotify (está principalmente hablando de Facebook).

Esta Política de Privacidad indica cómo se recoge toda esa información personal y qué se hace y qué no con ella.

1. Cómo recopilamos y usamos la información de carácter personal

Primer punto de la política, el más largo, sobre cómo recolecta y usa la información personal Spotify.

Cuando se dé de alta en una cuenta Spotify o adquiera los productos y servicios de Spotify descritos en los Sitios Web de Spotify o acceda al Servicio Spotify podremos solicitarle y recopilar determinada información como la dirección de correo electrónico, dirección postal, edad, género lugar de residencia y la URL de la página web desde la que se está dando de alta. Cuando cree una cuenta Spotify, o conecte su cuenta Spotify existente con su cuenta de Facebook, también recibiremos y almacenaremos la siguiente información procedente de Facebook Ireland Limited (“Facebook”): su nombre, nombre de usuario, contraseña, fotografía del perfil, identificador exclusivo de Facebook y token de acceso, género, cumpleaños y dirección de correo electrónico. Además, cuando utilice la Aplicación de Software Spotify, el Servicio Spotify y los Sitios Web de Spotify, recibiremos automáticamente información sobre su uso de la aplicación, del servicio y del sitio web, incluida información como los medios a los que usted acceda, las consultas que haga, la URL de la página web desde la que usa o accede al Servicio Spotify, la fecha y hora de su solicitud, su dirección de protocolo de Internet, las prestaciones y funcionamiento de su red y ordenador, su tipo de navegador, el idioma e información de identificación, su sistema operativo y versión de la aplicación.

La verdad es que el párrafo es bastante explicativo. Como hemos visto antes, Spotify recoge información personal de tres formas (la que se proporciona de forma voluntaria, la recolectada automáticamente y la recibida vía servicios de terceros). Pues bien, este párrafo lo que hace es indicar en cada caso exactamente qué información personal se recopila.

Por ejemplo, al darse de alta en Spotify damos a conocer datos personales como nuestro correo electrónico, edad, dirección postal o lugar de residencia.

Si conectamos nuestra cuenta con Facebook, estamos proporcionando a Spotify bastante más información personal, desde el nombre, a la foto de perfil, pasando por la contraseña o nuestra fecha de nacimiento.

Finalmente, por el hecho de usar el servicio damos más información personal, por ejemplo nuestra IP, a qué hora entramos, las prestaciones de hardware nuestro ordenador o nuestro navegador.

Visto lo visto, si Spotify consigue de un usuario los tres bloques de información, consigue crear un perfil del usuario muy, pero que muy personalizado. Y aquí no se menciona, pero si usamos Spotify de pago, algún dato personal más sea seguramente recopilado. Por tanto, si bien los datos personales individualmente considerados no sean especialmente llamativos (aunque dar la contraseña de Facebook puede levantar más de una ceja), considerados todos en su conjunto permiten dibujar el perfil de un usuario de una forma bastante, bastante precisa. De hecho yo en este caso me plantearía si no se está incumpliendo un poco el principio de calidad de los datos. Es decir, que se está requiriendo y recolectando más información personal de la necesaria teniendo en cuenta el tipo de servicio.

Utilizaremos su información de carácter personal (i) para suministrar los productos y servicios que usted haya comprado o solicitado (incluido Spotify Social, según se define en los Términos y Condiciones de Uso de Spotify, y la presentación de publicidad y de contenidos customizados), (ii) para comunicarnos con usted en relación con su cuenta, con temas relacionados con el servicio de atención al cliente y con productos y servicios Spotify, (iii) para personalizar y mejorar la Aplicación de Software Spotify, el Servicio Spotify y los Sitios Web de Spotify, (iv) para garantizar el funcionamiento técnico de nuestros productos y servicios, (v) para desarrollar nuevos productos y servicios (vi) para proteger los contenidos protegidos por derechos de autor (copyright) del Servicio Spotify (por ejemplo, limitando el acceso a los contenidos del Servicio Spotify a los usuarios que dispongan de una cuenta Spotify) y (vii) de cualesquiera otras formas descritas en la presente Política de Privacidad de Spotify.

Toda la información personal recogida, la usa Spotify para 7 cuestiones diferentes, 6 más concretas y una en plan cajón desastre.

La primera la más lógica, poder acceder a los servicios adquiridos o solicitados. Ahora bien, también para proporcionarnos publicidad y contenido concreto para nosotros. Es decir, contenido/publicidad comportamental, derivado de nuestro hacer y uso en el servicio.

La segunda, para ponerse en contacto con nosotros, vía el servicio de atención al cliente por ejemplo.

La tercera, nuevamente para personalización, en este caso de las diferentes aplicaciones y servicios. Pero ojo, también para mejorar Spotify.

La cuarta es la más llamativa hasta el momento, mantener con garantías el funcionamiento técnico de los servicios. Seguramente aquí tiene que ver el hecho de que Spotify funciona mediante tecnología P2P, de ahí que consintamos en las Condiciones de Uso ceder parte de nuestros recursos informáticos e Internet para usar el servicio. También por eso uno de los datos que Spotify recoge automáticamente es el equipamiento y red que estamos usando al emplear la aplicación.

La quinta para desarrollar nuevos servicios, en plan un poco conejillos de Indias.

La sexta para cubrirse las espaldas en materia de propiedad intelectual y que una música concreta pueda escucharse en España pero no en Francia por ejemplo. Cuestiones de derechos de autor, vaya.

Finalmente está la séptima, un poco cajón desastre y que hace referencia a cualquier otra forma contemplada en la Política de Privacidad.

En general bastante razonables.

En caso de que usted conecte su cuenta Spotify a Facebook, pondremos a disposición de otros usuarios de Spotify y/o compartiremos con estos su nombre de usuario de Facebook y su fotografía del perfil de Facebook. Además, los usuarios de Spotify podrán utilizar el Servicio Spotify para buscar o visualizar su perfil de Spotify y la información contenida en el mismo, tales como Listas de Reproducción, tal como se definen a continuación (por ejemplo, si conocen e introducen su nombre de usuario en la Aplicación de Software de Spotify o el Servicio Spotify). Por favor, familiarícese con y utilice las configuraciones en el panel de preferencias, dado que éstas le proporcionan determinadas opciones para ajustar la información de su perfil de Spotify que podrá visualizarse y aquellas de sus actividades que podrán ser compartidas.

Un dato interesante, y volviendo a la conexión de la cuenta con nuestro perfil de Facebook. Si enlazamos nuestra cuenta de Spotify con Facebook otros usuarios de Spotify por defecto podrán ver nuestro nombre de usuario y fotografía de perfil. Además nos podrán buscar dentro de Spotify por el nombre y ver por ejemplo nuestras listas de reproducción, así como la información que contenga el perfil.

Se nos indica que esto puede configurarse, y por tanto pueden establecerse diferentes niveles de acceso a la información que sea o no visible desde nuestro perfil.

Si elige activar Spotify Social o de otro modo publica sus listas de reproducción, canciones destacadas con una estrella, listas de éxitos y la canción que esté reproduciendo actualmente (en adelante, conjuntamente, las “Listas de Reproducción”, su información de Listas de Reproducción será pública para otros usuarios de Spotify (por ejemplo, en su página de perfil de Spotify o flujo de actividad social) y podrá ser usada o compartida a su vez por otros usuarios de Spotify. Spotify no es responsable del uso que de la información de Listas de Reproducción hagan terceros, ni de que estos, a su vez, la compartan una vez dicha información haya sido hecho pública. En caso de que no desee que en el futuro se produzca el uso de estos datos o que terceros puedan, a su vez, compartirlos, no active la prestación Spotify Social y/o ajuste su configuración y modalidad de escucha.

De nuevo en relación a la opción Spotify Social, que es principalmente conectar la cuenta con Facebook aunque también es posible hacerlo con Twitter.

Activar dicha opción de Spotify Social implica por defecto que otros usuarios de Spotify puedan ver nuestras listas de reproducción, canciones destacadas, listas de éxito y la canción que se está reproduciendo en ese momento. Esa información a su vez podrá ser usada o compartida por otros usuarios de Spotify. Y nos dejan claro que Spotify no se hace responsable de que lo pueda ocurrir una vez que esa información se ha hecho pública y el uso que terceros puedan darle.

Es decir, ¿podría alguien usar esta información de las listas de reproducción públicas para enviar de forma muy “teledirigida” información sobre conciertos, entradas o descuentos en productos relacionados con un determinado grupo de música? Pues quizá sí…

Si no queremos que esta información sea pública para todo usuario de Spotify, debemos no activar la opción Social o sino adoptar una modalidad de privacidad que nos resulte adecuada.

2. Casos en que compartiremos información con terceros

Salvo que contemos con su aprobación expresa, sólo compartiremos su información personal, incluyendo con afiliados de Spotify (que serán otras sociedades controladas por, o bajo control común con, nosotros) para los fines detallados en la sección 1 (i) a (vii) anterior o en tanto en cuanto resulte necesario con objeto de:

Es decir, sin necesidad de nuestro consentimiento, Spotify puede divulgar información personal de un usuario para los 7 fines indicados antes o si resulta necesario con objeto de cumplir alguna de las 6 cuestiones indicadas a continuación. Para cualquier otro caso, Spotify necesitaría de nuestra aprobación expresa para compartir nuestra información personal.

Indicar que el hecho de compartir información no se limita a Spotify, sino que también se extiende a los afiliados de la misma, entendidos como sociedades controladas por Spotify.

La verdad es que entre esta lista y la anterior Spotify puede compartir sin nuestro consentimiento una cantidad de información personal bastante respetable, las cosas como son.

Hemos comentado antes cada una de las 7 condiciones, vamos a hora con estas 6.

i. Hacer valer los términos y condiciones de los Términos y Condiciones de Uso de Spotify, los Términos y Condiciones del Servicio Móvil (según definidos en los Términos y Condiciones de Uso de Spotify) y los Términos y Condiciones del Código Premium y los Términos y Condiciones del Código Unlimited.

Vamos, que en el nombre de los múltiples términos y condiciones de Spotify y el hecho de hacerlos valer, pueden compartir nuestra información personal.

ii. Cumplir con la legislación vigente o contestar a las demandas que puedan presentarse.

Para cumplir con la Ley lo puedo entender, pero que para contestar a una demanda puedan usar nuestros datos personales sin requerir nuestro consentimiento expreso, me suena algo más excesivo. De acuerdo que es legal el hecho de incluir datos personales sin consentimiento en una contestación a demanda (ya sea vía el artículo 11.2 d) LOPD o la prevalencia del derecho a la tutela judicial efectiva), pero la posibilidad contemplada aquí podría afectar a millones de usuarios y por tanto a un volumen de datos personales muy grande.

Entonces, en principio la previsión es completamente correcta pero si algún día se da un caso concreto que afectara a montones de usuarios no sé si la cuestión sería tan pacífica.

Gracias a David Maeztu y David González Calleja por aclarar mis dudas sobre el tema. ;-)

iii. Permitir que se produzca un cambio en la titularidad de Spotify (incluida, entre otras circunstancias, una adquisición por parte de, o una fusión con, otra sociedad) y la consiguiente transferencia de toda la información de carácter personal al nuevo propietario, en cuyo caso, toda la información continuará estando protegida con arreglo a lo previsto en la presente Política de Privacidad de Spotify.

En resumen, si Spotify es adquirida por un tercero, toda la información de carácter personal se transfiere al nuevo propietario.

Y si bien Spotify no lo indica, al menos expresamente, en un caso como éste el nuevo responsable de los datos personales debe informar a los usuarios en los términos del artículo 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, según el artículo 19 del Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal.

Es decir, que si bien Spotify no necesita de nuestro consentimiento para la transferencia de los daos personales, sí debe informarnos de la finalidad del tratamiento, a quién debemos dirigirnos o de los derechos que tenemos, entre otras cuestiones.

iv. Permitir que se lleven a cabo auditorías publicitarias y análisis que midan y calculen el volumen y composición del grupo de usuarios que haya escuchado y/o visto un anuncio publicitario y demás información promocional.

Vaya, que en los análisis que se hagan para saber si un determinado anuncio o una específica música han tenido el éxito deseado entre el grupo de edad seleccionado, Spotify puede compartir nuestra información personal por el simple hecho de haberse dado de alta. Así de fácil.

Por tanto permitimos el análisis de nuestro comportamiento en el servicio, a efectos de saber qué vemos, escuchamos o consumimos, pero no de forma relativamente anónima, sino teniendo en cuenta todos los datos personales que proporcionamos.

v. Permitirnos utilizar a un tercero para llevar a cabo estudios que evalúen el uso y las experiencias que ha tenido usted en relación con nuestros servicios (no permitiendo al tercero que use su información personal para ningún otro fin).

Si en el párrafo anterior nos decían que podían compartir nuestros datos personales para realizar auditorías publicitarias, aquí indican que pueden hacer lo mismo pero para auditorías de accesibilidad, usabilidad o satisfacción. Ahora bien, no permitirán que el tercero que realiza la auditoría en este caso use la información personal para cualquier otro fin. Mucho más tranquilo…

vi. Permitirnos compartir datos estadísticos globales sobre el uso de la Aplicación de Software Spotify y del Servicio Spotify con nuestros socios comerciales.

Y como una consecuencia lógica del punto IV, también puede Spotify compartir nuestros datos personales cuando comparte las estadísticas del servicio con los anunciantes o socios comerciales.

Si ha conectado su cuenta Spotify a Facebook, compartiremos información relacionada con el uso que haga del servicio Spotify con Facebook, como, por ejemplo, la música que escuche o las Listas de Reproducción, y tal información podrá publicarse en los sitios web o los servicios de Facebook.. Podrá optar por desactivar la publicación automática en Facebook de lo que esté escuchando actualmente en el panel de preferencias. La información compartida con Facebook se atribuirá a la cuenta de Facebook con la que esté conectada su cuenta Spotify. El uso de dicha información por parte de Facebook y cualquier información que ésta recopile del uso que usted haga de o a través de su servicio se regirá por la política de privacidad de Facebook y el uso de información por parte de Spotify se regirá por la presente Política de Privacidad de Spotify. Usted comprende y acepta que deberá consultar ambas políticas de privacidad para modificar o eliminar información personal que se haya facilitado a Facebook. En caso de que no desee que se lleve a cabo dicho uso de datos, no debe aceptar compartir con Facebook información sobre la música que reproduzca y/o ajustar sus configuraciones para desactivar la función “compartir”.

De nuevo respecto a la conexión del servicio con Facebook.

Si conecto mi cuenta de Spotify con la de Facebook, el uso que haga del primero en el segundo es una información que también será compartida por Spotify. Por ejemplo, la música que escuchamos en Spotify desde Facebook es algo que se podrá compartir con terceros. Nos comunican pero que es posible desactivar tal opción.

Una cuestión interesante, el uso que Facebook haga de la información proveniente de la utilización de Spotify queda sujeta a la Política de Privacidad de Facebook. Ahora bien, si quien usa esa misma información es Spotify, queda sujeta a esta Política de Privacidad, no a la de Facebook. De ahí que según Spotify debamos consultar y conocer ambas políticas si queremos modificar o eliminar esta información.

Por lo tanto, conectar nuestra cuenta de Spotify a la de Facebook implica automáticamente que la información personal generada por ese uso queda sujeta a dos políticas de privacidad, la de Facebook y la de Spotify. La aplicación de una u otra dependerá de quien utilice la información.

Finalmente, Spotify nos recuerda que si no queremos que se produzca tal uso de datos personales, no debemos conectar nuestra cuenta con la de Facebook o en todo caso desactivar la opción “compartir”.

La información que deje de compartirse en Facebook podrá continuar estando a disposición de otros usuarios de Spotify (por ejemplo, mediante el uso de otras funciones sociales de Spotify) o a través del Servicio Spotify, según se describe en la presente Política de Privacidad.

Ahora bien, que no compartamos información a través de Facebook no quiere decir que esa información quede dentro de un cajón, quedará a disposición de otros usuarios de Spotify mediante el uso de otras funciones sociales del servicio.

Los proveedores de Aplicaciones de Terceros (según se definen en los Términos y Condiciones de Uso de Spotify) pueden pedirle que facilite su información personal para acceder a sus Aplicaciones de Terceros. En ese caso, se le informará de ello, ya sea durante el proceso de registro, en los términos de uso o en la política de privacidad de la Aplicación de Terceros solicitándole que acceda o se registre o de un modo análogo. Asimismo, si visita o se registra en una Aplicación de Terceros, información relativa a su identificador de usuario Spotify, su canción actualmente en reproducción, el historial de reproducciones, la cola de reproducción, la biblioteca, las listas de reproducción, el país de registro y el tipo de suscripción (por ejemplo, Free, Unlimited o Premium) podrá transferirse a, ser usada o almacenada por el proveedor de la Aplicación de Terceros.

Es decir, las apps de terceros que Spotify desde finales de 2011 permite, pueden requerir datos personales, entiendo que más allá de los ya requeridos. Esa información personal que se facilite al titular de la app se regulará por la política de privacidad del titular de la app, no la de Spotify directamente. Pero es que además por el hecho de usar una app de Spotify el titular de la misma tiene automáticamente acceso a: nuestro identificar de usuario en Spotify, la canción en reproducción en cada momento, el historial y la cola de reproducciones, la biblioteca, la lista de reproducciones, el país de registro y el tipo de suscripción.

Por tanto, ojo con las aplicaciones de terceros en la store de Spotify porque en primer lugar implican que sí o sí les demos toda una serie de información y por otra parte pueden solicitar información personal extra que no queda directamente regulada por la Política de Privacidad de Spotify sino por la del titular de la app.

Spotify también podrá recopilar y compartir la información referente a su ubicación geográfica con el proveedor de una Aplicación de Terceros, si bien no emplearemos dicha información para determinar su localización exacta sin su consentimiento previo.

Es decir, que Spotify puede compartir dónde estamos físicamente con el titular de una app, si bien Spotify no usará tal información para conocer con exactitud dónde nos encontramos, a no ser que lo consintamos.

Vaya, que Spotify puede conocer al menos en que “zona geográfica” nos encontramos cuando usamos el servicio, y si les damos permiso puede ya saberlo exactamente.

El uso de su información personal por parte del proveedor de Aplicaciones de Terceros se rige por la política de privacidad de la referida parte, mientras que el uso de Spotify se rige por la presente Política de Privacidad de Spotify. Por favor, tenga en cuenta que si opta por desinstalar una Aplicación de Terceros de su cuenta Spotify, ello no implica necesariamente que el proveedor externo correspondiente vaya a borrar la información personal recibida. Le rogamos que revise la política de privacidad del proveedor externo en cuestión para asegurarse de conocer el uso que da a la información personal facilitada por usted. Si no desea que sus datos personales sean objeto de dicho uso, absténgase de registrarse o utilizar la Aplicación de Terceros correspondiente.

No me parece muy serio esto.

Si mi información personal es usada por el titular de la app, esa información se rige por la política de privacidad de ese tercero, no por la de Spotify, política que únicamente regula el uso de Spotify. Muy bien, pero es que yo accedo a las apps vía Spotify, no completamente al margen del servicio, por tanto no veo porqué debe “desentenderse” tanto Spotify del uso de la información personal si la gestión corre a cuenta del titular de la app. Me parece quitarse un poco la responsabilidad de encima. Más cuando esas apps de terceros no existirían en su mayoría de forma independiente si no fuera por Spotify.

De hecho, la separación entre las políticas de privacidad de Spotify y cada particular app de tercero es tal que si desinstalamos una app, ello no implica que el titular de la misma borre la información personal que haya recogido, no, eso dependerá de lo establecido en cada concreta política de privacidad de cada específica app.

Y como gran solución, si no queremos que nuestros datos personales sean utilizados así por apps de terceros, Spotify nos dice que simplemente no las usemos. Perfecto…

Por tanto puede decirse que nuestros datos personales están sujetos a tantas políticas de privacidad como apps de terceros de su store oficial usemos, además de la política general del servicio.

En algunos otros casos, es posible que el acceso a otros productos y servicios de terceros ofrecidos o anunciados a través de la Aplicación de Software Spotify o el Sitio Web de Spotify pueda requerir además que usted aporte información personal suya a terceros, como nuestros socios comerciales. En tales casos, se indicará dicha circunstancia durante el proceso de alta, en los términos y condiciones de uso o en la política de privacidad, solicitándole que acceda o se registre, o de forma análoga. El uso, por parte del tercero, de dicha información, se regirá por la política de privacidad propia de dicho tercero, y el uso por parte de Spotify se regirá por la presente Política de Privacidad de Spotify. Rogamos consulte la política de privacidad de nuestros socios comerciales para asegurarse de que entiende cómo utilizarán la información personal que usted les suministre. En caso de que no desee que se haga ese uso de sus datos de carácter personal, no deberá darse de alta en el servicio o producto de que se trate.

Al igual que con Facebook o las apps de terceros, es posible que productos o servicios ofrecidos por anunciantes vía Spotify, requieran información personal. Pues bien, el uso de esa información personal por parte del anunciante se regirá por su política de privacidad, si el uso corre a cuenta de Spotify, entoncés sí se aplicará esta política de privacidad.

Nuevamente se indica que si no queremos que los socios comerciales de Spotify hagan uso de nuestra información personal, pues no nos demos de alta en el servicio o producto. No hay otra opción al parecer.

3. Transferencia de información de carácter personal a otros países

Spotify lleva a cabo el tratamiento de la información personal en servidores de varios países. Por lo tanto, podremos transferir y tratar su información personal en un servidor que esté fuera de su país, o bien subcontratar nuestro procesamiento a terceros ubicados en dichos países, incluido países fuera del Espacio Económico Europeo. No obstante, siempre lo haremos de conformidad con lo previsto en la presente Política de Privacidad de Spotify y en la legislación aplicable. Al aprobar la Política de Privacidad de Spotify otorga su consentimiento para la referida transferencia de información personal.

Vaya, nada nuevo respecto a otros servicios.

Spotify trata nuestra información personal en servidores de varios países, incluidos aquellos fuera de Europa, pero siempre de conformidad a esta Política de Privacidad y la legislación aplicable. Y que al aceptar esta Política de Privacidad pues damos nuestro consentimiento para la transferencia.

Pues si cumplen con la legislación aplicable deberían tener presente lo que la normativa dice sobre la materia. Es decir, que la transferencia internacional de datos está regulada en los artículos 33 a 34 de la Ley 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, que es algo excepcional y que entre esas excepciones una es el consentimiento inequívoco del afectado. Y consentimiento inequívoco no es aceptar una parrafada de casi 2600 palabras.

Por si alguien tiene curiosidad, no, Spotify no está en la Safe Harbor List.

4. Seguridad

Contamos con una serie de medidas para asegurar que su información personal está protegida frente al acceso no autorizado. Por ejemplo, le pedimos a usted que utilice una contraseña sólida y única y que no comparta esta información con nadie. Además, utilizamos transmisiones encriptadas para limitar el acceso a los sistemas en los que se almacena su información personal. También respetamos y cumplimos la legislación de la UE en materia de protección de datos.

Bueno, pues eso, que Spotify dice poner los medios necesarios para garantizar la seguridad de nuestra información personal. Entre esos medios está la exigencia de usar una contraseña sólida y única.

Esperemos que sea verdad.

5. Acceso a la información de carácter personal y correcciones

Usted podrá acceder y actualizar parte de la información personal que guardamos sobre usted a través del Servicio Spotify o enviando una solicitud a tal efecto a accounts@spotify.com. Responderemos a su solicitud tras haber verificado su identidad en un plazo razonable, y en la mayor medida posible.

Es decir, los derechos de acceso y rectificación estarían aquí contemplados.

Para ejercitarlos debe verificarse antes nuestra identidad. Supongo que es lo mismo que decir que debemos identificarnos adecuadamente nosotros.

En todo caso, eso de que sólo podemos actualizar parte de nuestra información personal o que responderán a nuestra solicitud en la “mayor medida posible”, pues como que no suena muy bien. Más que nada porque la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal indica que como interesado tengo derecho a solicitar y obtener gratuitamente información de mis datos de carácter personal sometidos a tratamiento, vía artículo 15. Por su parte, el derecho a la rectificación debe hacerse efectivo en un plazo de diez días.

Entonces, de acuerdo que únicamente “los datos de carácter personal cuyo tratamiento no se ajuste a lo dispuesto en la presente Ley y, en particular, cuando tales datos resulten inexactos o incompletos” pueden ser rectificados. Pero de ahí a decir que sólo se podrá actualizar parte de la información personal, no me parece del todo correcto. Ya no digamos del “Responderemos […] en la mayor medida posible”.

6. Enlaces

Podremos desplegar enlaces a sitios web de terceros. Rogamos tenga en cuenta que no podemos controlar, y no podrá hacérsenos responsable de, las políticas de privacidad de dichos sitios web. Deberá leer siempre la política de privacidad de los sitios web para conocer con más detalle la forma en la que se recopila y trata la información de carácter personal.

Razonable.

Más cuando Spotify no se responsabiliza ni tan siquiera de las políticas de privacidad de las apps a las que da cobijo en su store…

7. Cookies

También podremos almacenar información sobre usted empleando cookies (ficheros informáticos que enviamos a su ordenador u otro aparato o dispositivo de acceso) a las que podemos acceder cuando usted visite los Sitios Web de Spotify en un futuro. Hacemos esto para mejorar la experiencia del usuario en el sitio web.

Si desea borrar las cookies que ya se encuentren en su ordenador, le rogamos se remita a las instrucciones de su software de gestión de ficheros para localizar el fichero o directorio en el que se almacenan las cookies.

Rogamos tenga en cuenta que, al borrar nuestras cookies o al inutilizar futuras cookies es posible que no pueda usted acceder a determinadas áreas o prestaciones de nuestro sitio.

Nada destacable. De hecho, muy poca información sobre el tema.

Spotify usa cookies, no sabemos el tipo, pueden borrarse (para lo cual debemos consultar las instrucciones de nuestro navegador) y que bloquearlas puede impedir el acceso a determinadas funciones del servicio.

Además, la adaptación a las nuevas exigencias en materia de cookies, inexistente.

Nada que ver con la información muy detallada ofrecida en la versión en inglés de la Política de Privacidad.

8. Modificación de la presente Política de Privacidad de Spotify

Spotify se reserva el derecho de introducir modificaciones en la presente Política de Privacidad de Spotify. En caso de que introduzcamos cambios sustanciales en esta política, le notificaremos dicha circunstancia colgando la nueva versión de la política en los Sitios Web de Spotify. Será exclusivamente responsabilidad suya revisar el sitio web periódicamente para comprobar si se ha colgado nueva información a tal efecto.

Otro clásico del género.

Spotify puede cambiar esta Política de Privacidad cuando considere, si los cambios son importantes lo notificará colgando la nueva versión en su web (solo faltaría que no lo hicieran). Ahora bien, es responsabilidad exclusivamente nuestra comprobar periódicamente si se ha colgado nueva información. Muy transparente todo, vaya.

Rogamos tenga en cuenta que, al aceptar los Términos y Condiciones de Uso de Spotify, los Términos y Condiciones del Servicio Móvil, los Términos y Condiciones del Código Premium y los Términos y Condiciones del Código Unlimited, o mediante el uso de la Aplicación de Software Spotify, el Servicio Spotify o los Sitios Web de Spotify, usted estará prestando su consentimiento a la recopilación y tratamiento de su información personal según se ha expuesto en la presente Política de Privacidad de Spotify. Tal y como se ha indicado anteriormente, le notificaremos cualquier cambio sustancial que se produzca en la presente Política de Privacidad de Spotify colgando la nueva versión de la política en los Sitios Web de Spotify. El hecho de que usted continúe utilizando la Aplicación de Software Spotify, el Servicio Spotify o los Sitios Web de Spotify tras haberse colgado las modificaciones introducidas en la presente Política de Privacidad de Spotify constituirá una aceptación de dichos cambios.

En resumen, aceptar todos los términos y condiciones de Spotify implica que aceptamos que recopilen y traten nuestros datos personales. Si se dan cambios en la Política de Privacidad y seguimos usando el servicio tras haberse colgado la nueva versión, quiere decir que aceptamos los cambios. Sin más.

Como siempre, un poco bastante abusivo.

En caso de que tenga cualquier pregunta, duda o sugerencia sobre cómo podemos mejorar nuestra política de privacidad, le rogamos nos lo haga saber enviando un correo electrónico a la siguiente dirección: legal-feedback@spotify.com.

Finalmente, si tenemos dudas o sugerencias sobre la Política de Privacidad podemos comunicarlas al correo electrónico que indican.

9. Prioridad de la versión en inglés

En caso de que la presente Política de Privacidad de Spotify sea traducida a otros idiomas y exista una incongruencia entre las versiones en los dos idiomas, prevalecerá la versión inglesa en tanto en cuanto dicha incongruencia sea consecuencia de un error en la traducción.

Copyright © 2008-2011 Spotify Limited. All rights reserved.

Spotify Limited, Golden House, 30 Great Pulteney Street, London W1F 9NN, United Kingdom

Al igual que en las Condiciones de Uso, la versión de los términos y condiciones que tiene primacía es la versión en inglés. De modo que de haber incongruencias entre esta versión y la inglesa por razón de la traducción, se aplicará lo dicho por la inglesa.

De nuevo me llama la atención esto de “por razón de la traducción”, indicando pues que si la incongruencia es “voluntaria” no se aplicaría la inglesa.

—–

¡Y se acabó! Siguiente estación, las Condiciones de Uso del Servicio Móvil. :-)

—–

6 respuesta a “Spotify (II) – Política de Privacidad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.