Términos y Condiciones
Posted on Abril 20, 2017 by Jorge Morell Ramos on Blog, Términos y Condiciones, Youtubers

Lanzamos la 1ª videoguía legal para Youtubers

Los youtubers y la ley

Cuando Youtube comenzó a dar sus primeros pasos por allá diciembre de 2005, difícilmente podía uno imaginar en lo que iba a convertirse casi 12 años después.

Bautizada en sus inicios como “La mayor sacudida a la industria del vídeo en Internet”, el impacto social que ha tenido Youtube desde entonces es enorme. Ha favorecido la proliferación de conocimiento y contenido educativo, la creación y desarrollo de comunidades a escala mundial, la visibilidad de cuestiones sociales significativas, otras formas de periodismo o incluso ha sido origen de importantes movimientos políticos.

Obviamente, también ha cambiado mucho la industria del entretenimiento, su consumo y su publicidad. Pero no solo para las grandes compañías, también para el usuario desconocido que acaba convirtiéndose en un fenómeno de masas. Y he ahí donde nace el fenómeno youtubers.

¿Pero qué es un youtuber? Es curioso, ya que para ser un término muy reciente, tanto los diccionarios de Oxford como de Cambridge ya recogen el concepto (con mayor o menor acierto). En ese sentido, lo definen como un usuario que sube, produce y/o aparece en vídeos de Youtube.

En el fondo un youtuber es un creador de contenido, en formato vídeo, que lo hace de forma regular y en materias casi infinitas. En ocasiones lo hace de forma tan habitual, que se dedica a ello por completo y de forma profesional. Y a veces lo hace tan regularmente y tan bien, que se convierte en una celebridad con audiencias muy considerables. De forma que al final para muchos ser youtuber se convierte en un trabajo.

terminos_y_condiciones_youtubers

De hecho, la lista más reciente de los youtubers mejor pagados indica que los 12 youtubers que más cobraron en 2016 superaron de media los 5 millones de dólares. Y en realidad, a nivel nacional también hay numerosos youtubers viviendo profesionalmente de ello.

Ahora bien, por regla general el youtuber es un creador muy joven. De modo que es probable que eso esté facilitando que cuando su actividad se convierte en su trabajo, no asocie que esa actividad implica unas obligaciones legales. Tanto a nivel de Youtube, como a nivel de las leyes aplicables a su país de residencia.

De hecho, recientemente ha habido numeros casos de youtubers que han llegado a los medios no por la calidad de su contenido, sino por las obvias vulneraciones legales cometidas. Hablamos del caso Cara Anchoa, el caso de Reset, el que besaba a mujeres sin su permiso y otros tantos. Sin olvidar las cuestiones legales derivadas de la monetización del canal o su uso para campañas publicitarias, entre otras.

Por todo ello, hemos decidido crear una videoguía legal para youtubers. Pero no en el formato típico de las guías legales.

A) La Guía Legal para Youtubers

A efectos de facilitar la vida legal de un youtuber, que justo quiera iniciarse o que ya se encuentre posicionado, hemos creado la videoguía en forma de 10 capítulos + un texto de acompañamiento para cada uno de ellos. Todos ellos están ya disponibles aquí o en nuestro canal de Youtube.

Cada vídeo consiste en una charla con un youtuber o alguien interesado en serlo, abordando algunas de las cuestiones legales que como tal encontrará en cada etapa. Finalizamos cada vídeo con un cuestionario de Verdadero o Falso sobre cuestiones legales a tener en consideración en esa etapa del ciclo vital del youtuber .

Cuando hablamos del ciclo vital de un youtuber, nos referimos a los diferentes estados en los que un youtuber puede encontrarse desde que se inicia en la actividad hasta su finalización:

1.- Abro el canal

2.- Primeros vídeos: a quién o qué grabas

3.- Primeros vídeos: contenido de otros

4.- Difundir el canal

5.- Me apunto a una network

6.- Libertad de expresión, viralización y más

7.- Empiezo a monetizar: qué hacer

8.- Derechos de autor

9.- Hago bolos

10.- Quiero dejarlo

En cualquier caso, cuestiones comunes relacionadas con la publicidad, condiciones legales, contenido de tercero y otras cuestiones, aparecen en todos los capítulos más allá de su temática específica.

Esta serie la hemos llamado “Aventuras de un Youtuber Legal”, y ha sido realizada con la inestimable ayuda del equipo de skunk works de NoLegalTech, Bárbara Román Méndez y José Manuel Sendín Rodríguez. Legalers de pro que se han currado entrevistas, su preparación y buena parte de los textos. ¡Un aplauso grande para ellos! ;D

De hecho, ahí va la introducción a la serie por parte de nuestros Legalers favoritos:

También agradecer enormemente el tiempo y atención que nos han dedicado los youtubers participantes en nuestra guía legal: Gata Meow, Mister Braves, Nocturnella, Dos Cafés & un Plan, JairoVlogs, Lady Compostela y Pablo Cimadevila.

Posted on Marzo 27, 2017 by Jorge Morell Ramos on Blog, Políticas Especiales, Términos y Condiciones

Novedades recientes de Facebook en sus políticas para desarrolladores

Facebook y sus políticas para desarrolladores

El universo de los términos y condiciones de Facebook, y los servicios que componen la familia de empresas vinculadas como Instagram o WhatsApp, va más allá de su popular Política de Datos y Declaración de Derechos y Responsabilidades.

Siempre que esos textos cambian, la noticia llega a medios generalistas o incluso a portada de la noticias de la TV.

Pero entre la docena de políticas legales que maneja Facebook, hay una muy importante que cambia también regularmente pero no obtiene la misma atención mediática. Se trata de la Política de la Plataforma, es decir, el texto que indica a los desarrolladores que trabajan en productos o servicios en el marco de Facebook qué pueden hacer o no.

O lo que es lo mismo, los juegos que disfrutas, los pagos que realizas, los anuncios que ves, los servicios de messenger que empleas o cómo se comparten algunos de tus datos con las empresas (mediante APIs), dependen de esta política.

Y especialmente dependen de ella todas las empresas y desarrolladores que crean esos productos y servicios en el jardín vallado de Facebook.

Por lo tanto, las políticas para desarrolladores tienen mucha importancia y en lo que llevamos de 2017 han cambiado en algunos puntos interesantes que merece la pena comentar. Cambios que han sido detectados gracias al Boletín de Términos y Condiciones y a la versión en inglés del texto, siempre más al día en cambios (que no respecto a la fecha de última actualización, que todavía habla de 30 agosto 2016)

Posted on Enero 11, 2017 by Jorge Morell Ramos on Blog, Términos y Condiciones, Uncategorized

Así cambiaron hasta diez mil veces los términos y condiciones en 2016

2016 vía sus cambios en términos y condiciones

En octubre de 2015 el primer fruto de nuestro Legal LAB fue una herramienta para detectar cambios en términos y condiciones. No era perfecta pero pretendía alcanzar un objetivo que parecía razonable y útil, saber cómo y cuándo cambian los servicios sus términos y condiciones.

Nació así el Boletín de Términos y Condiciones.

Pero ¿por qué era importante saber cómo y cuándo cambian los servicios sus términos y condiciones? Porqué los términos y condiciones en el fondo son un contrato que establece una parte, normalmente la empresa, y que el usuario simplemente acepta o rechaza. Es decir, sin posibilidad de negociar nada sobre su contenido.

Ese contrato implica obligaciones y derechos para ambas partes, pero únicamente una de ellas tiene control directo sobre su contenido. Y si bien la ley protege al usuario frente a muchos abusos que la empresa pueda realizar a través de los términos y condiciones, no todos son denunciados. Además, hay muchas modificaciones en las condiciones legales de un servicio de almacenamiento, mensajería o hosting que son importantes y no abusivas como tal.

En resumen, ya sea para ver si un servicio cumple con la ley o introduce otras sorpresas en sus textos legales, estar al día de los cambios en términos y condiciones es bueno y útil.

Nosotros estamos un poco enfermos :p, por tanto los seguimos a diario y de tanto en tanto destacamos los más llamativos. De hecho, gracias a ello vimos en 2013 que Apple había comprado Topsy 5 días antes de anunciarlo. Pero durante un año se dan muchos, y en 2016 hemos detectado unos pocos. Para ser precisos, hemos detectado 10.512 cambios en términos y condiciones en 2016.

Antes de pasar a los datos aclaremos algunas cuestiones. ¿Qué entendemos por “cambio”? Que haya una modificación en el texto legal, ya sean Condiciones de Uso, Política de Privacidad, Política de Cookies o cualquier otro texto que caiga en la definición de términos y condiciones (que son numerosos).

Si ese cambio es normal (se ha corregido una expresión, se añade un acento, se quita una coma o se traduce algo que estaba en inglés) es un cambio regular o sin importancia.

Si ese cambio va más allá de una corrección (añade o modifica derechos y obligaciones para el usuario), entonces se tiene en cuenta si se ha modificado también la fecha del apartado “Última actualización”. Ya que eso sería útil para un usuario que quiera saber si ese texto ha sido modificado respecto a su última visita.

Además, a los términos y condiciones les encanta indicar que los consultemos regularmente para ver si han incluido o no cambios recientemente. De acuerdo, pero que den algún indicador, ¿no?

Pues bien, si el cambio en ese caso no modificó el apartado “Última actualización”, lo consideramos Malo o una modificación importante/sustantiva no comunicada al usuario.

Si el cambio sí modifica la fecha de ese apartado, lo consideramos Bueno o modificación importante/sustantiva sí comunicada al usuario.

Dicho esto, vamos a ver y comentar algunos de las cuestiones detectadas durante 2016 en cuanto a cambios en términos y condiciones.

Posted on Diciembre 7, 2016 by Jorge Morell Ramos on 13 Detalles sobre..., Blog, Términos y Condiciones

Apple Pay – 13 detalles sobre sus términos y condiciones

Apple Pay y sus condiciones

El pasado 1 de diciembre llegó Apple Pay a España, el sistema de pago móvil y monedero digital de Apple.

Lo hizo tras algo más de dos años desde su lanzamiento, el 20 de octubre de 2014, convirtiéndose así España en el decimotercer país en acceder al mismo. De acuerdo a Apple por allá junio 2016, el sistema estaba ganando 1 millón de usuarios por semana (aunque no ha compartido la cifra total todavía).

El sistema permite hacer pagos a través de iPhone, iPad, Apple Watch y recientemente Mac, tanto en tiendas físicas como en sitios web y aplicaciones. En el caso de las tiendas físicas, usa los sistemas inalámbricos que otros sistemas de pago emplean.

El usuario simplemente debe añadir una tarjeta de crédito, débito, transporte, puntos o regalo (de una entidad participante) en su dispositivo, configurar algunos datos y a partir de ese momento Apple Pay almacena una “reproducción virtual”, como las llama Apple, de esa tarjeta. Desde ese momento puede usarse el dispositivo para realizar pagos offline u online en unos pocos pasos.

Aprovechando que la mayor época de compras del año está sobre nosotros y que Apple Pay ya ha llegado, ¿qué hay de sus términos y condiciones? Para empezar, Apple Pay se regula por la licencia de uso de iOS 10 (como versión más actual), así como por las condiciones complementarias de Apple Pay, la Política de Privacidad de Apple y las condiciones específicas de Apple Wallet (accesibles únicamente desde un dispositivo).

Veamos ahora algunos detalles del sistema.

Posted on Noviembre 14, 2016 by Jorge Morell Ramos on Blog, Términos y Condiciones

Así se “reinventa” Airbnb en sus nuevos términos y condiciones

Airbnb pone al día sus leyes

Decía Heráclito que lo único inmutable es el cambio.

Lo que no decía es que seguramente uno de los documentos legales que más cambia son los términos y condiciones. Y si bien en ocasiones nos enteramos de ello hasta en el telediario, véase el cambio de WhatsApp este año, no es ni mucho menos lo habitual.

Ahora bien, aunque no se informe de ellos a bombo y platillo los cambios siguen dándose. Y en servicios ampliamente presentes y con efectos muy significativos en las economías locales y nacionales. Por ejemplo como los que va a implementar Airbnb.

Airbnb ha tenido un año legalmente movido. Ya sea en Nueva York, Berlín o Barcelona, por mencionar algunos ejemplos. La cuestión es que su modelo de negocio, la adopción en masa por el consumidor y su regulación local/nacional frente a otros modelos similares, está generando mucho conflicto y de forma muy regular.

Quizá por ello hay que prestar especial atención al último cambio introducido en sus términos y condiciones. Resulta que Airbnb abandona por completo cualquier mención a términos como alquiler, subarriendo o inmobiliario. ¡Incluso en su propia definición! En su lugar, todo se reduce a anunciar alojamientos y reservarlos. La modificación también está presente en su texto en inglés, en el que pasa de “rent” a “list and book”.

Pero, ¿a qué viene esa “reinvención”? ¿Trata de dulcificar su imagen ahora? Como comentaban por Twitter, quizá busca mimetizarse para acabar hablando como hoteleros cuando se regule su modelo. La que es cierto es que a pesar de su tamaño inmenso, Airbnb sigue teniendo serios problemas para “vender” su modelo a los reguladores. Por tanto, quizá esta “reinvención” busque facilitar esa labor.

Lo iremos comentando punto a punto al repasar las diferentes modificaciones.

El tema es que Airbnb comenzará a aplicar el próximo 7 de diciembre los múltiples cambios implementados a lo largo y ancho de sus términos y condiciones (son más de 60 páginas, si a alguien le hace ilusión leerlos :p). Eso significa que cambian las: Condiciones del servicio, Condiciones de pago del servicio, Política de privacidad, Política de reembolso al huésped y Condiciones de la Garantía al anfitrión.

La modificación se introdujo el 27 de octubre, y los usuarios que se dieron de alta en el servicio a partir de ese momento ya los han aceptado. Pero para el resto de usuarios, la mayoría, esos cambios deberán ser aceptados a partir del mencionado 7 de diciembre.

Por tanto, si decides no aceptar los cambios día 7 de diciembre, Airbnb te aplicará las condiciones antiguas a las reservas confirmadas antes del 7 de diciembre. Luego será cuestión de completarlas y cancelar la cuenta. Airbnb dixit (en la primera pregunta frecuente). De hecho, las nuevas condiciones dicen que si no cancelas tu cuenta se entiende que aceptas las modificaciones. 

A modo de resumen, los cambios más destacados serían: a) nueva definición de Airbnb, eliminando el término “alquilar” y sustituyéndolo por “anunciar y reservar”; b) nuevo concepto de “reserva”, que implica un nuevo derecho para el anfitrión consistente en poder volver a disponer del alojamiento ocupado por el huésped en casi cualquier momento; c) eliminación de toda la terminología relativa a alquiler o derivados; d) creación del Centro de Resoluciones y su procedimiento para casos en los que el anfitrión reclama un daño al huésped y; e) aparición de Airbnb China, que puede llegar a a implicar que los datos de un usuario por ejemplo europeo acaben en manos del gobierno chino.

Dicho esto, veamos ahora pues los cambios en detalle y por documento. Go!