Términos y Condiciones
Posted on Marzo 13, 2015 by Jorge Morell Ramos on Blog, Sabías que..., Términos y Condiciones

¿Sabías que… “leemos” unos términos y condiciones en 8 segundos?

Curiosidades, muy reales, del mundo de los términos y condiciones | En 8 segundos

Volvemos con una nueva edición de curiosidades del universo términos y condiciones, esta vez centrada en… el tiempo. :P

A modo de recordatorio, aquí no analizamos como en el Blog, ni monitorizamos como en el Boletín, ni geolocalizamos como en el Mapa u organizamos como en la Búsqueda por EdadesNo, aquí le sacamos punta y llevamos al primer plano de una forma distendida y más visual las muchas curiosidades reales que presenta este mundillo.

Todo ello con la intención de aproximar el universo de las temibles “Condiciones Generales de Contratación” a cuanta más gente mejor, de la forma más sencilla y atractiva posible. Si con eso conseguimos que se sientan mínimamente interesados, quizá a partir de ahí sea más fácil introducirlos a lo que en realidad conllevan, ni que sea a una pequeña parte.

¡Pasen y vean! Disponemos de una tira cómica jurídico-tecnológica, algunas píldoras de términos y condiciones, estadísticas sobre lo que ocurre en esta dimensión paralela y quizá alguna que otra gamberrada. :P

¡Vamos allá!

1.- ¿Los leíste?

La historia siempre comienza igual: nadie lee los términos y condiciones, son la mayor mentira de Internet, son el mejor lugar en el que esconder algo ya que allí nadie mira o tantas otras ocurrencias. Y no les falta razón, tienen mucho por mejorar y muchísima gente no los lee. ¿La razón? Varias (aunque vamos a dejar el asunto para otro día). Lo que es seguro es que nos hemos vuelto inmunes a ellos. Muy probablemente por encontrarlos en los lugares más insospechados…

terminos_y_condiciones_tres_deseos

Posted on Diciembre 19, 2014 by Jorge Morell Ramos on Blog, Sabías que...

¿Sabías que… hay cookies que se instalan durante 68 años?

Curiosidades, muy reales, del mundo de los términos y condiciones

Tras un pequeño descanso, volvemos con una nueva edición de curiosidades del universo términos y condiciones, esta vez centrada en… la eternidad. :P

A modo de recordatorio, aquí no vamos a analizar políticas de privacidad como en el Blog, ni a monitorizar los servicios como con el Boletín, ni a geolocalizarlos como en el Mapa u organizarlos como en la Búsqueda por EdadesNo, aquí le sacamos punta y llevamos al primer plano de una forma distendida y más visual las muchas curiosidades reales que presenta este mundillo.

Todo ello con la intención de aproximar el universo de las temibles “Condiciones Generales de Contratación” a cuanta más gente mejor, de la forma más sencilla y atractiva posible. Si con eso conseguimos que se sientan mínimamente interesados, quizá a partir de ahí sea más fácil introducirlos a lo que en realidad conllevan, ni que sea a una pequeña parte.

¡Pasen y vean! Disponemos de una tira cómica jurídico-tecnológica, algunas píldoras de términos y condiciones, estadísticas sobre lo que ocurre en esta dimensión paralela, visualizaciones curiosas y quizá alguna que otra gamberrada. :P

¡Vamos allá!

1.- Simplemente, acepta (para siempre)

No son el Derecho y la Eternidad dos conceptos que se lleven del todo bien. Es decir, se considera como principio general que una persona no puede verse legalmente obligada a hacer algo de por vida al suponer eso un vínculo excesivo que limita su libertad subjetiva y objetiva. O como diría Díez-Picazo, “la perpetuidad es contraria al orden público”. Sin embargo, en el mundo de los términos y condiciones es relativamente normal ver cláusulas, especialmente las relativas al contenido que cedemos a la plataforma de turno, que usan la palabra “perpetuidad”, que establecen períodos de tiempo muuuucho más allá de lo razonable o que incluso prevén qué ocurrirá con nuestro contenido al nosotros fallecer.

Son términos y condiciones para toda la vida, como si de un clásico matrimonio se tratara, aunque estos usan toda táctica posible para hacerlos más “atractivos”.

terminos_y_condiciones_boda

Posted on Septiembre 17, 2014 by Jorge Morell Ramos on Blog, Sabías que...

¿Sabías que… más de 7.500 almas fueron vendidas por unos términos y condiciones?

Curiosidades, muy reales, del mundo de los términos y condiciones

Seguimos en una nueva edición de curiosidades del mundo términos y condiciones, esta vez centrada… en el más allá. :P

A modo de recordatorio, aquí no vamos a analizar políticas de privacidad como en el Blog, ni a monitorizarlas como con el Boletín, ni a geolocalizarlas como en el Mapa u organizarlas como en la Búsqueda por EdadesNo, aquí le sacamos punta y llevamos al primer plano de una forma distendida y más visual las muchas curiosidades reales que presenta este mundillo.

Todo ello con la intención de aproximar el universo de las temibles “Condiciones Generales de Contratación” a cuanta más gente mejor, de la forma más sencilla y atractiva posible. Si con eso conseguimos que se sientan mínimamente interesados, quizá a partir de ahí sea más fácil introducirlos a lo que en realidad conllevan, ni que sea a una pequeña parte.

¡Pasen y vean! Disponemos de una tira cómica jurídico-tecnológica, algunas píldoras de términos y condiciones, estadísticas sobre lo que ocurre en esta dimensión paralela, visualizaciones curiosas y quizá alguna que otra gamberrada. :P

¡Vamos allá!

1.- Acaban ustedes de vender sus almas, ¿imprimir factura?

Transcurría el 1 de abril de 2010, es decir el día de los Santos Inocentes anglosajón, cuando la tienda online de videojuegos Gamestation (la actual GAME) decidiera incluir en sus términos y condiciones una cláusula muy particular… Según la misma, cualquiera que ese día comprara un producto transfería a la tienda de forma irrevocable su alma :P Y sólo te daban 5 días laborables para entregarla si así te lo requerían, ¡qué desfachatez! Lo mejor de todo es que durante el proceso de compra la compañía incluyó un enlace que anulaba la “transferencia” y te premiaba con un cupón-regalo por haber descubierto la broma. A pesar de ello, el 88% de las compradores de ese día aceptaron. Es decir, las almas de más de 7.500 usuarios volaron…

Términos y condiciones, demonio 3 y tu alma

Posted on Agosto 6, 2014 by Jorge Morell Ramos on Blog, Sabías que...

¿Sabías que… Facebook promete ser gratis para siempre pero aceptas lo contrario?

Curiosidades, muy reales, del mundo de los términos y condiciones

Seguimos en una nueva edición de curiosidades del mundo términos y condiciones, esta vez centrada en Facebook.

Aquí no vamos a analizar políticas de privacidad como en el Blog, ni a monitorizarlas como con el Boletín, ni a geolocalizarlas como en el Mapa o a organizarlas como en la Búsqueda por EdadesNo, aquí le sacamos punta y llevamos al primer plano de una forma distendida y más visual las muchas curiosidades reales que presenta este mundillo.

Ello con la intención de aproximar el universo de las temibles “Condiciones Generales de Contratación” a cuanta más gente mejor, de la forma más sencilla y atractiva posible. Si con eso conseguimos que se sientan mínimamente interesados, quizá a partir de ahí sea más fácil introducirlos a lo que en realidad conllevan, ni que sea a una pequeña parte.

¡Pasen y vean! Disponemos de una tira cómica jurídico-tecnológica, algunas píldoras de términos y condiciones, estadísticas sobre lo que ocurre en esta dimensión paralela, visualizaciones curiosas y quizá alguna que otra gamberrada. :P

¡Vamos allá!

1.- Prometen ser gratis, pero en realidad no lo aceptas en los términos y condiciones

Es un clásico de Facebook desde sus inicios, no poner publicidad en la portada y señalar que el servicio será siempre gratuito. Pues resulta que cuando uno se registra y acepta los términos y condiciones de Facebook, en concreto su Declaración de Derechos y Responsabilidades, resulta que la gratuidad indefinida no es lo que aceptamos, sino lo contrario. Facebook dice muy claramente que no garantizan la gratuidad de la plataforma para siempre.

La primera en la frente…

Términos y condiciones, Facebook y su gratuidad

Posted on Julio 17, 2014 by Jorge Morell Ramos on Blog, Sabías que...

¿Sabías que… MailChimp no se responsabiliza por un apocalipsis zombie?

Curiosidades, muy reales, del mundo de los términos y condiciones

¡Estamos de estreno!

Nace hoy nueva sección sobre el mundo de los términos y condiciones, pero en esta caso no vamos a analizar políticas de privacidad como en el Blog, ni a monitorizarlas como con el Boletín, ni a geolocalizarlas como en el Mapa o a organizarlas como en la Búsqueda por Edades. No, aquí vamos a sacarle punta y llevar al primer plano de una forma distendida y más visual las muchas curiosidades reales que presenta este mundillo.

¿Motivo? Intentar aproximar el universo de las temibles “Condiciones Generales de Contratación” a cuanta más gente mejor de la forma más sencilla y atractiva posible. Si por ello se sienten mínimamente interesados, quizá a partir de ahí sea más fácil introducirlos a lo que en realidad conllevan, ni que sea a una pequeña parte.

La estructura normalmente consistirá en una tira cómica jurídico-tecnológica (a ver esto cómo se nos da :s), píldoras algo ácidas de términos y condiciones, estadísticas sobre lo que ocurre en esta dimensión paralela, visualizaciones curiosas y alguna que otra gamberrada. :P

La periodicidad será quincenal.

Dicho esto, comencemos con unas pocas rarezas que pueden encontrarse en esos documentos que aceptamos, y porqué quizá pasan muchas veces por alto. 3, 2, 1… ¡vamos allá! :D

1.- MailChimp, un email y muchos zombies

MailChimp es un servicio para el envío masivo de correos electrónicos como por ejemplo grandes boletines de noticias. Pues bien, resulta que presenta en sus Condiciones de Uso o Terms of Use (están en inglés) una interesante particularidad. En su apartado 32, titulado Fuerza Mayor en castellano, enumera las causas por las que no se hará responsable en caso de retrasos o incidencias en el sistema por motivos que no pueda controlar. ¿Y cuál es una de esas causas? El apocalipsis zombie :P

Pero y si al final la bromita de los zombies se convirtiera en realidad…

[bctt tweet=”MailChimp, según sus Condcs. de Uso, no se hace responsable en caso de ataque zombie :p”]

Términos y condiciones, MailChimp y el apocalipsis zombie