¿Sabías que… hay cookies que se instalan durante 68 años?

Síguenos en |     

Curiosidades, muy reales, del mundo de los términos y condiciones

Tras un pequeño descanso, volvemos con una nueva edición de curiosidades del universo términos y condiciones, esta vez centrada en… la eternidad. :P

A modo de recordatorio, aquí no vamos a analizar políticas de privacidad como en el Blog, ni a monitorizar los servicios como con el Boletín, ni a geolocalizarlos como en el Mapa u organizarlos como en la Búsqueda por EdadesNo, aquí le sacamos punta y llevamos al primer plano de una forma distendida y más visual las muchas curiosidades reales que presenta este mundillo.

Todo ello con la intención de aproximar el universo de las temibles “Condiciones Generales de Contratación” a cuanta más gente mejor, de la forma más sencilla y atractiva posible. Si con eso conseguimos que se sientan mínimamente interesados, quizá a partir de ahí sea más fácil introducirlos a lo que en realidad conllevan, ni que sea a una pequeña parte.

¡Pasen y vean! Disponemos de una tira cómica jurídico-tecnológica, algunas píldoras de términos y condiciones, estadísticas sobre lo que ocurre en esta dimensión paralela, visualizaciones curiosas y quizá alguna que otra gamberrada. :P

¡Vamos allá!

1.- Simplemente, acepta (para siempre)

No son el Derecho y la Eternidad dos conceptos que se lleven del todo bien. Es decir, se considera como principio general que una persona no puede verse legalmente obligada a hacer algo de por vida al suponer eso un vínculo excesivo que limita su libertad subjetiva y objetiva. O como diría Díez-Picazo, “la perpetuidad es contraria al orden público”. Sin embargo, en el mundo de los términos y condiciones es relativamente normal ver cláusulas, especialmente las relativas al contenido que cedemos a la plataforma de turno, que usan la palabra “perpetuidad”, que establecen períodos de tiempo muuuucho más allá de lo razonable o que incluso prevén qué ocurrirá con nuestro contenido al nosotros fallecer.

Son términos y condiciones para toda la vida, como si de un clásico matrimonio se tratara, aunque estos usan toda táctica posible para hacerlos más “atractivos”.

terminos_y_condiciones_boda

2.- ¿Acepta esta cookie para (casi) toda la vida?

Veamos algunos ejemplos de este gusto de los términos y condiciones por la casi perpetuidad, comenzando por las cookies.

Como seguramente ya habréis leído :P las cookies que se instalan en nuestros dispositivos pueden ser, entre otras, de carácter persistente. ¿Qué se entiende por “persistente”? Pues no dice nada la ley en ese sentido. Por su lado la guía sobre el uso de las cookies de la AGPD, habla de varios minutos o años. Y las que alcanzan los años suelen andar entre 2 y 4, normalmente. Lo que supongo nadie espera es una cookie con una fecha de caducidad de 68 años, como la que instala la Casa del Libro. A esa duración hay que sumar la finalidad de esa cookie, que es la de permitir cookies. Curioso…

Términos y condiciones, la Casa del Libro y cookies de 68 años

 [bctt tweet=”Casa del Libro instala cookies que caducan a los 68 años :o”]

3.- Bienvenido a la perpetuidad

Pero no sólo de cookies viven los términos y condiciones que nos tienen especial cariño. Resulta que hay servicios bastante populares que contemplan sin mayor problema la cesión de nuestro contenido a su favor, con carácter perpetuo e indefinido. O si no lo establecen, en la práctica el sistema está montado de tal forma que incluso al cerrar nuestra cuenta, nuestro contenido queda vinculado a la plataforma. Véase por ejemplo Facebook, en el que si alguien ha interactuado con algo que hemos compartido, por ejemplo le ha dado un Me Gusta, ese contenido ya queda vinculado al servicio incluso aunque lo eliminemos.

Términos y condiciones, servicios a perpetuidad

Y Linkedin, hasta hace poco, también lo hacía.

[bctt tweet=”7 servicios en los que cedes tu contenido por siempre jamás”]

4.- Waaallaaaaa!!!

Pero es que en ocasiones cedemos tan a perpetuidad nuestro contenido, que incluso después de muerto no es nuestro. Que se lo pidan a los usuarios de Wallapop :P

Términos y condiciones, Wallapop y propiedad intelectual

5.- ¿Y del más allá, qué hay?

Por cierto, si alguien piensa que podrá dar en herencia el contenido acumulado durante años, si resulta ser usuario de Apple, quizá se lleve una sorpresa…

Términos y condiciones, Apple y la sucesión

En resumen, ojo con lo que firmamos, ya que con mayor regularidad de la debida, es para toda la vida. :p

Continuará…

—–

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.