¿Sabías que… “leemos” unos términos y condiciones en 8 segundos?

Síguenos en |    

Curiosidades, muy reales, del mundo de los términos y condiciones | En 8 segundos

Volvemos con una nueva edición de curiosidades del universo términos y condiciones, esta vez centrada en… el tiempo. :P

A modo de recordatorio, aquí no analizamos como en el Blog, ni monitorizamos como en el Boletín, ni geolocalizamos como en el Mapa u organizamos como en la Búsqueda por EdadesNo, aquí le sacamos punta y llevamos al primer plano de una forma distendida y más visual las muchas curiosidades reales que presenta este mundillo.

Todo ello con la intención de aproximar el universo de las temibles “Condiciones Generales de Contratación” a cuanta más gente mejor, de la forma más sencilla y atractiva posible. Si con eso conseguimos que se sientan mínimamente interesados, quizá a partir de ahí sea más fácil introducirlos a lo que en realidad conllevan, ni que sea a una pequeña parte.

¡Pasen y vean! Disponemos de una tira cómica jurídico-tecnológica, algunas píldoras de términos y condiciones, estadísticas sobre lo que ocurre en esta dimensión paralela y quizá alguna que otra gamberrada. :P

¡Vamos allá!

1.- ¿Los leíste?

La historia siempre comienza igual: nadie lee los términos y condiciones, son la mayor mentira de Internet, son el mejor lugar en el que esconder algo ya que allí nadie mira o tantas otras ocurrencias. Y no les falta razón, tienen mucho por mejorar y muchísima gente no los lee. ¿La razón? Varias (aunque vamos a dejar el asunto para otro día). Lo que es seguro es que nos hemos vuelto inmunes a ellos. Muy probablemente por encontrarlos en los lugares más insospechados…

terminos_y_condiciones_tres_deseos

2.- No los leo, los escaneo

De acuerdo, casi nadie los lee, ¿pero qué hacemos cuando estamos delante de ellos? ¿Intentamos leerlos? ¿Les dedicamos un mínimo de atención, ni que sea a los “titulares”? ¿O quizá vamos directamente al botón de Aceptar y ahí se quedan? Algo así se preguntaron los autores de un estudio titulado “Trained to Accept? A Field Experiment on Consent Dialogs”. La idea era sencilla, mostrar a más de 80.000 usuarios de una herramienta de privacidad (por tanto a usuarios sensibilizados) una ventana flotante muy similar al típico EULA o Acuerdo de Usuario, y medir sus reacciones. Entre ellas, el tiempo de respuesta desde la aparición de la ventana hasta su aceptación. ¿Resultado? Más del 50% aceptó los términos y condiciones en 8 segundos. Tiempo muy insuficiente como para poder haber leído el texto completo (que aún así no era muy largo).

terminos_y_condiciones_lectura_ocho_segundos

[bctt tweet=”Dedicamos 8 segundos a leer unos términos y condiciones”]

3.- Creo que no me vale la pena

Parece obvio pues que leer unos términos y condiciones durante 8 segundos es igual a no leer nada. Digamos entonces que decidimos leerlos en su totalidad e intentando comprenderlos, teniendo en consideración su extensión, complejidad de vocabulario y particularidad del formato online, ¿qué tiempo deberíamos dedicar? Pues también hay alguien que se planteó esa misma cuestión. El estudio “The Cost of Reading Privacy Policies”, entre otros muchos detalles interesantes, desveló que si un usuario medio quisiera leer en su totalidad las políticas de privacidad de todas las webs que visitaba durante 1 año, debería dedicar 40 minutos al día. :p ¿Merecería la pena el tiempo invertido? Ése sería un buen debate.

terminos_y_condiciones_40_minutos_leer_privacidad

[bctt tweet=”¿Tienes 40 minutos al día? Entonces puedes leer todas las pols. de privacidad que aceptas en 1 año”]

4.- Avísame, ¿no?

Por tanto, el coste de oportunidad por tiempo relativo a estar al día sobre la privacidad de los servicios usados, puede llegar a salir algo caro, incluso desde un punto de vista puramente económico (como analiza el estudio). Y más cuando ninguno de los servicios te avisa sobre el tiempo que en principio debes invertir para leer sus términos y condiciones (y 8 segundos ya está claro que no son). Bueno, casi ninguno. Alguno hay que sí lo indica :p

terminos_y_condiciones_medium_tiempo_medio_lectura

5.- ¿Y entonces?

En conclusión, los términos y condiciones son omnipresentes, de ahí que nos hayamos inmunizado a ellos. El tiempo que les dedicamos es escasísimo, a pesar de su importancia. Importancia que sí tienen presente los servicios, que cada día recurren más a ellos. Sin embargo el tiempo que deberíamos dedicar diariamente para estar al día de lo que dicen no parece muy razonable. O lo que es lo mismo, ¿quizá haga falta un replanteamiento profundo? Al fin y al cabo… 

¡Hasta la próxima!

—–

4 respuestas a «¿Sabías que… “leemos” unos términos y condiciones en 8 segundos?»

  1. la verdad es tan cierto, los único términos y condiciones que me leo al revés y al derecho (será por la motivación extra) son los de los concursos, rifas, transferencias y la de la tarjeta de débito (que cuando lo hice me retire de la entidad bancaria, porque se pasaron de ratas, esas cosas nunca me dijeron, pero cuando lo vi me quede en schock, preferi darme de baja e irme a otra entidad que no me venda “tanto” humo. Muy buen post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.