MailChimp quiere estrujar más los datos de sus usuarios | Y te pone nota con el spam

MailChimp y tus Datos

Síguenos en |     

MailChimp, la popular aplicación para enviar correos electrónicos en masa, actualizó la semana pasada sus términos y condiciones. Tanto sus Condiciones de Uso, como su Política de Privacidad y su Política de Uso Aceptable (todas ellas únicamente en inglés).

Los cambios realizados son varios y algunos de ellos con especial significación a la hora de usar la herramienta en su día a día.

Em primer lugar, parece obvio que MailChimp definitivamente quiere sacar mayor provecho a la información de sus usuarios. Comenzando por la posibilidad de asociar la información recopilada a nuestra cuenta, así como a otros datos que pueda recopilar (externos al servicio probablemente). Por otro lado, en materia publicitaria, ya que ha desaparecido el párrafo que decía que si MailChimp cambiaba su Política de Privacidad para usar o compartir más información personal nuestra con una finalidad publicitaria, sería posible rechazar ese cambio sin necesidad de darse de baja. Al parecer eso ya no será posible.

Finalmente, para mejorar el servicio y garantizar su calidad, ya que ahora los datos de los suscriptores pueden acabar en manos de MailChimp, total o parcialmente, para perseguir de forma más efectiva prácticas ilegales o masivas en materia de spam.

Continuar leyendo “MailChimp quiere estrujar más los datos de sus usuarios | Y te pone nota con el spam”

MailChimp wants to squeeze more data from its users | Starts rating your spam

MailChimp y tus Datos

Síguenos en |     

MailChimp, the popular email marketing service, updated its terms and conditions last week: Terms of Use, Privacy Policy and the Acceptable Use Policy.

The changes are many and some of them with special significance on a day-to-day basis.

First of all, it seems obvious that MailChimp wants to get the most information out of its users. For starters, by linking all the information already gathered to our accountas well as other data that could be collected (probably from external sources). Second, an important paragraph has disappeared on the subject of advertising. MailChimp said that if someday a Privacy Policy change to use or share more personal data happened, and the reason was for marketing purposes, you would be able to opt-out without termination. Apparently, that will no longer be possible.

Third, to improve the service and to guarantee its quality. Now a new clause allows MailChimp to have access to the subscriber data, totally or partially, to detect abusive or illegal behavior related to the distribution lists and spam.

Even then, MailChimp still shows an interest for protecting the privacy of its users: Do Not Track is partially accepted, there is a new email address specifically related to the privacy subject and they guarantee the right to access the personal data free of charge (when that’s not the case in every country).

What’s more, another significant change is setting up percentage rates to establish if the services, products or content that we are promoting through MailChimp can be or not the subject of an investigation, to the point of suspending our account. The thing is that if we have a hard bounce rate over 5% or a spam complain rate over 0,1%, our account can be reviewed, throttled, suspended or disabled.

Some other interesting changes are related to Safe Harbor, charges for add-ons or its mobile app.

Now let’s take a closer look to all those changes. I’ve included a comparative of every document, taking into account the snap from the Tracker of Terms and Conditions.

Continuar leyendo “MailChimp wants to squeeze more data from its users | Starts rating your spam”

¿Sabías que… MailChimp no se responsabiliza por un apocalipsis zombie?

Síguenos en |     

Curiosidades, muy reales, del mundo de los términos y condiciones

¡Estamos de estreno!

Nace hoy nueva sección sobre el mundo de los términos y condiciones, pero en esta caso no vamos a analizar políticas de privacidad como en el Blog, ni a monitorizarlas como con el Boletín, ni a geolocalizarlas como en el Mapa o a organizarlas como en la Búsqueda por Edades. No, aquí vamos a sacarle punta y llevar al primer plano de una forma distendida y más visual las muchas curiosidades reales que presenta este mundillo.

¿Motivo? Intentar aproximar el universo de las temibles “Condiciones Generales de Contratación” a cuanta más gente mejor de la forma más sencilla y atractiva posible. Si por ello se sienten mínimamente interesados, quizá a partir de ahí sea más fácil introducirlos a lo que en realidad conllevan, ni que sea a una pequeña parte.

La estructura normalmente consistirá en una tira cómica jurídico-tecnológica (a ver esto cómo se nos da :s), píldoras algo ácidas de términos y condiciones, estadísticas sobre lo que ocurre en esta dimensión paralela, visualizaciones curiosas y alguna que otra gamberrada. :P

La periodicidad será quincenal.

Dicho esto, comencemos con unas pocas rarezas que pueden encontrarse en esos documentos que aceptamos, y porqué quizá pasan muchas veces por alto. 3, 2, 1… ¡vamos allá! :D

1.- MailChimp, un email y muchos zombies

MailChimp es un servicio para el envío masivo de correos electrónicos como por ejemplo grandes boletines de noticias. Pues bien, resulta que presenta en sus Condiciones de Uso o Terms of Use (están en inglés) una interesante particularidad. En su apartado 32, titulado Fuerza Mayor en castellano, enumera las causas por las que no se hará responsable en caso de retrasos o incidencias en el sistema por motivos que no pueda controlar. ¿Y cuál es una de esas causas? El apocalipsis zombie :P

Pero y si al final la bromita de los zombies se convirtiera en realidad…

[bctt tweet=”MailChimp, según sus Condcs. de Uso, no se hace responsable en caso de ataque zombie :p”]

Términos y condiciones, MailChimp y el apocalipsis zombie

Continuar leyendo “¿Sabías que… MailChimp no se responsabiliza por un apocalipsis zombie?”

MailChimp cambia sus términos y condiciones

Síguenos en |     

MailChimp, el servicio para la realización de campañas de marketing por correo electrónico, modificó a lo largo de la semana pasada casi la totalidad de sus términos y condiciones, o lo que es lo mismo sus Condiciones de Uso y su Política de Privacidad, así como algunos ajustes menores en su Política de Copyright. A consecuencia de estos cambios, ha surgido un nuevo texto, la Política de Uso Aceptable, y las Condiciones de Uso de la API se han reubicado.

El servicio, empleado por más de 3 millones de usuarios, distribuye más de 4 mil millones de correos electrónicos al mes. Por tanto tiene un volumen nada despreciable hoy por hoy, lo que hace todavía más interesante conocer los cambios implementados.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

De modo que veamos en qué han consistido estas modificaciones:

Condiciones de Uso

  • El primer cambio obvio es que todas las diferentes políticas han sido simplificadas y acortadas, incorporándose además un mini párrafo a modo de resumen para cada cláusula. Las versiones anteriores eran más largas y ásperas en el lenguaje.
  • Diferentes cláusulas de las anteriores Condiciones de Uso se han integrado en un nuevo texto, la Política de Uso Aceptable. Principalmente todo lo que hablaba de buenas prácticas, contenido y acciones prohibidas y aspectos relativos al SPAM se han reubicado en este nuevo texto.
  • Se ha añadido el contenido del apartado 6, relativo a la disputa por la titularidad de cuentas. Se establece que MailChimp no arbitra quién es titular de una cuenta, que es algo interno de cada organización, que está prohibido pedir acceso o información sobre una cuenta de tercero y que en caso de duda, MailChimp resolverá el tema de la titularidad en función del contenido de los emails y la agenda de contacto de esa cuenta.
  • Se aclara que los Email Credits no expiran pero que si una cuenta que los emplea se pasa 12 meses sin dar señales de vida, MailChimp puede eliminarla.
  • Ahora si no es posible procesar un pago vía la tarjeta de crédito indicada, MailChimp contactará con nosotros y suspenderá la cuenta (en principio por un máximo de 30 días) hasta que el pago pueda ser procesado.

Continuar leyendo “MailChimp cambia sus términos y condiciones”