Coobis – Cuestiones legales sobre sus términos y condiciones

El aumento de los influencers en nuestro país y las relaciones publicitarias entre las marcas y los mismos han facilitado la aparición de determinadas plataformas que llevan a cabo esta tarea de intermediación. Entre todas estas plataformas que a día de hoy encontramos en el mercado, debemos destacar una de las más relevantes, el servicio Coobis.

Pero, ¿qué es Coobis? Pues bien, Coobis es una plataforma de content marketing que conecta a los influencers con empresas anunciantes para poder conseguir una mayor repercusión de sus productos y servicios.

logo_coobis

¿Para qué se usa normalmente? Si eres una empresa, Coobis te puede ayudar a dar a conocer los contenidos de tu marca entre más de 5.000 medios clasificados y amplificar el mensaje que desees dar a conocer en diferentes redes sociales.

Hoy vamos a analizarla dentro de nuestra iniciativa #InfluencerLegal.

Previo al lanzamiento de tus campañas, podrás filtrar los medios donde se publicará así como los influencers que quieres que la lleven a cabo. Coobis podrá ayudarte en la segmentación de los soportes, es decir, en la elección de los mejores canales y formatos en relación a las necesidades de tu campaña. Por otro lado, una vez lanzada tu campaña, podrás obtener métricas reales y actualizadas sobre el alcance de la misma.

Si eres influencer o editor de contenido, Coobis te ayudará a ofertar tus servicios y ponerte en contacto con las empresas para poder participar en sus campañas. Podrás incluir todas las redes y medios de los que dispongas para poder realizar la campaña.

Una vez llevado a cabo este proceso, si alguno de las empresas escoge realizar una de sus campañas contigo, Coobis te avisará indicando la marca, el producto y  todas las instrucciones que la empresa considera oportunas. Si la marca o el producto no encaja en tu perfil podrás rechazar realizar esa campaña sin ningún tipo de penalización por parte de la plataforma.

home_coobis

Ahora bien, cuando contratas o te das de alta en Coobis, tanto si eres una empresa o un influencer, estás aceptando unas condiciones legales con una serie de implicaciones. ¿Cuáles son? Vamos a verlo. Las condiciones que podemos encontrar en la web de Coobis son: su Política de Cookies, su Política de privacidad y sus Condiciones de Uso (que hacen referencia al uso y contratación del mismo).

A nivel de Cookies, hay que tener en cuenta que cuando accedes a la web de Coobis las mismas se instalan automáticamente, sin que aparezca aviso alguno sobre ello (ni se puedan aceptar o rechazar).

Entre esas cookies debemos destacar, por su importancia en la recogida de datos, las de geolocalización que almacenan datos de la ubicación física del usuario a través, por ejemplo, de las señales de GPS enviadas por el dispositivo móvil.

A nivel de Privacidad, hay que tener en cuenta que para poder visualizar la web no es necesario proporcionar ningún tipo de dato personal.

Sin embargo, cuando se crea una cuenta de usuario, como empresa/marca, es necesario proporcionar los siguientes datos: nombre y apellidos, email, teléfono, dirección web y contraseña.

Por otro lado, cuando se crea una cuenta de usuario, como influencer, es necesario proporcionar los siguientes datos: nombre y apellidos, email y contraseña.

Algo muy a destacar respecto a la Política de Privacidad, Coobis no está todavía adaptada al Reglamento General de Protección de Datos o RGPD (aplicable desde el 25 de mayo). Por tanto, todavía habla del ejercicio de derechos según la LOPD, no incluye nuevos requerimientos informativos como el periodo de conservación o no cumple con nuevas obligaciones como la base legal del tratamiento.  

En este sentido, Coobis realiza principalmente tres tratamientos que procesa de acuerdo al consentimiento del usuario. Pero de la misma forma que la Política de Privacidad no está adaptada a la nueva normativa, tampoco su sistema para recopilar consentimientos. Por tanto, trata todos los datos bajo un mismo consentimiento y sin desglose alguno. Es decir, como un buen consentimiento lentejas.

Esos tres tratamientos son: el relativo al proceso de alta en el servicio y la creación de la cuenta, el envío de comunicaciones electrónicas y el profiling del usuario según sus gustos e intereses. Todos se tratan conjuntamente de acuerdo al consentimiento del usuario, aunque de acuerdo a la nueva normativa es muy cuestionable esa configuración.

Por otro lado, Coobis solo puede ser usado por mayores de edad. Ahora bien, teniendo en cuenta los muchos influencers menores de edad que operan en el mercado hoy en día, sería bueno que el servicio estableciera algún mecanismo para verificar ese datos, en la línea del artículo 8 RGPD.

Como último punto a destacar dentro de la privacidad, indicar que los derechos reconocidos a los usuarios no están actualizados a la nueva regulación del RGPD. Coobis únicamente te permite ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición. Sin embargo, estos derechos se han ampliado con la nueva normativa. Además, algunos de ellos (como el de cancelación) ya no existen como tal.

influencers

A nivel de Condiciones de Uso, debes crearte una cuenta (como editor/influencer o empresa/anunciante) y pagar según las métricas de cada soporte elegido (por ejemplo, redes sociales o blog, entre otros).

En cuanto a la forma de uso de la web, el usuario se compromete a utilizarla de forma lícita y a no obtener información o contenido que vulnere la normativa sobre propiedad intelectual/industrial o datos personales (sin olvidar que la propia Política de Privacidad de Coobis incumple con la normativa actual).

El usuario también consiente que Coobis pueda llevar a cabo tareas de control, en cualquier momento y sin previo aviso, respecto al contenido difundido o compartido en el servicio, especialmente los foros.

Por otro lado, el usuario podrá vincular su página web o redes sociales con cualquiera de las páginas de Coobis, siempre y cuando cumpla con una serie de condiciones que se exigen para ello.

En ese sentido, Coobis podrá dar de baja o no admitir webs o redes sociales que no considere de calidad por tener contenido duplicado, baja resolución o estar vinculadas a actividades contrarias a la ley.

Los influencers que se registren en la web tendrán un monedero personal donde la empresa o marca transmitirá la remuneración de las campañas que vayan realizando. Los influencers tendrán que generar contenido de calidad y original para cada una de las campañas que se les asignen, de no ser así Coobis podrá retirar el dinero abonado y dar de baja el perfil del influencer en cuestión. Además, ese contenido publicado deberá mantenerse en sus webs o redes sociales durante al menos un año, de lo contrario se descontará de su monedero el importe abonado por la marca.

El influencer/editor también debe prestar importancia a la URL del post compartido/vendido en Coobis, ya sea en relación a un cambio de la misma (se deberá redireccionar), su desaparición (se deberá reestablecer o perder lo ganado) o venta del canal o soporte del editor a un tercero (al que se deberá notificar para que lo envíe de nuevo y conserve).

También en relación a los pagos, si eres una empresa o marca será necesario crear un cuenta como anunciante y recargar el saldo de la misma, saldo que no se reembolsará y solo podrá utilizarse en servicios que ofrezca Coobis. De hecho, si transcurren 24 horas desde la recarga y la misma ha sido un error, Coobis no admite reembolso por ello.

Por último, y en relación a la duración, la misma será indefinida pero Coobis podrá dar por terminada, suspender o interrumpir unilateralmente, en cualquier momento y sin necesidad de preaviso, la prestación del servicio.

registro_coobis

En conclusión, Coobis presenta importantes deficiencias a nivel de privacidad. Por ejemplo, no incluye aviso alguno sobre la instalación de cookies, la Política de Privacidad no cumple con los nuevos requerimientos del RGPD y la captación de datos se hace bajo consentimientos globales cuando sería adecuado en algunos casos especificarlos.

El influencer debe prestar importancia al contenido creado y vendido para cada campaña, ya que debe ser original, mantenerse online al menos un año y no sufrir modificaciones en la URL, ya que eso puede condicionar los importes obtenidos.

Por último, si bien darse de alta es gratuito, contratar una campaña publicitaria supone abonar el importe que la plataforma te solicite para ello, importe que no será reembolsable en ningún caso (más allá de las primeras 24 horas). Además, debemos tener muy presente que, a pesar de que la prestación del servicio sea indefinida, la web podrá cancelar dicha prestación en cualquier momento y sin necesidad de dar un preaviso.

Para más información, síguenos en Instagram o Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.