¿Sabías que… más de 7.500 almas fueron vendidas por unos términos y condiciones?

Términos y condiciones, Paypal es el doble de largo que el Génesis de la Biblia

Síguenos en |     

Curiosidades, muy reales, del mundo de los términos y condiciones

Seguimos en una nueva edición de curiosidades del mundo términos y condiciones, esta vez centrada… en el más allá. :P

A modo de recordatorio, aquí no vamos a analizar políticas de privacidad como en el Blog, ni a monitorizarlas como con el Boletín, ni a geolocalizarlas como en el Mapa u organizarlas como en la Búsqueda por EdadesNo, aquí le sacamos punta y llevamos al primer plano de una forma distendida y más visual las muchas curiosidades reales que presenta este mundillo.

Todo ello con la intención de aproximar el universo de las temibles “Condiciones Generales de Contratación” a cuanta más gente mejor, de la forma más sencilla y atractiva posible. Si con eso conseguimos que se sientan mínimamente interesados, quizá a partir de ahí sea más fácil introducirlos a lo que en realidad conllevan, ni que sea a una pequeña parte.

¡Pasen y vean! Disponemos de una tira cómica jurídico-tecnológica, algunas píldoras de términos y condiciones, estadísticas sobre lo que ocurre en esta dimensión paralela, visualizaciones curiosas y quizá alguna que otra gamberrada. :P

¡Vamos allá!

1.- Acaban ustedes de vender sus almas, ¿imprimir factura?

Transcurría el 1 de abril de 2010, es decir el día de los Santos Inocentes anglosajón, cuando la tienda online de videojuegos Gamestation (la actual GAME) decidiera incluir en sus términos y condiciones una cláusula muy particular… Según la misma, cualquiera que ese día comprara un producto transfería a la tienda de forma irrevocable su alma :P Y sólo te daban 5 días laborables para entregarla si así te lo requerían, ¡qué desfachatez! Lo mejor de todo es que durante el proceso de compra la compañía incluyó un enlace que anulaba la “transferencia” y te premiaba con un cupón-regalo por haber descubierto la broma. A pesar de ello, el 88% de las compradores de ese día aceptaron. Es decir, las almas de más de 7.500 usuarios volaron…

Términos y condiciones, demonio 3 y tu alma

Continuar leyendo “¿Sabías que… más de 7.500 almas fueron vendidas por unos términos y condiciones?”

World of Warcraft cambia sus Condiciones de Uso

Síguenos en |     

Blizzard, el desarrollador de sagas de videojuegos tan populares como Diablo o Starcraft, modificó el pasado 23 de noviembre las Condiciones de Uso de World of Warcraft (en adelante WOW), el juego multijugador masivo por antonomasia en los últimos años. Curiosamente, el mismo día del cambio se celebraba el 8ª aniversario del lanzamiento de World of Warcraft.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Veamos en qué consisten los cambios:

  • En el punto XI, relativo a “Reembolsos”, se ha añadido una previsión señalando que todo lo indicado en esa cláusula en materia de reembolsos no restringe ni modifica los derechos del usuario establecidos por la Ley en cuanto a esta cuestión. Simplemente son una oportunidad de reembolso adicional que Blizzard ofrece. Por tanto, en cuanto al reembolso de lo pagado tenemos lo indicado por la Ley y como extra todo lo que Blizzard pueda ofrecer.
  • El punto XII, relacionado con “Administración de ‘World of Warcraft’. Cambios en las Condiciones de Uso”, se ha reducido a la mínima expresión pero manteniendo la base. Se ha eliminado bastante el detalle sobre qué puede cambiarse o cómo se comunicarán los cambios. La fórmula actual consiste en que cuando Blizzard cambie las Condiciones de WOW, enviará al usuario una notificación especial (antes se detallaban los diferentes medios en los que podía enviarse tal notificación, ahora no se indica cómo será). A partir de ese momento, el usuario tendrá un (1) mes para oponerse al cambio (tampoco se señala la forma correcta de oponerse). Si en ese mes desde haber sido comunicada/recibida la notificación el usuario no ha dicho nada y ha seguido jugando a WOW, significa que acepta las modificaciones realizadas.
  • Cambio en el punto XV, relativo a “Resolución”. Antes Blizzard se reservaba el derecho a resolver el contrato sin previo aviso al usuario si entendía que había habido un incumplimiento del contrato, con una excepción, que la infracción hubiera sido leve. Ahora ya no se habla de infracciones leves, sólo de graves (que en parte ya se mencionaban antes) y son en la actualidad las únicas que permiten a Blizzard resolver sin necesidad de avisar. Por tanto antes la regla general era resolver sin avisar, con la excepción de las infracciones leves, mientras que ahora la regla general es avisar siempre menos en las vulneraciones graves. ¿Qué se entiende por vulneración grave? Lo que ya se indicaba antes, todo lo incluido en la Sección III, pero también algo nuevo, la infracción repetida de otras cláusulas del contrato, incluidos incumplimientos que se hayan avisado previamente al usuario.
  • La cláusula XVI, “Reconocimientos”, ha perdido el apartado 12. Decía lo siguiente: 12. Usted responderá de cuantas actividades se lleven a cabo a través de su Cuenta y es responsable de velar por que cualquier otra persona que utilice una Cuenta registrada por usted para acceder al Servicio esté al tanto y respete los términos de este Contrato. Si usted tuviera conocimiento de cualquier fallo de seguridad efectivo o potencial incluida, sin ánimo exhaustivo, la pérdida, el robo o la divulgación no autorizada de su Clave, utilizará nuestro proceso automático de restauración. Lo que se decía era bastante lógico y razonable, tampoco es pues una eliminación trascendental.
  • La limitación de responsabilidad, cláusula XVII, ha cambiado por completo. Mientras que antes Blizzard se hacía responsable de poco, en condiciones muy concretas y se establecían además diferencias entre países según dónde se hubiera producido el acceso a WOW (para Alemania o Austria por ejemplo), ahora eso ha cambiado. La nueva cláusula se divide en dos apartados, el primero referido a cuándo Blizzard será responsable según la ley aplicable (sin diferenciarse entre países) y con especial significación en la negligencia grave. En general más razonable ahora. Luego el apartado 2 limita un poco lo indicado en el primero y dedica especial atención a qué se entiende por negligencia menor y cuándo se produce. La verdad es que sólo este cambio concreto podría dar para que alguien escribiera un post sobre el tema.

Y hasta aquí los cambios, que si bien son pocos, afectan a materias importantes en el fondo, ya sea la situación del reembolso de lo pagado, la resolución del contrato, las futuras modificaciones de las condiciones y su aceptación o la renovación en cuanto a parte del régimen de responsabilidad.

Hasta la próxima y feliz partida. :-)

—–