Privacidad en mensajería anónima: ¿me guardas un secreto?

Síguenos en |     

Secret, otras apps de mensajería anónima y su privacidad

Actualizado: según su nueva Política de Privacidad del 5 de Junio de 2014

La mensajería anónima está de moda.

Si lo de hablar cara a cara estaba en desuso, ahora se quiere hacer ya sin nombre ni apellidos. :P

Secret, Whisper o Rumr, entre otras, están en los últimos tiempos en boca de muchos por ser la nueva evolución ¿lógica? de las apps de mensajería al incluir ‘de serie’ el aspecto anónimo. ¿Pero en qué consiste la mensajería anónima? La idea de base es compartir opiniones o realizar comentarios sin que se conozca la identidad del autor. Luego cada aplicación añade su particularidad. Por ejemplo, una aplica ese concepto en un WhatsApp al uso pero con seudónimos, en otra compartimos anónimamente con nuestros contactos (no identificados) secretos inconfesables, mientras que en otra hacemos llegar a Internet en general nuestro secreto más profundo para que otras personas puedan simpatizar o no con lo expresado.

El punto común es que todo eso se hace siempre sin que nadie se identifique, ni el autor ni los simpatizantes o detractores. Por ejemplo, si anónimamente pongo de vuelta y media a un compañero de trabajo, en Secret ese mensaje se comparte con contactos de mi agenda que tienen la app (aunque yo no sé quiénes son), además de con extraños (según decide un algoritmo). Alguna de esas personas puede hacer “Me gusta” en ese comentario, entonces ese secreto se extiende a su red de contactos, y así hasta el infinito. Pero siempre sin saber quién es quién.

En el fondo se parece mucho al fenómeno de los Informers en Facebook o de la aplicación española Gossip.

Alguien puede pensar que servicios así no dejan de ser más que “tontunas”, pero la verdad es que Secret es una de las apps de moda por el Valle del Silicio y por ejemplo Whisper ha obtenido más de 20 millones de dólares de financiación (a finales de 2013).

Por tanto parece que tenemos mensajería anónima para rato.

Como es fácil imaginar, las posibles consecuencias legales de este tipo de servicios son llamativas. Poder tirar la piedra y esconder la mano es tentador y un fantástico caldo de cultivo para ilícitos contra la imagen u honor de alguien, la revelación de comunicaciones secretas o la distribución de información confidencial de peso. Pero dejo estos asuntos para los compañeros del ramo. ;-)

A mí lo que me interesa es la privacidad de estas aplicaciones, ¿en verdad puede uno rajar de quien quiera y el servicio no sabe quién lo ha hecho? ¿Son estos servicios nidos de impunidad, más cuando normalmente no se llegará al delito grave?

Pues la verdad es que en el fondo muy privados tampoco parecen.

Vamos a hacer dos cosas, en primer lugar exponer toda una serie de elementos llamativos de los términos y condiciones de Secret, la app de referencia en esto de la mensajería anónima. En segundo lugar, presentar una comparativa de 5 apps del gremio en la que se ven a vista de pájaro cómo se diferencian unas y otras en los usos de privacidad.

¡Vamos allá!

Continuar leyendo “Privacidad en mensajería anónima: ¿me guardas un secreto?”