Nace el Mapa de los Términos y Condiciones

Síguenos en |    

He aquí la primera novedad de este 2013, el mapa de los términos y condiciones.

La idea surge de intentar plasmar de una forma estructurada pero más visual, la información geográfica valiosa proporcionada por las múltiples políticas y condiciones de los diferentes servicios. De toda esa información, más de la que parece a priori, la que inicialmente más merecedora de un mapa me pareció fue la relativa a las transferencias internacionales, o lo que es lo mismo, la información que indica la región/país en la que los datos de carácter personal son tratados.

No geolocalizo en el mapa dónde exactamente se almacenan, procesan o guardan los datos, sino el país/región donde, siempre según lo dicho por sus términos y condiciones, se tratan los datos. Por ejemplo, si Facebook dice en el punto 17.1 de su Declaración de Derechos y Responsabilidades: “Das tu consentimiento para que tus datos personales sean transferidos y procesados en Estados Unidos”, a efectos de Facebook, Estados Unidos es el punto de anclaje y la referencia geográfica. Y si bien luego en el mapa Facebook es geolocalizada exactamente donde tiene su cuartel general, aunque muy probablemente no sea allí donde procese/almacene/trate los datos, tal “compromiso” es necesario para hacer legible y visible el mapa, en definitiva hacerlo útil. En cualquier caso, el lugar relativo a Facebook geolocalizado en el mapa se localiza en EE.UU., por tanto el nexo de unión Facebook – Estados Unidos en cuanto a datos personales se respeta.

De todos modos, cada empresa/servicio geolocalizado incluye una ficha con información extra, como por ejemplo las referencias que la concreta Política de Privacidad pueda hacer a otros países en los que también cabe la posibilidad de que los datos se traten/procesen/almacenen. Además, se indica si la empresa está adherida a Safe Harbor, la legislación y jurisdicción aplicables según los términos y condiciones y si hay algún post relacionado con el servicio en el blog.

La finalidad del mapa es ofrecer información que pasa normalmente desapercibida de una forma más clara, visual y, si es posible, útil. Como muestra un botón, de los servicios hoy por hoy geolocalizados (poco más de una veintena), más del 75% mencionan o tienen como destino final EE.UU. Si los datos personales son la nueva moneda de cambio, parece que hay un país bastante bien situado.

En cualquier caso, el mapa todavía está verde, quedan pendientes múltiples refinamientos y falta infinidad de contenido, pero no quería darle más vueltas y prefería lanzarlo ya y hacerlo evolucionar fuera del laboratorio. Veremos hasta dónde me lleva, ya que por lo visto en estas semanas, “La red es vasta e infinita”. ;D

Agradecimientos por el apoyo técnico a Esteve, por el feedback jurídico a Ruth, Noemí y Celestino y por su santa paciencia a mi hermano. ;-)

¡Gracias y feliz mapeado!

—–

Hola mundo! :-)

Síguenos en |    

Estreno aventura.

El objetivo de esta nueva iniciatiava es analizar y comentar los montones y montones de páginas y páginas de términos, condiciones y políticas que invaden nuestra vida digital y que aceptamos sin mayor miramiento.

La idea hace tiempo que me ronda, pero no hacía nada. Pero a la vez seguía sin encontrar una web en castellano que, más allá de los casos puntuales, se dedicara única y exclusivamente a analizar los términos y condiciones de los servicios y productos digitales que usamos. Porque el mundo de los términos y condiciones no acaba en Facebook, Google o Twitter.

Fue entonces esta noticia de hace un par de semanas la que me decidió a ponerle hilo a la aguja. Según la misma, sólo con las políticas de privacidad, necesitaríamos 76 días laborales de 8 horas para leer todas las que aceptamos a ciegas durante un año. Una barbaridad.

Bueno pues, vamos a ver si se puede ayudar un poco desde aquí a reducir ese tiempo y aumentar la seguridad y visibilidad de lo que aceptamos.

Sé que algún día me voy a querer tirar por el balcón y que llevará tiempo de lectura y consulta, pero creo que en el fondo será muy positivo, aprenderé y me obligará a explorar materias que me resultan desconocidas o se han oxidado.

Vaya por delante que mi objetivo no es analizar los términos y condiciones de los típicos servicios mayoritarios, aunque también ocurrirá obviamente, sino los más “desconocidos” al público en general aunque millones de usuarios usan en el día a día.

Nos leemos! :-)

—–