Twitch – 13 detalles sobre sus términos y condiciones

Síguenos en |     

¿Qué aguarda legalmente en Twitch, el servicio de referencia para retransmitir eventos deportivos electrónicos?

Actualizado: según los cambios implementados en marzo y mayo de 2014 en sus términos y condiciones

Twitch, el servicio para la retransmisión de eventos deportivos electrónicos (los llamados e-sports/e-deportes) se ha convertido en poco más de dos años en un servicio de referencia. De hecho ya hay quien dice que ostenta el monopolio en este sector del streaming de e-deportes.

Surgido de la mano de los creadores de Justin.tv, nació en junio de 2011 con una clara finalidad, permitir a los usuarios retransmitir sus partidas, multijugador o no, al videojuego que le interesara. Dos años y 35 millones de usuarios mensuales después, Twitch es la referencia en este sector del streaming videojueguil. De modo que cualquier evento mundial o no relacionado con videojuegos, raro es que no sea retransmitido vía Twitch.

Pero no queda ahí la cosa, tanto PlayStation 4 como Xbox One han adoptado Twitch como canal oficial para que los usuarios de cada respectiva consola puedan hacer directamente streaming desde su dispositivo en relación al juego que estén disfrutando o ver las retransmisiones de otros. Es decir, que las batallas caseras al Sing Star o derivados ya se podrán retransmitir al mundo entero si hace falta. :P De hecho el servicio ya ha causado una primera y respetable polémica en la consola de Sony gracias a esta nueva función. Por tanto la explosión de Twitch no ha hecho más que comenzar.

De modo que resulta muy interesante saber qué dicen los términos y condiciones de Twitch. Principalmente se componen de unos Terms of Service y una Privacy Policy, a los que hay que añadir unos Terms of Sale, política de cookies, uso de la marca, eventuales infracciones de propiedad intelectual y la selección/exclusión de publicidad personalizada.

Recordar que la geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, pueden encontrarse en el Mapa de Términos y Condiciones.

Por tanto y sin más dilación, vamos allá con 13 detalles sobre los términos y condiciones de Twitch:

  • Son unos términos y condiciones largos, únicamente teniendo en cuenta las Condiciones de Uso y la Política de Privacidad, ya se van hasta las 10.231 palabras. Pero más que largos, son muy concienzudos a la hora de detallar cada apartado, ya que en el fondo no son unos términos y condiciones especialmente “raros”.
  • Para usar Twitch no puedes tener menos de 13 años. Entre 13 y 18 años, se requiere la supervisión del tutor legal que haya aceptado someterse a los términos y condiciones.
  • Twitch nos concede por regla general una licencia limitada, revocable y no sublicenciable para uso personal o comercial-interno del servicio. Ahora bien, existe un tipo de usuario llamado “Broadcaster” que puede retransmitir ya sea en directo o grabado su contenido, de acuerdo a una licencia personal, limitada, no exclusiva, revocable y no transferible.
  • En todo caso, ser Broadcaster implica que Twitch tenga acceso al contenido compartido en los siguientes términos: mundial, no-exclusivo, gratuito, transferible, sublicenciable y perpetuo para casi cualquier cosa y en tiempo presente o futuro. Además también pueden asociar tu nombre usado al contenido compartido. Por tanto ser broadcaster permite hacer más cosas y el contenido subido es nuestro, pero se licencia a Twitch en términos excesivamente amplios y generosos.

  • El contenido, sea del tipo que sea y subido al servicio por un usuario no Broadcaster, se licencia en favor de Twitch de forma mundial, no exclusiva, perpetua, gratuita, sublicenciable e irrevocable. Mientras tanto, a no ser que una pieza de contenido de un Broadcaster haya sido ya descargada por un usuario, su eliminación pone fin a la licencia. Por tanto la perpetuidad de la licencia en favor de Twitch es relativa en el caso de los usuarios Broadcaster, limitándose mayormente al uso del servicio y mientras el contenido no se elimine.
  • Los usuarios que retransmiten contenido, los Broadcaster, deben ajustarse a un pequeño código sobre promociones (únicamente realizables en Estados Unidos) y tener en cuenta pautas varias sobre el uso adecuado y responsable del contenido retransmitido. Algo de lo que se hace completamente responsable el usuario.
  • Pueden cambiar los términos y condiciones en cualquier momento y a su discreción, aún y así, siempre que haya cambios (sobretodo “materiales”) avisarán vía la web, email u otro método. Esos cambios materiales (concepto no definido) entrarán en vigor a los 30 días de su publicación. Aceptaremos los cambios por el uso continuado del servicio una vez publicadas las modificaciones.
  • Twitch eliminará tu cuenta sin avisar si entiende que eres un infractor reincidente, es decir, que en dos o más ocasiones hayan eliminado el contenido del usuario. En todo caso, aunque no seas reincidente, se reservan el derecho de dar por finalizada tu cuenta.
  • En materia de datos personales, lo primero a destacar es que hay 4 fuentes de información: los datos proporcionados por el usuario (nombre, email o número de teléfono), los proporcionados por cookies de todo tipo (hábitos de uso y consumo en general), los automáticamente recogidos (IP, ID de usuario, páginas vistas, navegador empleado, localización o sistema operativo) y la que terceros proporcionan (anunciantes o servicios de terceros a los que se haya dado permiso, por ej. la interconexión con la cuenta de Facebook).
  • Los datos transferidos se alojan fuera del Espacio Económico Europeo y por regla general se conservarán en EE.UU. u otros países en los que Twitch pueda operar. En cualquier caso, desde mayo de 2014 Twitch está adherido a Safe Harbor. ¿Qué se hace con esa información? 5 cosas principalmente: proporcionar el servicio, atención al cliente en forma de las notificaciones que correspondan, publicidad, analítica y agregación de datos para uso interno o externo, por ej. en caso de anunciantes.
  • ¿A quién proporciona Twitch la información? Por regla general no comparte la información personal si no media consentimiento del usuario. En todo caso, si la información publicada se encuentra en sitio públicos de la web, cualquier usuario de Internet la podrá ver. La información agregada y no identificable de los usuarios puede darse a entidades interesadas en analítica y estadística. Luego se proporciona a las entidades estrictamente necesarias para la prestación del servicio (los responsables del alojamiento, por ej.), también si se entiende que la Ley obliga a ello y finalmente para la defensa de la entidad, sus propiedades y usuarios.
  • Twitch también contempla los “Actos de Dios” como una causa de exclusión de responsabilidad, igual que por ejemplo hace Instagram.
  • En caso de conflicto, Twitch y el usuario se someten a arbitraje en Santa Clara, California, exceptuando casos relativos a propiedad industrial o intelectual. Además, te hacen renunciar (hasta donde la ley lo permite) a la interposición de demandas colectivas. En cualquier caso una previsión no aplicable a un usuario europeo.

Y hasta aquí el resumen. ¡Feliz retransmisión! :-)

PD: Dados los rumores que han circulado recientemente sobre si Youtube adquiere Twitch, ahí va una comparativa sobre un servicio y otro en materia de propiedad intelectual y sus respectivas licencias:

Youtube y Twitch, comparativa sobre sus licencias de contenido

—–

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.