Instagram actualiza su Política de Privacidad

Instagram, la red social de fotografía con filtros que adquirió Facebook este año y que ya supera los 80 millones de usuarios, cambió antes de ayer (30 de agosto) su Política de Privacidad. ¡Al fin!

Digo que al fin porque desde hace meses están añadiendo a la aplicación y la web funcionalidades que iban mucho más allá de lo establecido en la antigua Política de Privacidad, pero seguían sin cambiar ni una coma del texto. Pues bien, aquí está el cambio.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Veamos las novedades:

  • Al inicio del texto, nos ofrecen ahora una panorámica o “Snapshot” del contenido de la Política de Privacidad, para que podamos saber rápido y fácil la información que reciben, cómo la usan, con quién la comparten y qué almacenan.
  • Han desaparecido las constantes referencias a la web que había en la anterior Pol. de Privacidad, ahora Instagram es el servicio móvil, la web y cualquier otro software relacionado con Instagram. Mucho más lógico que lo de antes.
  • La información que Instagram recoge de nosotros se indica bastante detalladamente. De hecho, se dice que recogen información cuando se la proporcionamos, a través de la búsqueda de amigos, por analítica de datos, cookies, logs, identificadores de los diferentes dispositivos y metadatos. ¡No está mal!
  • Sí o sí damos a Instagram: un nombre de usuario, una contraseña y en correo electrónico. Luego podemos añadir si queremos una foto de perfil, un número de teléfono y los apellidos. Finalmente damos información a través de nuestra interacción con la aplicación (fotos, comentarios, etc.)
  • Si decidimos usar la opción “Encuentra a mis Amigos”, damos a Instagram acceso también a nuestra lista de contactos en el dispositivo. Esta funcionalidad también puede usarse a través de apps de terceros. Los datos que esa app de tercero proporcine, pasan a estar gobernados bajo la Política de Privacidad de Instagram.
  • La información obtenida vía analítica, sitios visitados por ejemplo, dicen que está lo suficientemente anonimizada como para no permitir la identificación de un usuario.
  • Se ha añadido una web informativa sobre el uso de Cookies, tanto por parte de Instagram como por terceros que puedan usarlas para proporcionar publicidad segmentada.
  • Al usar el servicio proporcionamos de forma automática la IP, el navegador, las webs de entrada y salida o el número de clics realizado, entre otros datos.
  • Instagram también recoge, o puede hacerlo, el identificador del teléfono o tablet usado para acceder al servicio, todo ello con la intención de conocer el hardware, sistema operativo o software usado al visitar Instagram desde esos dispositivos. También se usa esta información para proporcionar contenido o publicidad personalizada.

  • A través de metadatos, (hashtags, geotags, comentarios u otros datos), también recoge información Instagram sobre nosotros. De hecho, si incluimos hashtags o geotags a una foto a través de la API de otra app, la latitud y longitud serán almacenadas junto a esa foto y la misma podrá ser buscada en un mapa por ejemplo, si decidimos hacerla pública.
  • Toda esa información recogida puede ser usada con varios objetivos (determinar patrones demográficos, identificar la efectividad del servicio, organizar eventos y concursos o desarrollar nuevos servicios), siendo uno de los destacables la posibilidad de proporcionar contenido personalizado a nosotros y a nuestra comunidad como puedan ser anuncios online u otras formas de publicidad.
  • Por defecto Instagram no compartirá la información recogida con terceros sin nuestro consentimiento, pero hay bastantes excepciones. La primera, con las organizaciones que le ayudan a proporcionar el servicio Instagram (vaya, desde el que da el hosting al que proporciona las herramientas de seguimiento). Segundo, con socios publicitarios con los que tengan un acuerdo para proporcionarnos anuncios personalizados de nuestro interés. Tercero, todo dato que hayan conseguido anonimizar. De hecho, si mezclando unos datos con otros la información no permite la identificación de un usuario, también se puede compartir.
  • Si eliminamos contenido que antes se ha hecho público, esa información puede seguir siendo visible vía caché o páginas archivadas o terceros que mediante el uso de la API de Instagram la hayan copiado.
  • En caso de que Instagram cambie de manos, toda la información recogida puede ser entendida como un ítem objeto de venta o transferencia.
  • Toda la información recogida va camino de EEUU, ya lo sabíamos, pero ahora también puede ir hacia otros países en los que Instagram o una organización del mismo grupo de empresas tenga instalaciones (¿alguien dijo Facebook). Si eres usuario de la Unión Europea, también consientes que esto pueda ocurrir.
  • Una vez nos demos de baja del servicio, Instagram puede conservar nuestra información por un período de tiempo comercialmente razonable a efectos de backup, archivo o auditoria. ¡Vamos, que nos han pillao!
  • Se ha establecido un mecanismo para gestionar la cuenta de un usuario de Instagram que haya fallecido.

Y hasta aquí los cambios, ¿No están mal, eh? :P

—–

4 respuesta a “Instagram actualiza su Política de Privacidad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.