IFTTT – 13 detalles sobre sus términos y condiciones

Síguenos en |     

¿Ocultan algo significativo los términos y condiciones de la app de automatización del momento, IFTTT?

IFTTT, pronunciado “ift” (como en gift), es un servicio que permite interconectar canales (Facebook, Twitter, el email o el tiempo, entre muchos otros) y los perfiles que uno tenga en esos canales, para generar “recetas” o acciones personalizadas para el usuario.

O lo que es lo mismo, IFTTT funciona según la regla por la cual “Si ocurre esto, entonces que ocurra aquello otro” (If This Then That, en inglés). De esta forma el usuario puede automatizar cantidad de procesos y tareas diarias que por su naturaleza son muy mecánicos. Por ejemplo, aprovechando los más de 60 canales ya soportados, podemos programar que cada vez que nos etiqueten en Facebook, esa foto se vaya automáticamente a Dropbox. O que cada vez que subamos una foto a Instagram, ésta sea la nueva foto de perfil en Twitter. O que todos mis check-ins mensuales en Foursquare se organicen en una nota de Evernote. Y así casi hasta el infinito.

Es decir, IFTTT permite que uno pueda convertirse en super usuario a base de una ingente cantidad de automatización de procesos. De hecho a más de uno seguramente le recordará a algo bastante parecido como es Yahoo Pipes (que también puede conectarse con IFTTT).

En todo caso, IFTTT está comenzando a coger cierta fuerza, a pesar de ser un servicio con menos de 3 años, y creo que es buena idea echarle un vistazo a sus términos y condiciones, especialmente interesantes por la presencia de una gran interacción entre servicios de terceros. Se componen de unos Terms of Use y una Privacy Policy. Reseñar que las Condiciones de Uso incluyen unos mini términos aplicables también para quien emplee el servicio vía su app para iOS.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Veamos pues 13 detalles sobre los términos y condiciones de IFTTT:

  • No son unos términos y condiciones cortos, alcanzando concretamente las 5710 palabras, y completamente en inglés (la única versión disponible).
  • Da la sensación de haber habido poca comunicación entre quien escribía las Condiciones de Uso y la Política de Privacidad, ya que en varias materias una y otra parecen contradecirse. Un primer ejemplo lo encontramos en la edad para usar el servicio. Según las Condiciones de Uso debes necesariamente tener 18 o más años para emplear IFTTT, pero de acuerdo a la Política de Privacidad si eres menor de 18 y cuentas con el consentimiento paterno, puedes emplearlo. Los menores de 13 años, con o sin consentimiento, están excluidos.
  • Un segundo ejemplo lo identificamos a la hora de modificar las políticas, nuevamente diferentes criterios. Según se indica, las Condiciones de Uso pueden ser actualizadas a criterio de IFTTT, que colgará los cambios en la web y nosotros  seremos responsables de estar pendientes de ellos. Además, los aceptaremos si seguimos usando el servicio tras su actualización. Mientras tanto, la Política de Privacidad dice que no reducirá nuestros derechos sin consentimiento explícito y que en todo caso cualquier cambio que se cuelgue en la web no entrará en vigor hasta pasados 30 días.
  • No cabe el uso comercial de IFTTT, únicamente el personal. De hecho el servicio puede ser suspendido o limitado en cualquier momento y por cualquier razón, además de poder adoptar una modalidad de pago.
  • No es posible crear una cuenta usando el nombre de otra persona con la finalidad de robarle su identidad, emplear un nombre protegido por derechos de terceros o un nombre vulgar u obsceno. Tampoco se permite el uso de una cuenta de IFTTT por un tercero que no cuente con la debida autorización.

Continuar leyendo “IFTTT – 13 detalles sobre sus términos y condiciones”