DuckDuckGo – 13 detalles sobre su privacidad

¿Qué aspecto presenta la privacidad del buscador web DuckDuckGo?

DuckDuckGo, el buscador web alternativo a Google, Bing o Yahoo (y fundado por Gabriel Weinberg en 2008), promete niveles de privacidad a los que el resto de buscadores más “comerciales” no parecen poder comprometerse a priori. Promesas que parecen funcionar a la vista de sus estadísticas de uso recientes, y es que en 2013 DuckDuckGo superó por primera vez los 1000 millones de búsquedas, consiguiendo récords a los pocos días de estallar el escándalo NSA/Snowden.

¿Pero qué dicen los términos y condiciones de DuckDuckGo? ¿Dan a entender ese nivel de privacidad del que tanto se congratulan frente a la competencia? Veamos a ver qué dice su Política de Privacidad, único texto legal de este buscador web alternativo:

  • Presenta una extensión de 2129 palabras en inglés (de Estados Unidos), unas 8 páginas. Con todo, es de las pocas políticas de privacidad que se acompaña de 2 versiones ilustradas (Don’t Track Us y Don’t Bubble Us, ambas en castellano) bastante interesantes y únicas en el mundillo.
  • DuckDuckGo presenta como gran particularidad que cuando buscas algo con ellos y haces clic en un enlace, por defecto te redirecciona de tal forma que los términos de búsqueda empleados no se comunican a esa web visitada, como ocurre en otros muchos buscadores. Algo que en todo caso puede desactivarse.
  • Presenta también una versión cifrada (HTTPS), que en todo caso es más lenta y sí indica los términos de búsqueda utilizados a la web de destino, si también usara HTTPS. De todos modos, no proporciona esos términos de búsqueda a los ordenadores por los que viaja nuestra petición desde nuestro ordenador al de DuckDuckGo.
  • Para llevar un paso más allá la privacidad, incluye un método HTTP llamado POST Request (desactivado por defecto), según el cuál no se muestra en tu navegador la búsqueda, y de ahí que no se envíe a las webs que visites. Ahora bien, esto estropea el botón “Atrás” de los navegadores y hace imposible compartir la URL de tu navegador con un simple copiar/pegar.

  • Por si fuera poco, vía la sintaxis del buscador, se puede activar la navegación a través de un proxy; basta escribir en la caja de búsqueda “!proxy” más el dominio que queramos visitar para activarlo. En todo caso, avisan que ello ralentiza la navegación.
  • DuckDuckGo no recoge ninguna información personal cuando lo usas. Es decir, no hay forma de vincular tus búsqueda a ti ya que no almacenan ni tu IP ni  el llamado User Agent.
  • Dice DuckDuckGo en su Política de Privacidad que tampoco emplea por defecto cookies, dificultando por tanto la vinculación entre tus búsquedas y tu persona al faltar el identificador único que muchas veces se añade vía las galletitas.
  • ¿Qué datos recopila por tanto DuckDuckGo? Si cambias la configuración por defecto, usa una cookie (si quieres, ya que pueden usarse otros sistemas de almacenamiento) para guardar los cambios y en todo caso nunca de forma que te pueda identificar. Si usas la sintaxis avanzada, se emplea otra cookie para recordar las fórmulas más empleadas, pero ocurre lo mismo que antes. Las búsquedas que hagas se guardan, pero no de forma personalizada o vinculada a identificadores concretos.  Finalmente, si se proporciona feedback de forma no anónima, almacenan el correo electrónico.
  • Entre los datos que pueden llegar a recopilar, está la información extraída de códigos de afilados añadidos en productos de determinadas tiendas online, pero de nuevo sin vínculo concreto entre una posible compra y un usuario. De esta forma DuckDuckGo gana un pequeño porcentaje cada vez que alguien compra en una de esas tiendas. No se comparte información personal alguna con la tienda, y información de producto obtenida es agregada y anónima, de forma que no puede vincularse a un particular.
  • La información que comparten consiste en los términos de búsqueda usados para llegar hasta las webs visitadas, pero únicamente si se desactiva el sistema por defecto y no se emplea una alternativa como HTTPS o POST Request.
  • DuckDuckGo atiende los requerimientos gubernamentales o de cuerpos de seguridad por razones legales, pero no espera que pueda proporcionarles nada útil ya que no almacena información personal alguna.
  • Los cambios sustanciales (concepto que no se define) serán señalados aquí con 30 días de antelación, incluyendo un “Updated” rojo en la Política de Privacidad situada en el pie página de la web. Justamente en esa web no hay footer ni enlace directo a la política de privacidad… En todo caso, al inicio se señalan con bastante detalle los cambios realizados hasta ahora en el texto.
  • Como curiosidad final, se menciona una alternativa como buscador web, también del mismo estilo que DuckDuckGo y denominado Ixquick.

En conclusión, parece que las promesas de privacidad de DuckDuckGo se aproximan a la realidad, al menos por lo que cuentan en sus términos y condiciones. Falla quizá algo en materia de cambios (aunque luego los indica con precisión), no habla sobre los tiempos de retención o el lugar en el que aloja los datos recopilados, pero destaca positivamente su no almacenamiento por defecto de los términos de búsqueda, el acceso a proxies vía simplemente la sintaxis del buscador, el reducido uso de cookies que lleva a cabo y en general el escaso aprecio por nuestros datos personales.

Será cuestión pues de empezar a usarlo más (yo los días que llevo empleándolo he quedado sorprendido gratamente).

¡Feliz búsqueda!

—–

2 respuesta a “DuckDuckGo – 13 detalles sobre su privacidad”

  1. Pingback: Anónimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.