13 detalles sobre la privacidad de Snapchat – Actualizado

ACTUALIZADO el 04/10/2016, de acuerdo a los cambios de finales de septiembre 2016 | Novedades en verde.

Los mensajes de Snapchat son efímeros, ¿pero y tu privacidad?

Snapchat, el servicio de mensajería efímera para fotos nacido por allá septiembre de 2011, ya no es obviamente flor de un día. De hecho, ahora la empresa con la que se contrata se llama Snap (la app mantiene el nombre).

Con más de 700 millones de fotos enviadas por día y una valoración superior a los 4 billones de dólares, parece claro que es y será un jugador de peso en el lucrativo mercado de la mensajería en los próximos años.

En todo caso, ha tenido en los últimos tiempos algunas polémicas sobre su privacidad bastante destacadas: un importante crackeo a finales de 2013, las más de 100.000 imágenes supuestamente eliminadas reaparecidas o sus mejorables previsiones legales justo en materia de privacidad.

Vamos allá pues, primero con 3 novedades en sus Condiciones de Uso:

1.- La licencia que damos sobre nuestro contenido a Snapchat les permite ahora alojar y almacenar ese contenido (en las mismas condiciones que antes, eso no ha cambiado). De forma que contenido que en teoría has eliminado, podría tenerlo en sus servidores. Sin embargo, en ningún momento se indica que eso afecte a las conversaciones privadas, sino al contenido compartido en sus canales públicos, como la opción Live Story.

2.- Relacionado con el anterior, ahora hay una nueva licencia en favor de Snapchat y sus socios comerciales (no citados), de forma que puedan usar tu nombre, aspecto y voz en cualquier contenido compartido en sus canales públicos, presentes o futuros. Además, de forma indefinida y gratuita. Vamos, que no te pagarán por eso que compartiste en una de sus Live Stories si al final acaba en un anuncio del socio comercial.

3.- Para los usuarios de EE.UU., se incluye ahora una cláusula de sometimiento a arbitraje (es decir, si hay problemas nada de ir a tribunales menos en casos muy concretos) y una renuncia por parte del usuario a presentar demandas colectivas.

Sobre la Política de Privacidad ahora (destacando las novedades en verde):

  • Los términos y condiciones pueden cambiar, pero avisarán siempre. A veces cambiando la fecha de “Última actualización” y otras con un aviso en la web o una notificación. 
  • Para usar el servicio debes tener al menos 13 años. Antes en el caso del servicio Snapcash debías tener 18 años, pero esa referencia desapareció. También desapareció la referencia Snapkidz, que permitía usar el servicio a menores de 13 años.
  • Para crear una cuenta en Snapchat, mínimo debes dar: un nombre de usuario, tu número de teléfono, una contraseña, un correo electrónico y tu fecha de nacimiento. 
  • La información que automáticamente das al servicio es considerable: navegador web, idioma, IP, páginas vistas, mensajes enviados, a quién, hora y fecha, con quién intercambias más mensajes, dispositivo usado, su sistema operativo, su MAC e IMEI o información de diagnóstico en caso de error. También los anuncios vistos, las Live Stories consultadas, tu localización en función del giroscopio, acelerómetro y otros sensores de tu dispositivo, los filtros vistos, las búsquedas realizadas o los identificadores únicos de apps. 

  • Snapchat recogía antes de forma automática las apps instaladas en tu móvil cuando se daba un error al usar el servicio. Esa frase desapareció, pero se sigue recogiendo información cuando eso ocurre. Simplemente no indica ningún ejemplo de información. 
  • También acceden automáticamente, aunque si lo hemos consentido expresamente, a la agenda de contactos, nuestras fotos y sus datos, así como nuestra ubicación si activamos la geolocalización.
  • Snapchat usa los datos recogidos para: dar el servicio; contactar contigo y enviarte publicidad, analizar el uso de la app, mejorar el servicio, personalizar el servicio y sus anuncios, prevenir fraudes y otros fines para los que la información haya sido recogida. Además, alguna información puede quedar almacenada en tu dispositivo a efectos de caché y hacer que la app y el contenido funcionen más rápido. Recordar que el  snapcode y la foto de perfil pueden ser compartidas de forma pública. Dos nuevos usos: 1) contextualizar la experiencia por ej. etiquetando “Recuerdos” con localización precisa; 2) teledirigir y medir mejor los anuncios si tienes localización precisa activada. El tema de la localización precisa se debe haber consentido.
  • En cuanto a los anuncios, una novedad, se establece un sistema similar al de Facebook para mostrarlos según intereses. Algo que puede gestionarse desde preferencias de la cuenta. Por cierto, ha desaparecido la referencia a Do not Track.
  • Vivas donde vivas, consientes que los datos recogidos por Snapchat se almacenan y tratan en Estados Unidos y “otros países”La novedad ahora es que puede almacenarse en otros países y que Snap también se ha adherido al nuevo sistema para intercambiar datos entre Europa y EE.UU. llamado “Privacy Shield”.
  • Cómo comparte los datos Snapchat: para el envío y recepción de mensajes, para prestar determinadas funciones (vídeo o detección de capturas de pantalla), en historias públicas, para encontrar amigos en el servicio, para que vean tu perfil, con terceros necesarios para prestar el servicio (por ej. alojamiento), con socios comerciales, por un proceso legal, el gobierno, una venta u otro que consientas. Snap también habla ahora de su familia de empresas y que puede compartir con ellas nuestros datos.
  • También se comparte información de forma anónima para determinados usos del servicio (por ej. darte pistas sobre si una petición de amistad es o no de fiar) y campañas publicitarias propias o con terceros que lleven a otros servicios.
  • Los mensajes se eliminan por defecto, pero hay varias excepciones: si alguien hace una captura, si se usa la opción “Replay, Live Story”, si lo publica en una historia privada (dura entonces 24 horas), si se comparte en una historia pública y si un chat es guardado o fotografiado. En todo caso, un mensaje eliminado puede todavía perdurar durante un tiempo breve o incluso ser recuperado.

Recordar en todo caso que hay contenido que Snapchat puede conservar de forma indefinida, aunque haya sido eliminado, si ha sido compartido en sus canales públicos (por ejemplo Live Story). Ya sea para reutilizarlo en el servicio o con terceros. También se recopilan metadatos, que si bien son recuperables, es difícil eliminarlos en determinado periodo de tiempo.

Por otro lado, la información enviada podría ser accedida mediante técnicas de informática forense o desde el almacenamiento temporal del dispositivo. 

La novedad ahora es que el proceso de eliminación que la app realiza sobre el contenido, puede ser suspendido si legalmente es necesario o para hacer cumplir los términos y condiciones. 

  • El acceso a determinada información personal puede ser denegado si supone un esfuerzo desproporcionado, la petición pone en riesgo la privacidad de otros, es repetitiva o directamente ilegal. Además, aunque la voluntad es que el derecho de acceso sea gratuito, se podría cobrar por ello si el esfuerzo técnico fuera muy considerable.
  • Si decides eliminar tu cuenta, tendrás hasta 30 días para restablecerla. Durante ese tiempo la cuenta no estará visible al resto de usuarios.

¡Feliz snap! :D

—–

Una respuesta a “13 detalles sobre la privacidad de Snapchat – Actualizado”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.