Términos y Condiciones
Posted on diciembre 18, 2012 by Jorge Morell Ramos on Blog, Condiciones de Uso

Modificado el Acuerdo de suscriptor a Steam

Steam, la mayor plataforma y tienda de juegos online creada por Valve por allá 2003, cambió la semana pasada algunos aspectos de su Acuerdo de Suscriptor. Cambio que hizo sin dar cuenta del mismo a los usuarios (o al menos yo como usuario de Steam no he recibido aviso alguno).

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

¿Qué nos aguarda tras estos cambios? Pues algunas modificaciones “interesantes”.

Veámoslas:

  • Para empezar un cambio destacado en el apartado 6 del Acuerdo, dedicado a la información generada por el usuario (por ejemplo chats, mensajes en los foros, apodos usados en pantalla, selecciones de partidas, rendimientos de usuarios, datos de uso, sugerencias sobre productos o servicios de Valve y notificaciones de errores, entre otros). Tal contenido ya no sólo se licencia muy generosamente a Valve, ahora también a sus “empresas asociadas”. Ni en este ni en otros acuerdos legales he podido encontrar quiénes son tales empresas, pero estaría bien saberlo. Sobretodo teniendo en cuenta que la licencia es francamente amplia y puede no suponer ni tan siquiera la atribución por autoría…
  • Se reformula la introducción ligeramente respecto a con quién contratamos, en función de si nuestra residencia principal radica en un país de la Unión Europea o no. En realidad se dice lo mismo que antes, solo que algo menos claro.
  • Ahora se deja clarísimo que el apartado 12 del Acuerdo, relativo a “Resolución de conflictos/arbitraje vinculante/renuncia a demandas colectivas”, no resulta aplicable a quien viva en la Unión Europea. Antes se decía que si el usuario de Steam no vivía en EE.UU., era posible que esea cláusula, total o parcialmente, no le fuera aplicable. Eso se ha eliminado y se dice expresamente “Si vive en la Unión Europea, el apartado 12 no se aplica para usted”. Mejor.
  • Al hablar de los artículos virtuales con los que un usuario de Steam, como suscriptor, puede comerciar, se ha añadido el inciso “…que venda o compre en el Bazar de Suscripciones”. Por un lado el cambio se produce porqué el nombre del Bazar ha cambiado (de Bazar de Intercambio a Bazar de suscripciones) y por otro para hacer más hincapié en que ese comercio de bienes virtuales puede implicar tanto la venta como la compra de los mismos, mientras que antes únicamente se hablaba de comercio en general.
  • La letra B del apartado 2, relativa a “Términos aplicables al software beta”, es donde más cambios hay pero en realidad prácticamente todos son cosméticos. Es decir, se sigue diciendo lo mismo de antes sólo que de otra forma (en algún caso para mejor, en otro algo más confuso). Quizá el mayor cambio sea en el punto iv) de esta letra B, cuando se dice que el software beta puede causar incompatibilidades o daños en el ordenador (algo que el suscriptor a Steam asume al aceptar este Acuerdo). La diferencia radica en que antes no se hablaba de causar, sino de ocasionar. El matiz es mínimo, pero bueno, ahí está. Por lo demás igual.

  • En cuanto a la letra C del apartado 3, relativo a la “Cartera de Steam”, se ha añadido este inciso final: “Es posible que de vez en cuando modifiquemos el sistema de control de cuentas de la Cartera de Steam y los límites de uso, o que impongamos otros distintos.” Es decir, Valve deja la puerta abierta a establecer mayor flexibilidad a la hora de usar la cartera de Steam. Lo curioso es la expresión “de vez en cuando”. ¿Quiere decir que los cambios pueden ser únicamente temporales? ¿Y a pesar de esa temporalidad avisarán de los mismos o no? Quizá se refieran a por ejemplo las épocas de grandes rebajas.
  • Siguiendo con la Cartera de Steam, un cambio más sustancial. Antes se indicaba que en tanto en cuanto la legislación lo permitiera, los fondos de la cartera de Steam que legalmente se consideraran abandonados o no usados, no serían devueltos. Es decir, ese saldo abandonado se lo quedaba Valve. Ahora eso no es así. Para empezar, ya no se habla de “fondos legalmente no usados o abandonados”, sino de fondos cuya propiedad no ha sido reclamada y que se cederán a la autoridad competente. Si bien con esta nueva redacción se va a mejor ya que Valve no se queda esos fondos, se generan nuevas dudas, ¿qué debe entenderse por “autoridad competente”? ¿O cuánto tiempo debe transcurrir para poder hablar de “propiedad no reclamada”? ¿Debemos recurrir a la normativa del país de residencia de cada usuario suscriptor para ello? Misterio.
  • La nueva letra D del apartado 3, “Intercambio y ventas de suscripciones entre suscriptores”, introduce varios cambios, algunos muy interesantes. Por ejemplo, al hablar de comprar, intercambiar o vender determinados tipos de suscripciones, como los derechos de licencia sobre artículos virtuales, se añade ahora que eso puede hacerse con los derechos de licencia “con, de o a otros suscriptores”. Antes podía sobreentenderse tal previsión, ahora queda más claro quizá. También se va más allá del concepto “editor” de suscripciones, al incluirse el de “creador” de suscripciones. Además, se incluye el inciso final relativo a la posibilidad no sólo de intercambiar suscripciones, sino también de venderlas.
  • Al abrirse la puerta a la compra y venta de suscripciones en el Bazar, Valve establece toda una serie de nuevas previsiones. Por ejemplo que puede cobrar una tarifa por esos intercambios o ventas, tarifa de la cuál se avisará. También incluye Valve un aviso indicando que esos intercambios, ventas o compras en el Bazar de suscripciones, pueden dar lugar al pago de impuestos de los que reconocemos ser responsables. Y es que según Valve, el dinero que proceda de las ventas en el Bazar puede ser considerado un ingreso, a efectos fiscales.
  • Finalmente, en el apartado 4, relativo a “Trampas, acciones ilegales y conducta en línea”, se ha incluido un nuevo párrafo final de cierre que dice lo siguiente: “No está permitido utilizar trucos, software automatizado (bots), mods, aplicaciones de trampas (hacks) o cualquier otro software de terceros no autorizado, para modificar o automatizar cualquier proceso del Bazar de suscripciones.” Vaya, que Valve no quiere a tramposos en el Bazar de suscripciones. Ojo pero, porque tampoco quiere herramientas que puedan automatizar el hecho de emplear el Bazar.

Y hasta aquí las novedades del nuevo Acuerdo de suscriptor a Steam de Valve. Para ser un acuerdo del que no parece haberse avisado a los usuarios, contiene novedades significativas para los mismos…

—–

Si podemos ayudarte con tus términos y condiciones o cualquier otra cuestión legal, no dudes en contactar. Email: hola@terminosycondiciones.es

Deja un comentario