Dropbox crea las Condiciones de Uso para organizaciones

Síguenos en |    

Dropbox, uno de los servicio de alojamiento de archivos en la nube más usados, estrenó el pasado 3 de octubre unos nuevos términos y condiciones. Pero no unos cualquiera, sino las Condiciones de Uso para Equipos o “Teams Agreement” para aquella organización que utilice Dropbox como tal. Es decir, para quien contrate el uso de Dropbox como empresa u otro tipo de institución, y no como usuario individual.

Por tanto dichas condiciones de uso únicamente son aplicables a quien emplee “Dropbox para equipos”.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Dicho esto, veamos algunos de los aspectos más destacados de estas Condiciones de Uso de Dropbox para Equipos:

  • Como cliente de “Dropbox para equipos”, quien obliga a la organización a adquirir esta modalidad del servicio debe tener la autoridad correspondiente para ello. De no ser así, no debe hacerlo.
  • Los que son usuarios finales de “Dropbox para Equipos” (no el llamado cliente), aceptan usar el servicio de acuerdo a estas Condiciones de Uso especiales (sobretodo los apartados 1 y 13), pero también las Condiciones de Uso normales de Dropbox. En caso de discrepancia entre unas Condiciones y otras, tienen prevalencia las Condiciones de Uso para Equipos. Además, se hace especial hincapié en que los usuarios finales de esta modalidad de Dropbox están dando permiso al administrador de su equipo para que acceda a la información de su perfil y el contenido de su cuenta de “Dropbox para Equipos”.
  • Un usuario final puede unirse a “Dropbox para Equipos” mediante una nueva cuenta o desde su cuenta personal. Ahora bien, una vez que un usuario final convierte su cuenta personal en cuenta de Equipo, pueden darse dos problemas. Primero que desde ese momento el administrador del Equipo tiene control sobre esa cuenta, pudiendo acceder a ella, eliminarla, hacerla pública o restringir su acceso. El segundo, que un usuario final no puede desasociar su cuenta de equipo del resto del grupo. Por tanto, en principio quien convierta su cuenta personal de Dropbox a cuenta de Equipo, acaba de entregarla a la organización. Sin embargo, más adelante en el punto 10 e) se da a entender que sí es posible revertir el proceso de cuenta de Equipo a cuenta personal. Por tanto es algo confuso este último aspecto.
  • El cliente debe asegurarse de informar a los usuarios finales que el uso de Dropbox para Equipos implica aplicar las Condiciones de Uso de Dropbox normales, las de Equipo, la Política de Uso Aceptable y su Política de Privacidad (más las políticas internas que pueda tener la organización). Además, el cliente debe obtener y conservar los consentimientos informados de los usuarios finales en relación a que el Administrador y Dropbox tendrán acceso sobre las cuentas de esos usuarios.

  • Dropbox se lava las manos sobre la organización interna del cliente a la hora de determinar quién es y quién no Administrador del Equipo o la debida conservación de las contraseñas de acceso, entre otros aspectos. Sin embargo cuando lo considera adecuado, Dropbox revierte tal desentendimiento.
  • Dropbox para Equipos no puede ser usado por menores de 13 años, y va a cuenta del cliente asegurarse de que eso no ocurre.
  • Dropbox para Equipos no puede venderse, arrendarse o revenderse, y si algún tipo de legislación específica es de obligado cumplimiento, es algo que únicamente concierne al cliente.
  • Si un tercero requiere por ejemplo acceso a la cuenta de un usuario final a efectos de comprobar su actividad, es el cliente quien debe responder siempre en primera instancia a esa solicitud. Dropbox únicamente actuaría para responder la solicitud de ese tercero cuando el cliente demuestre que tras una actuación diligente, es incapaz de proporcionar la información requerida.
  • El cliente será el responsable a la hora de establecer los ajustes de “opt-in/out” respecto a las comunicaciones que puedan llegar desde o vía Dropbox para todos los usuarios finales del servicio.
  • Dropbox se reserva el derecho de imponer “limitaciones razonables” en el ancho de banda usado por la utilización de los servicios.
  • Aunque Dropbox ofrece soporte técnico para esta modalidad del servicio, es el cliente el primero que debe responder a las preguntas o quejas de los usuarios finales.
  • Aunque muchos de los aspectos del servicio quedan en manos del cliente, Dropbox puede suspender la cuenta de un usuario final sobreescribiendo la decisión del cliente si dicho usuario: i) genera solicitudes que producen demasiadas intervenciones del soporte técnico (no se define tal concepto) o ii) si Dropbox considera que su actuación le puede ocasionar algún tipo de responsabilidad.
  • Dropbox no tiene derecho alguno sobre el contenido que el cliente o los usuarios finales hayan almacenado en el servicio. De hecho el cliente tampoco proporciona licencia alguna sobre el contenido, únicamente los permisos imprescindibles para poder realizar las operaciones técnicas necesarias que posibiliten la prestación del servicio. Por ejemplo, almacenamiento del contenido. Al igual con los terceros (por ejemplo, Amazon) que colaboren con Dropbox.
  • Dropbox puede incluir el nombre del cliente en una lista de clientes que usan esta modalidad del servicio.
  • Dropbox no se hace responsable en caso de eliminación o error en el almacenamiento de información proporcionada por un usuario final o el cliente. 
  • Dropbox dará por finalizado el servicio si el cliente no paga la suscripción correspondiente en un periodo de 30 días.
  • La finalización del servicio implica el cese inmediato de cualquier derecho que se hubiera proporcionado a Dropbox, aunque determinados puntos de las Condiciones de Uso para Equipos (indicados en el punto 10 e) seguirán en vigor.
  • Estas Condiciones de Uso para Equipos pueden cambiar de tanto en tanto a la entera discreción de Dropbox, y si bien los cambios importantes serán comunicados vía correo electrónico al cliente, no será así con los cambios menores, que el cliente deberá detectar y asumir o no. No cabe negociación de las Condiciones de Uso, por tanto o se toman o se dejan. 
  • En caso de controversia serán aplicables las leyes de California, la jurisdicción competente será la de San Francisco County, California. 
  • Las notificaciones a Dropbox deben enviarse por correo postal y a la dirección indicada en las Condiciones de Uso. Sin embargo, Dropbox sí puede notificarnos a través de correo electrónico.
  • Finalmente, el cliente no puede transferir este acuerdo sin el consentimiento escrito de Dropbox; ésta sí puede hacerlo, aunque en la mayoría de los casos avisando antes al cliente de tal hecho.

Y hasta aquí este pequeño resumen de las Condiciones de Uso de Dropbox para Equipos.
—–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.