Siri – Condiciones de Uso

Síguenos en |    

Siri, el asistente personal de Apple consistente en una inteligencia artificial operada mediante voz, hizo su debut el pasado año con iOS 5 y el iPhone 4S. Además de por la funcionalidad extra que ofrece al teléfono, ha dado que hablar por sus ocurrentes respuestas o su intermitente funcionamiento. Pero también por una cuestión algo más preocupante, hasta que punto la privacidad de un usuario puede verse comprometida.

Pues bien, para ello nada mejor que analizar las Condiciones de Uso de Siri. Ya avanzo que son muy cortas, y hasta donde yo he podido ver, no están disponibles online. Ahora bien, pueden consultarse desde el menú de Siri de cualquier dispositivo iOS que sea compatible con el asistente. Así que las he copiado directamente de ahí.

Indicar también que las Condiciones de Uso de Siri tienen bastantes conexiones con la Política de Privacidad de Apple, cuyo análisis puede consultarse aquí. Una versión más sencilla del análisis de Siri se publicará en AppleAdictos.

Dicho esto, veamos qué sorpresas nos aguarda Siri.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Resumen de las Condiciones de Uso de Siri:

  • Analizadas a fecha: 06/09/2012
  • Idioma de la versión analizada: Castellano.
  • Disponibles en castellano: Sí
  • Número de palabras: 314
  • Fecha de la última actualización: No se indica
  • Edad mínima para usar el servicio: 13 años, por referencia indirecta a la Política de Privacidad.
  • Cuándo se da uno de baja: Al desactivar Siri, Apple elimina los datos del usuario y los datos de voz recientes (no definen el concepto “reciente”). Pero Apple puede conservar durante un tiempo (no indicado) los datos de voz antiguos (no definen qué es “antiguo”) para mejorar sus servicios y productos. Ahora bien, todo ello sin llegar a asociar dichos datos con el propio usuario.
  • Particularidades: 1) Usar Siri implica que Apple tenga acceso a nuestra voz, la agenda de contactos del dispositivo y las relaciones que pudiera haber entre ellos, los nombres de las canciones de nuestra colección y, si está activado, la localización geográfica desde la que se hace la consulta 2) Los datos captados vía Siri al parecer van en una base de datos estanca y al margen del resto de datos que Apple capta a través de sus otros servicios o productos 3) Podría entenderse en este caso que la voz recogida durante el uso de Siri tiene la consideración de dato de carácter personal 4) Los datos de voz antiguos que Apple puede quedarse por tiempo no determinado pueden incluir transcripciones de lo dicho (ideal para el espionaje industrial :P)

Análisis de las Condiciones de Uso de Siri:

Cuando use Siri, que incluye la función de dictado del dispositivo, lo que diga y dicte se grabará y se enviará a Apple para poder procesar sus peticiones. Otros datos del dispositivo, como su nombre y su sobrenombre, los nombres, los sobrenombres y las relaciones con usted (por ejemplo, “Mi padre”) de sus contactos de la agenda, y los nombres de las canciones de su colección (colectivamente, “los datos del usuario”), también se enviarán a Apple. Estos datos se utilizarán para ayudar a Siri a entenderle mejor y reconocer lo que dice. No están relacionados con ningún otro dato que Apple pueda tener acerca de usted a raíz del uso de otros servicios de Apple.

Si tiene los servicios de localización activados, la ubicación del dispositivo en el momento de realizar la petición también se enviará a Apple, para ayudar a Siri a mejorar la precisión de las respuestas a sus peticiones basadas en la ubicación (por ejemplo, “¿Qué tiempo hace aquí?”). Si desea desactivar los servicios de localización para Siri, desactive Siri en Ajustes > Localización.

La información recopilada por Apple se gestionará de acuerdo con la política de privacidad de Apple, que puede consultar en www.apple.com/es/privacy.

¿Por qué se entiende que Siri afecta la privacidad del usuario? Pues en buena parte por su funcionamiento. Es decir, mientras usamos Siri hay toda una serie de información que es enviada a Apple para poder así operar el servicio. Enviar significa remitir a los servidores de Apple (¿en EE.UU?) el audio con nuestra voz y consulta tal cuál se ha realizado (sonido ambiente inclusive). Es decir, Siri no graba internamente en el dispositivo la consulta, la pasa a texto y envía ese texto a Apple para que se dé la respuesta. No, Siri no almacena nada en el dispositivo y el audio, la voz, que capta es enviada tal cual y directamente a los servidores de Apple para que estos la traten y devuelvan una respuesta. Lo que quiere decir que Apple tiene acceso a la voz del usuario de Siri. Pero no es ese el único dato recogido.

Como comento, Apple recoge en primer lugar nuestra voz y el sonido ambiente cuando hablamos con Siri o le dictamos algún texto, mensaje o recordatorio. Además, Siri tiene acceso a la agenda de contactos, tanto al nombre, los apellidos (supongo que esto de sobrenombre viene de “surname” traducido en plan literal) e incluso a la relación que pueda haber entre los contactos (si uno es el hermano, la madre o el abuelo de otro). También proporcionamos el nombre de las canciones que tenemos almacenadas en nuestro dispositivo (lo que quiere decir que Apple puede saber si somos un melómano o nos va más el heavy metal :P). Pero no que da ahí la cosa, ya que Apple también puede recopilar a través de Siri la ubicación geográfica desde la que se hace la consulta o se dicta el texto, siempre y cuando esté activada dicha opción, con la finalidad de vincularla el resto de información obtenida. De esta forma por ejemplo si preguntamos por el tiempo que hará en el lugar en el que nos encontramos geográficamente, Siri puede funcionar más y mejor. La finalidad de que Apple obtenga acceso a todos estos datos es la que hemos comentado, que Siri pueda entendernos mejor al hablar y nos reconozca con mayor facilidad. 

El aspecto a priori más positivo de toda esta recopilación de datos por parte de Apple es que los mismos no se relacionan con otros que pueda Apple haber obtenido a través del uso de otros servicios (como hemos comentado en el análisis de la Política de Privacidad, Apple potencialmente puede llegar a acceder a muchos datos de un usuario). Es decir, es como si la base de datos creada a partir del uso de Siri fuera un compartimento estanco respecto al resto de información recopilada por Apple (lo que a priori proporciona mayor privacidad para el usuario de Siri). Sin embargo, el tema que definitivamente más llama la atención en relación a Siri y los datos que capta, es si la voz (que es el dato que en mayor cantidad y asiduidad almacena), tiene la consideración de dato de carácter personal. Es importante esta distinción en tanto en cuanto los datos de carácter NO personal para Apple pueden ser objeto de cualquier finalidad y cesión. ¿Entonces, es la voz un dato personal de acuerdo a nuestra normativa? Pues no es una cuestión precisamente pacífica. La Agencia Española de Protección de Datos ha dicho que sí por un lado (en el Informe jurídico 497/2007) y más o menos que no por otro (en el Informe 0190/2009). Luego en 2010 vino a decir que sí pero a su vez daba a entender que para ello se debía llevar a cabo una actividad de identificación desproporcionada (concepto éste más o menos definido en el Informe 285/2006). Por tanto, la Agencia no tiene una idea clara todavía. Luego tenemos al Grupo de Trabajo del artículo 29, que en su Dictamen 4/2007 sobre el concepto de datos personales, da a entender que la voz es un dato personal en tanto en cuanto esté asociado a otros datos que permitan la identificación del usuario (como sería el caso con Siri).

Finalmente tenemos el artículo 5.1 f) del Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal, según el cual un dato personal es “Cualquier información numérica, alfabética, gráfica, fotográfica, acústica o de cualquier otro tipo concerniente a personas físicas identificadas o identificables.” La referencia a “acústica” da cabida a la voz.

De lo indicado, parece deducirse que la voz por sí sola como dato, no tendría carácter personal al no hacer sencilla la identificación de una persona y requerir un esfuerzo técnico importante. Ahora bien, cuando se pone en conjunto con otros datos, y por tanto se simplifica mucha que una persona pueda ser identificable o identificada mediante la voz, sí podría considerarse un dato de carácter personal.

Visto que Siri capta la voz pero a su vez recoge otros datos del usuario, sin contar el resto de servicios de Apple situados “alrededor” y de los que también se recogen datos (aunque en principio una base de datos y la otra no llegan a ponerse en contacto), parece razonable decir que la voz registrada al usar Siri y enviada a Apple, debe tener la consideración de dato de carácter personal. Lo que es positivo a efectos de aplicar la Política de Privacidad de Apple.

Otro tema es entonces qué ocurre con las voces recogidas por Apple y que no pertenezcan al usuario del dispositivo. ¿Están afectando a su privacidad? Como hemos visto, esas no deberían tener la consideración de dato personal a priori, ¿pero quiere eso decir que Apple almacena una base de datos no personales con las voces de miles de personas “desconocidas”? Pues quizá sí, o quizá no. No se indica.

Puede desactivar Siri en cualquier momento. Para ello, vaya a Ajustes > General > Siri y desactive Siri. Si desactiva Siri, Apple eliminará los datos del usuario y los datos de voz recientes, pero puede que conserve durante un tiempo los datos de voz antiguos sin asociarlos con usted para mejorar el servicio de Siri y otros servicios y productos de Apple en general. Los datos de voz pueden incluir archivos de audio y transcripciones de lo que ha dicho, así como datos de diagnóstico relacionados, como especificaciones de hardware y del sistema operativo y estadísticas de rendimiento.

Siri puede ser desactivado en cualquier momento, que es algo así como darse de baja del servicio. Y al parecer Apple lo entiende igual, ya que al desactivar el servicio se eliminan los datos del usuario y de voz recientes. Esto está muy bien pero no nos dicen qué significa “reciente”. Un primer concepto jurídico indeterminado por tanto.

Ahora bien, no se queda ahí la cosa, si bien se eliminan datos del usuario y de voz recientes, Apple se queda por tiempo no determinado datos de voz antiguos (concepto éste que tampoco definen) para mejorar a Siri como servicio y el resto de productos de Apple. Y ojo porque esos datos de voz antiguos que Apple conserva por un tiempo no definido, pueden incluir archivos de audio y transcripciones de lo dicho, además de datos técnicos como el hardware empleado o el sistema operativo instalado. ¡Pueden incluir transcripciones de lo dicho! ¿Después de leer esto a alguien todavía le parece extraño que IBM haya prohibido el uso de Siri en sus oficinas? Ya no es que Siri pueda afectar a la privacidad de las personas, es que también puede afectar a información confidencial.

También puede restringir la opción de usar Siri completamente desde los ajustes de las restricciones.

Finalmente, nos indican que el uso de Siri puede ser restringido, de modo que puede bloquearse la posibilidad de activarlo o desactivarlo en un dispositivo compatible.

Perfecto, mejor que mejor.

En conclusión, ojo con Siri, porque si bien es muy lista y graciosa, puede ser algo chivata también :P, desvelando bastante información que puede afectar a nuestra privacidad.

—–

 Continuará… :-)

—–

Una respuesta a «Siri – Condiciones de Uso»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.