Foursquare actualiza su Política de Privacidad

Foursquare, la red social basada en la geolocalización de sus usuarios, actualizó el pasado 6 de junio su Política de Privacidad, principalmente su denominado Cuadro de Privacidad, en el que muestran la configuración predeterminada de privacidad y cómo se puede cambiar.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Comento los cambios respecto a la versión del 20 de diciembre de 2011:

1.- La ubicación y hora de registro de cada uno de los registros ahora se cambia desde la “Página detalles de check-ins”, no desde el historial de check-ins

2.- La configuración por defecto por el hecho de vincular la cuenta de Foursquare a Facebook o Twitter es igual que antes, sólo que ahora el cuadro une los diferentes conceptos (ya no se habla de la ubicación/hora del check-in por un lado y de la foto por otro). Sí ha cambiado el lugar para cambiar tal configuración, ahora todo se gestiona desde “Configuración del usuario”, pantalla de check-ins. Los enlaces activos a las cuentas de Twitter/Facebook se cambian desde “Configuración del usuario”.

3.- Se han añadido al Cuadro los “Me gusta/No me gusta”, visibles por defecto para los amigos de Foursqure que puedan ver el ítem “gustado/No gustado”. Algo que el usuario puede cambiar, es decir, que un ítem deje de gustarle o pase a gustarle.

Esta configuración por defecto también se aplica a lo que ven todos los usuarios en tanto en cuanto puedan ver el ítem “gustado/No gustado”.

Es decir, cualquier ítem al que le hagamos “Me gusta” o “No me gusta” puede ser visto por cualquiera, amigo o no, siempre que el ítem sea visible.

4.- Se ha cambiado ligeramente la definición de “Check-in Oculto”.

5.- Se ha cambiado también ligeramente la definición de “Historial de check-ins”.

6.- Se ha añadido el término “Página de detalles de check-ins”

A priori los cambios no son muchos y simplifican bastante el Cuadro de Privacidad al unificar muchos conceptos, aunque no es tan sencillo detectar tales modificaciones. Ahora bien, sí parece haber cambiado lo relativo a hacer Me gusta/No me gusta en el servicio, destacable porque en principio todo lo que nos guste o no nos guste será visible para todos, sean o no amigos de Foursquare.

Más en adelante análisis de todos los términos y condiciones de Foursquare.

—–

Spotify (II) – Política de Privacidad

Sigo con el comentario de los términos y condiciones de Spotify.

En la primera entrada analicé las Condiciones de Uso, en esta ocasión es el turno de la Política de Privacidad. Al aceptar las Condiciones de Uso aceptamos también la Política de Privacidad por referencia.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Resumen de la Política de Privacidad de Spotify:

  • Analizadas a fecha: 04/06/2012
  • Idioma de la versión analizada: Castellano
  • Disponibles en castellano:
  • Número de palabras: 2595
  • Fecha de la última actualización: 11 de abril de 2012
  • Cumple con el derecho de información o fórmula equivalente: Más o menos. Teniendo en cuenta toda la Política de Privacidad se tocan bastantes de los puntos relativos al derecho de información y por ejemplo se recogen expresamente los derechos de acceso y rectificación. Pero por ejemplo nada se dice de los derechos de cancelación y oposición, de la existencia de fichero o del carácter/facultativo de nuestras respuestas a las preguntas planteadas.
  • Hay transferencia internacional: Sí, se indica que nuestros datos personales circulan por servidores de distintos países, incluso más allá de Europa. También se señala que se cumple la legislación en la materia de protección de datos y que consentimos tal transferencia al aceptar la Política de Privacidad. Va a ser que no.
  • Hay cookies: Sí, no se dice nada más pero. No se indica el tipo ni se da ninguna otra pista. Tampoco si hay o no cookies de tercero. Y adaptación cero a las novedades legislativas en materia de cookies.
  • Particularidades: 1) Spotify puede llegar a recoger la siguiente información personal de un usuario: el email, dirección postal, edad, género, lugar de residencia, URL desde la que se hace el alta, los medios accedidos, las consulta hechas, URL desde la que se usa o accede al servicio, la fecha y hora de una solicitud, la IP, las prestaciones y funcionamiento de nuestra red y ordenador, el navegador web usado, idioma e información de identificación del mismo, el sistema operativo empleado y la versión de la aplicación 2) Si además el usuario conecta la cuenta con Facebook, Spotify conocerá: nuestro nombre, el nombre de usuario, la contraseña, la fotografía de perfil, el identificador exclusivo de Facebook y token de acceso, género, el cumpleaños y el email 3) Es decir, si consentimos que Spotify acceda a toda esa información personal, considerado cada dato individualmente quizá no tenga mucho, pero todo en su conjunto les permite disponer de un perfil muy ajustado de un usuario 4) Si conectamos nuestra cuenta de Spotify con la de Facebook, por defecto cualquier usuario de Spotify podrá conocer nuestro nombre y foto de perfil en Facebook, así como buscarnos dentro del servicio 5) Spotify no se hace responsable del uso que terceros puedan hacer de la música que estamos escuchando, las listas de reproducción o de éxito que decidamos hacer públicas en nuestro perfil 6) Spotify puede compartir nuestra información personal para realizar auditorías publicitarias sobre qué escuchamos o qué anuncios vemos 7) Si conectamos nuestra cuenta de Spotify con la de Facebook, la información personal compartida por este hecho queda sujeta a dos Políticas de Privacidad, la de Facebook y la de Spotify según quién use la información personal 8) Por usar una app de la store de Spotiify se transfiere al titular de la app la siguiente información: identificador de usuario en Spotify, la canción en reproducción en cada momento, el historial y la cola de reproducciones, la biblioteca, la lista de reproducciones, el país de registro y el tipo de suscripción. Si el titular de la app pide más información personal, ésta quedará sujeta a la Política de privacidad del tercero, no a la de Spotify 9) Cada app de la store de Spotify tiene su propia política de privacidad, de modo que por ejemplo eliminar una app no significa automáticamente que el titular de esa app borre nuestra información personal, dependerá de lo que diga en su concreta política de privacidad 10) Los datos personales de un usuario de Spotify están sujetos a tantas políticas de privacidad como apps de terceros tenga instaladas, además de la Política de Privacidad de Spotify y la posible de Facebook
  • Jurisdicción aplicable: No se indica, pero por referencia de las Condiciones de Uso, la legislación aplicable se determina según el lugar de residencia del usuario y la jurisdicción de acuerdo al lugar más próximo al domicilio del usuario.

Spotify – Condiciones de Uso

ACTUALIZACIÓN: Entrada actualizada según las vigentes (4 de julio de 2012) Condiciones de Uso de Spotify, los apartados modificados llevan un asterisco en color (*). Aquí pueden verse los cambios concretos que se hicieron.

—–

Spotify, servicio de música a través de streaming, es probablemente uno de los grandes éxitos recientes de esta era digital y un ejemplo de nuevo modelo de negocio en la industria musical. Consiste en una aplicación tanto para dispositivos móviles como ordenadores que permite buscar y escuchar música sin necesidad de que la misma se encuentre alojada localmente en el dispositivo que se está utilizando, es decir en streaming. De esta forma pueden escucharse centenares de horas de música independientemente de si llevamos la música en nuestro dispositivo, la capacidad de almacenamiento del mismo o el lugar en el que nos encontremos. Y si bien es posible adquirir canciones individualmente, funciona mediante un modelo de suscripción a todo el servicio y no a una pieza o música concreta, existiendo diferentes modalidades de pago y una gratuita.

Spotify fue fundada en 2006 por Daniel Ek y Martin Lorentzon en Estocolmo, Suecia, bajo el nombre de “Spotify AB”. La aplicación debutó oficialmente entre el público el 7 de octubre de 2008.

A marzo de 2011,  Spotify contaba con más de 3,5 millones de usuarios en España, siendo la mayoría de pago. A mayo de 2012 y a nivel mundial, se calcula que unos 20 millones de personas lo usan.

Los términos y condiciones de Spotify son extensos, la verdad. Consisten en 10 bloques distintos, a saber: la Política de Privacidad, el Acuerdo de usuario final, los Términos del Código Premium, los Términos de la Prueba Gratuita de 7 días, los Términos de la Prueba Gratuita de 30 días, los Términos del Servicio Móvil, los Términos del Código Unlimited, los Términos y Condiciones de la Oferta de Continuación de la Prueba Gratuita de 48 Horas, los Términos y Condiciones de la Nueva oferta de Prueba Gratuita de 30 Días de Spotify y los Spotify Metadata API Terms of Use para Non-US.

Mi intención es analizar el Acuerdo de Usuario Final (lo que serían las Condiciones de Uso), la Política de Privacidad, los Términos del Servicio Móvil, los Spotify Metadata API Terms of Use y hacer un resumen con lo más destacado del resto, que tienen como punto en común regular distintas modalidades de acceso al servicio. Por tanto tenemos Spotify para un rato. :D

Empecemos pues con el Acuerdo de Usuario Final o Condiciones de Uso de Spotify.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Resumen de las Condiciones de Uso de Spotify:

  • Analizadas a fecha: 05/08/2012 (*)
  • Idioma de la versión analizada: Castellano. En caso de contradicción con la versión original en inglés, tiene ahora prioridad la versión castellana. (*)
  • Disponibles en castellano: Sí
  • Número de palabras: 5018 (*)
  • Fecha de la última actualización: 4 de julio de 2012 (*)
  • Edad mínima para usar el servicio: 18 años (sí, 18). Si se es menor de edad, pero únicamente a partir de los 12 años, se puede acceder al servicio con consentimiento de los representantes legales.
  • Propietario del contenido subido: En Spotify el usuario no sube contenido. Lo más parecido es cuando permite importar o copiar su música a Spotify para que éste haga de reproductor. En ese caso el requerimiento para el usuario es que haya adquirido legalmente la música y se disponga de los derechos para la copia e importación de la misma.
  • Tipo de licencia concedida por el usuario: Limitada, no exclusiva, revocable, para el país de origen, no sublicenciable ni transmisible, de uso personal y no comercial para acceder al streaming, descarga condicional o descarga local de la música. La licencia se asigna también a los componentes de terceros, las apps de la tienda de Spotify, si bien las apps pueden tener sus propios términos y condiciones.
  • Cuándo se pone fin a la licencia: Al darse de baja del servicio, o si Spotify nos echa del mismo.
  • Particularidades: 1) La aplicación de Spotify funciona como un sistema de computación distribuida que accede a los recursos de nuestro ordenador para prestar y ejecutar el servicio para nosotros y otros usuarios, algo que aceptamos al darnos de alta 2) El “contrato” entre el usuario y Spotify no es con la sociedad sueca o la matriz londinense, sino con su sucursal española Spotify Spain S.L. 3) Desde el pasado 29 de marzo, Spotify ya no limita la reproducción de una canción a un máximo de 5 ocasiones, sin embargo las Condiciones de Uso siguen hablando de ese límite 4) Spotify no permite el uso comercial de la aplicación, únicamente el personal; por tanto más de un negocio está usando el servicio de forma contraria a sus Condiciones de Uso 5) Para usar Spotify Móvil debo contar siempre con la última versión de la app, de lo contrario no puedo 6) Aceptar estas Condiciones de Uso implica aceptar por referencia las condiciones del servicio móvil, aunque no esté dado de alta en el mismo. Ahora bien, si luego me doy de alta, deberé expresamente aceptar las condiciones del servicio móvil que ya había aceptado antes 7) Descargar la música en local, el llamado modo offline, puede usarse hasta en tres (3) ordenadores personales (PC), pero nada se dice de dispositivos móviles como tablets o smartphones 8) Si no estamos satisfechos con el servicio o tenemos algún problema con él, Spotify dice que el único derecho que nos asiste es desinstalar la aplicación y dejar de usarlo 9) Si Spotify me comunica un futuro aumento de precio del servicio y lo sigo usando, aunque el nuevo importe no haya entrado todavía en vigor, admito que acepto el nuevo precio 10) Spotify establece un periodo de desistimiento de 14 días para el reintegro de lo abonado por el servicio de pago, los paquetes de canciones o las descargas a la carta 11) La simple aceptación de las Condiciones de Uso implica que Spotify y sus socios comerciales puedan enviarnos publicidad y otro tipo de información
  • Jurisdicción y legislación aplicable: Legislación aplicable según el lugar de residencia del usuario. Por otro lado, sujeción a la jurisdicción del lugar más próximo al domicilio del usuario.  

Continuar leyendo “Spotify – Condiciones de Uso”

Google Chrome actualiza sus términos y condiciones

Chrome, el navegador web de Google, ha visto hoy actualizados los términos y condiciones de su Aviso de Privacidad, uno de los pocos que quedó al margen de la Política de Privacidad unificada que Google implantó el pasado 1 de marzo en más de 60 de sus productos y servicios.

Simplemente indico los puntos modificados, dejo el análisis para más adelante.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Respecto a “Información que recibe Google al utilizar Chrome”:

  • En el punto 5 se han hecho los siguientes añadidos respecto a la anterior versión (marcados en verde):

Chrome establece conexión con Google para buscar actualizaciones de forma automática. Chrome OS también se comunica periódicamente con Google para realizar determinadas funciones, como comprobar el estado de la conexión y validar la hora actual. Cada copia del navegador Chrome incluye un número de instalación generado de forma aleatoria que se enviará a Google cuando se instale y utilice el producto por primera vez. Este número temporal se eliminará de forma inmediata la primera vez que Chrome compruebe automáticamente si hay actualizaciones. Si se ha recibido o reactivado la copia del navegador Chrome como parte de una campaña promocional, también se puede generar una etiqueta promocional no única que se enviará a Google al realizar búsquedas en Google y un token único que se enviará a Google la primera vez que se ejecute y utilice el navegador tras instalarlo, reinstalarlo o reactivarlo.

  • En el punto 6 se han hecho los siguientes añadidos respecto a la anterior versión (marcados en verde):

Chrome OS establece conexión de forma automática con los servidores de empresa de Google durante la configuración inicial del dispositivo para obtener una lista oculta de números de serie de dispositivos Chrome OS que los administradores de empresa han configurado como dispositivos de empresa la primera vez que se ha iniciado sesión en el dispositivo. La solicitud al servidor de empresa de Google incluye una parte de un hash del número de serie del dispositivo. En el caso de dispositivos Chrome OS y cuentas de usuario de Chrome OS administradas por una empresa, el administrador de la empresa podrá habilitar los informes de actividad y estado, incluida la información sobre la ubicación.

Finalmente, en “Información relacionada con el uso de aplicaciones, extensiones y complementos en Chrome”, se ha añadido un párrafo, justo antes del apartado “Usos”:

A menos que se especifique lo contrario, el uso de las aplicaciones, extensiones y complementos desarrollados y proporcionados por Google estará sujeto a la Política de privacidad de Google. El uso de las aplicaciones, extensiones y complementos desarrollados y proporcionados por terceros podrá estar sujeto a las políticas de privacidad de terceros.

El resto igual. Lo dicho, dejo el análisis para más adelante.

—–

WhatsApp (y III) Conclusiones sobre sus términos y condiciones

ACTUALIZACIÓN: De acuerdo a los nuevos términos y condiciones de WhatsApp, actualizados el 25 de agosto de 2016aquí pueden consultarse las novedades que implican.

—–

Cuando decidí iniciar esta aventura de Términos y Condiciones tenía clara una cosa, no quería analizar por defecto los servicios que siempre estaban en primera línea por este tema, véanse Facebook, Twitter o Google, entre otros. Los términos y condiciones de esos servicios están ya mayormente vigilados y además, seguir insistiendo en ellos implica pasar por alto las condiciones de otros muchos, también con millones de usuarios y de los que casi nada sabemos.

Planifiqué entonces todo lo que quedaba de año con términos y condiciones de servicios englobados en esa categoría, y uno de los primeros que tuve claro debía estar presente fue WhatsApp. De hecho, debía ser el que arrancara el blog, pero preferí hacer la fase de pruebas con otro y de ahí que comenzara con Instagram.

La gran cantidad de noticias relativas a su inseguridad técnica ya habían hecho que abandonara WhatsApp como principal app de mensajería y pasara a ser la segundona para mí (el efecto red que WhatsApp ha conseguido hoy por hoy hace casi imposible abandonarla por completo). Pero aunque ya no la usaba tanto como antes, tenía ganas de ver si esa inseguridad técnica también estaba presente en un plano más legal. De ahí el análisis de sus términos y condiciones.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Algunas de las conclusiones que he sacado del comentario de los términos y condiciones de WhatsApp serían los siguientes:

  • Los términos y condiciones de WhatsApp consisten en el WhatsApp Legal Info, formados por los Terms of Service o Condiciones de Uso y la Privacy Notice o Política de Privacidad, en total 5232 palabras para regular su relación con el usuario. Es decir, en Arial 11, con interlineado a 1,5, hablamos de unas 12 páginas.

WhatsApp (II) – Análisis de su Política de Privacidad

ACTUALIZACIÓN: Este artículo es de 2012, si deseas consultar los cambios que WhatsApp introdujo el 25 de Agosto de 2016 en sus nuevos términos y condiciones, puedes hacerlo aquí.

—–

Sigo con el comentario de los términos y condiciones de WhatsApp.

En la primera entrada comenté las Condiciones de Uso, en esta ocasión es el turno de la Política de Privacidad o Privacy Notice. Al aceptar las Condiciones de Uso aceptamos también la Política de Privacidad, y viceversa, ya que en realidad todos los términos y condiciones de WhatsApp están englobados en un único documento.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Resumen de la Política de Privacidad de WhatsApp:

  • Analizadas a fecha: 06/05/2012
  • Idioma de la versión analizada: Inglés
  • Disponibles en castellano: No
  • Número de palabras: 1983
  • Fecha de la última actualización: 5 de enero de 2012
  • Cumple con el derecho de información o fórmula equivalente: No. Incluso teniendo en cuenta toda la Política de Privacidad en conjunto y cosas que se dicen aquí y allá, fallan demasiados aspectos como para poder decir que se cumple el derecho de información o equivalente.
  • Hay transferencia internacional: Sí, de hecho se indica que WhatsApp está pensada y dirigida a usuarios de Estados Unidos. EEUU es al país hacia al que se da la transferencia internacional de datos personales, la cual consentimos simplemente al aceptar las más de 5000 palabras que componen los términos y condiciones de WhatsApp. Sin más.
  • Hay cookies: Sí, tanto las temporales como las permanentes, ya sea en los sitios web como en los servicios de WhatsApp. Se indica que, entre otras, de esta forma puede identificarse de forma única a nuestro navegador. Se hace referencia a posibles cookies de terceros anunciantes, si algún día llegan a incluirse anuncios.
  • Particularidades: 1) WhatsApp almacena, monitoriza y analiza las preferencias y pautas de usuario en su uso de la app, incluida la información personal, para la mejora del servicio. No se ofrece opción para negarse a ello, únicamente no usar la app 2) WhatsApp dice en una condición que los comentarios hechos en su web, Twitter o Facebook, y que incluyan datos personales, quedan sujetos a esta Política de Privacidad. En la condición siguiente excepciona lo anterior y esos mismos comentarios ya no quedan sujetos 3) Mucha de la información personal proporcionada no queda claro si se recolecta al visitar su web, usar la aplicación o ambos casos 4) WhatsApp entiende Internet como una fuente accesible al público, de modo que cualquier información personal voluntariamente publicada en la Red puede ser recolectada o usada por terceros 5) WhatsApp dice que no usará información personal nuestra para enviarnos comunicaciones comerciales sin previo consentimiento, con la excepción de mensajes de carácter “administrativo”, en los que no requerirá tal consentimiento 6) WhatsApp puede compartir nuestra información personal y no-personal con las agencias gubernamentales que de buena fe crea necesitan de su ayuda, ¿algo parecido al caso de TomTom y la policía holandesa? 7) WhatsAp indica que en caso de adquisición se reserva el derecho de transferir nuestra información personal como parte de esa adquisición. Además, en caso de bancarrota, dice que quizá no pueda controlar lo que ocurra con nuestra información personal 8) WhatsApp en la actualidad no incorpora anuncios, pero se nos indica con cierto detalle qué puede pasar cuando eso ocurra, hayamos dado o no nuestro consentimiento 9) A WhatsApp le gustan Los Simpson, la famosa frase “¿¡Es que nadie piensa en los niños!?” se incluye entre las condiciones
  • Jurisdicción aplicable: No se indica, pero por referencia de las Condiciones de Uso, es también la del Condado de Santa Clara, en California. Por su parte la legislación aplicable es la del estado de California.

WhatsApp – Análisis de sus condiciones de Uso

ACTUALIZACIÓN: Este artículo es de 2012, si deseas consultar los cambios que WhatsApp introdujo el 25 de Agosto de 2016 en sus nuevos términos y condiciones, puedes hacerlo aquí.

—–

terminos_y_condiciones_whatsapp

WhatsApp, servicio de mensajería y chat para smartphones, ha sido seguramente uno de los grandes éxitos de esta recién estrenada era del teléfono inteligente. Consiste en una aplicación que instalada en un smartphone permite a dos o más usuarios comunicarse en tiempo real vía mensajes de texto, voz, imágenes o vídeo a coste casi cero por un año. El usuario únicamente debe pagar el equivalente a 1,99$ cada año y en el caso de iOS, a través del iPhone, pagar por la aplicación la primera vez y nunca más.

Whatsapp fue fundada en 2009 por Jan Koum , el jefe de la plataforma de operaciones de Yahoo, y Brian Acton, el responsable de ingeniería también en Yahoo.

En tan poco tiempo ya dispone, sólo en España, de más de 10 millones de usuarios. Se estimaba a finales de 2011 que más de 100 millones de personas lo usaban a nivel mundial. Por tanto ahora mismo deben estar bastante por encima de esa cifra.

Pero WhatsApp no sólo se ha hecho famosa por encabezar el mercado de la mensajería instantánea en muy poco tiempo, poner en jaque a las grandes operadoras de telefonía y acelerar la muerte del SMS, también por ser un pequeño nido de inseguridades. Tanto que Apple hace unos meses la retiró temporalmente de su App Store.

Los términos y condiciones de WhatsApp consisten en los Terms of Service o Condiciones de Uso y la Privacy Notice o Política de Privacidad. Ambos bloques se encuentran en el mismo documento, pero los comentaré por separado ya que cada uno en sí mismo es bastante largo. Comienzo con los Terms of Service.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Resumen de las Condiciones de Uso de WhatsApp:

  • Analizadas a fecha: 23/04/2012
  • Idioma de la versión analizada: Inglés
  • Disponibles en castellano: No
  • Número de palabras: 3249
  • Fecha de la última actualización: 5 de enero de 2012, la Política de Privacidad. No se indica de las Condiciones de Uso.
  • Edad mínima para usar el servicio: 16 años (sí, 16)
  • Propietario del contenido subido: En este caso el contenido subido son nuestras actualizaciones de estado o mensajes en sus varios formatos (texto, imagen, vídeo y audio) y son propiedad del usuario.
  • Tipo de licencia concedida por el usuario: Se conceden dos licencias: 1) A WhatsApp una de carácter mundial, no exclusiva, gratuita, sublicenciable y transferible para usar, reproducir, distribuir, generar trabajos derivados, mostrar o comunicar las actualizaciones de estado generadas a través del servicio y/o negocio de WhatsApp, ¡así como el de su sucesor! La licencia también incluye, sin límite, la posibilidad de que nuestras actualizaciones de estado sean promocionadas o redistribuidas en favor de todo o parte del servicio de WhatsApp. 2) Con quien intercambiamos actualizaciones de estado, concretamente una licencia no exclusiva para acceder a nuestras actualizaciones a través del servicio, correo electrónico y teléfono móvil (!).
  • Cuándo se pone fin a la licencia: La licencia a WhatsApp no se indica cuando se da por finalizada. La concedida a cada usuario con el que interactuamos  se da por terminada cuando eliminamos de WhatsApp una actualización de estado. Algo que, por lo visto, no es tan fácil como parece.
  • Particularidades: 1) WhatsApp dice expresamente que no garantiza la confidencialidad de las actualizaciones de estado de sus usuarios. Por tanto, aunque sea terriblemente cuestionable, normal que todo lo enviado vía WhatsApp se guarde en texto plano, justo eso nos dicen y aceptamos 2) El uso de WhatsApp debe ser estrictamente personal; ¿estarían por tanto esas empresas que lo usan para regalar invitaciones u ofertas jugándose que los echen del servicio? Probablemente 3) Para usar WhatsApp aceptamos dar nuestro número de teléfono pero también los teléfonos de terceros con los que deseemos comunicarnos. De hecho, aceptamos que si un teléfono está en nuestra agenda es porque tenemos permiso expreso de esa persona para que esté ahí, de otro modo no debería estar 4) Si la seguridad de nuestro dispositivo ha sido puesta en entredicho, debemos notificarlo inmediatamente a WhatsApp 5) El uso de términos como sniffers, load testers, offline readers u otros y aplicaciones que realizan esas funciones, ocupa casi 2 cláusulas enteras 6) WhatsApp se autodenomina un repositorio de datos, y de hecho indica que únicamente actúa como tal 7) Las actualizaciones de estado de carácter “adulto” pueden enviarse, pero adecuadamente identificadas :D 8) Una cuenta puede darse por terminada si se entiende que el usuario es “molesto” o pueden eliminarse actualizaciones de estado si las mismas tienen poco interés o son muy largas 9) Estas Condiciones de Uso incluyen la siguiente frase, literal: “No apoyamos ni alentamos el consumo ilegal de alcohol o tabaco, que lo sepas”.
  • Jurisdicción aplicable: Condado de Santa Clara, en California. La legislación aplicable es la del estado de California.