Términos y Condiciones
Posted on febrero 28, 2014 by Jorge Morell Ramos on Blog, Condiciones de Uso, Política de Privacidad

Dropbox renueva términos y condiciones: las novedades

¿Qué cambios presentan los nuevos términos y condiciones de Dropbox?

Dropbox actualiza sus términos y condiciones.

El anuncio se realizó el pasado 20 de febrero, y no se trata de un cambio pequeño en alguna de sus políticas, sino de la remodelación de sus tres documentos más importantes: las Condiciones de Uso, la Política de Privacidad y su Acuerdo para Empresas.

De inicio dos particularidades, en primer lugar que este cambio supone que la app de correo electrónico Mailbox, adquirida hace poco menos de un año, pasa a compartir los mismos términos y condiciones que Dropbox, perdiendo por tanto los suyos propios.

La segunda particularidad inicial es que entran en vigor el próximo 24 de marzo. Por tanto hay todavía tiempo para comprobar los cambios y sus bondades, para lo que quizá pueda ayudar analizar documento por documento, comparando antigua y nueva versión, las modificaciones.

Vamos con ello.

Condiciones de Uso

Comparativa entre la versión nueva y antigua – De 2210 palabras a 2111

  • Para empezar Dropbox elimina las referencias a que uno no debe estar legalmente incapacitado para contratar, que el servicio puede cambiar/cerrar en cualquier momento sin previo aviso o que pueden quitar cualquier contenido a su discreción. Todo eso fuera.
  • Entre el contenido compartido con Dropbox, del que seguimos siendo propietarios, ahora hay también mensajes de correo electrónico, al fusionar los términos de Mailbox con estos nuevos de Dropbox.
  • El apartado relativo a “Sobre nuestras cosas” pasa de 5 párrafos a 2. Si bien todo se mantiene mayormente igual, está mucho más resumido y sin ejemplos o información extra, ya no se dice por ejemplo que Amazon es un tercero de confianza con quién se comparte nuestros datos para su alojamiento.
  • Tampoco dice Dropbox ahora que seamos el único responsable de nuestro contenido o de la posibilidad de controlar contenido compartido con carácter público.
  • Tengamos cuidado con lo que compartimos con otros, ya que si bien antes se decía que Dropbox no era responsable de eso, ahora no se menciona tal hecho.
  • Una curiosidad, ya no se dice expresamente que no podamos subir software o programas maliciosos. :P
  • Otra novedad, Dropbox ya no dice tantas veces que no es responsable por algo que haga el usuario o pueda ocurrir en el servicio.
  • Además, se elimina que la licencia para usar el cliente de software se revoque automáticamente si existe una vulneración de las condiciones en relación a la propiedad intelectual de Dropbox. Fuera eso.
  • Se ha eliminado el apartado relativo a la política de uso aceptable (aunque ahí sigue el texto).
  • Se añade apartado sobre las cuentas de pago: se recuerda mucho que el usuario es  responsable de pagar los impuestos que toquen, que nunca se dará reembolso de lo pagado (da igual cuando se cancele) y que los cambios en las condiciones se notificarán previamente al usuario.
  • Otra incorporación, un apartado sobre las cuentas para empresas. La idea es recordar que si se emplea con email de la empresa, el empresario puede bloquear nuestro acceso a la cuenta y que este tipo de cuentas implica aceptar las políticas de empresa. Empresa que puede acceder al contenido de la cuenta y que si ha decidido fusionar cuentas personales y de empresa de Dropbox, puede que no haya marcha atrás.
  • Dropbox ha entra o en cierta razón, ya que no dice ahora que puedan echarte con o sin razón, aunque todavía pueden sin previo aviso y en cualquier momento. Importante, cuentas gratuitas, si en 12 meses consecutivos no han sido accedidas, pueden ser eliminadas (aunque antes te avisarán).
Posted on mayo 29, 2013 by Jorge Morell Ramos on Blog, Condiciones de Uso

Prezi actualiza sus Condiciones de Uso

Prezi, la herramienta para la creación de presentaciones a través de la herramienta del Zoom User Interface (ZUI), modificó el pasado 15 de mayo sus Condiciones de Uso en considerables aspectos.

Prezi cumplió recientemente 4 años y ya ha superado los 20 millones de usuarios. Por tanto tiene ya una comunidad más que respetable en número.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Veamos pues en qué consisten esas novedades:

  • En materia de cambios en las condiciones, pueden producirse pero ahora siempre debería notificarse sobre los mismos, ya sea a través de la interfaz de usuario, un correo electrónico u otro medios razonables.
  • En relación a conexiones con servicios de terceros, se ha establecido ahora la típica previsión según la cual el empleo de apps o servicios de terceros accedidos o conectados vía Prezi puede suponer estar sujeto a las políticas de ese tercero e incluso la transmisión de datos al mismo. Prezi dice que todo esa conexión con un tercero depende del buen juicio del usuario y que no se responsabiliza por la disponibilidad de sitios, apps o servicios de terceros que directa o indirectamente puedan causar algún daño o pérdida.
  • Sobre el uso de servicios por menores, se indica que Prezi únicamente puede ser utilizado por usuarios con 13 o más años y, en caso contrario, con el consentimiento del representante legal en aquellos países en los que esté contemplada esa posibilidad. En cualquier otro caso, la cuenta será eliminada si se descubre que la emplea un menor de 13 años.
  • Respecto al contenido de usuario, varias novedades. La cláusula 6.1 señala ahora de forma más clara las variantes existentes para comaprtir contenido y los diferentes tipos de licencia que se otorgan según un caso u otro. Es decir, tenemos las cuentas gratuitas con sus Prezi públicos, las cuentas de pago con opciones pública y privada, compartir un Prezi con opciones de edición y permitir que un Prezi sea reusable.
Posted on mayo 23, 2013 by Jorge Morell Ramos on Blog, Condiciones de Uso

Paypal actualiza sus Condiciones de Uso

Actualización: Sobre el próximo cambio anunciado hoy 17 de septiembre por Paypal, cuya entrada en vigor será el próximo 18 de noviembre, aquí los detalles de lo que cambia en las Condiciones de Uso.

—–

Paypal, el servicio de pago online, actualizó el pasado 16 de mayo sus Condiciones de Uso del Servicio. Esta modificación entra dentro de la lista de actualizaciones que ha estado implementando el servicio, como por ejemplo no hace mucho en su Política de Privacidad.

Geolocalización y otros datos de las empresas según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

¿Cuáles son las novedades? Vamos allá:

  • La cláusula 2.1, relativa al hecho de que al abrir una cuenta declaramos no actuar en nombre ni a beneficio de un tercero. Pues bien, ahora se ha añadido un inciso, no habría problema si se abre la cuenta a petición de la empresa para la que se trabaja. Si ese no es el caso, se dice también ahora que la cuenta únicamente debe estar a nombre de quien la abre.
  • La cláusula 4.1, relativa a la eliminación del límite de recepción, ha pasado de decir que Paypal puede actuar razonablemente para “(por ejemplo, y sin restricciones, para reducir el riesgo de fraude o crédito)” a “(por ejemplo, para reducir el riesgo de fraude o crédito, entre otros)”. Es decir, desapareció el ‘sin restricciones’.
  • La cláusula 5 cambió de nombre, de “Saldos de Cuenta e información de transacción” a “Información sobre saldos de cuenta y transacciones”.
  • La cláusula 8.2, relativa a la Conversión de divisas, introduce en su segundo párrafo una frase nueva: “Antes de completar el pago, puede desactivar la conversión de divisas que realiza PayPal seleccionando “Otras opciones de conversión” en la página “Revise su información” durante el proceso de pago”.
  • La cláusula 9.1 ag), relativa a Actividades restringidas, ha aumentado su ámbito al también hacer referencia a no poder exponer a Paypal a un incumplimiento en materia de normativa sobre la financiación de actividades terroristas, entre otras.
Posted on abril 11, 2013 by Jorge Morell Ramos on Blog, Condiciones de Uso

SocialBro actualiza sus Condiciones de Uso

SocialBro, la popular herramienta de analítica para Twitter, actualizó hace menos de dos semanas la totalidad de sus términos y condiciones, es decir, sus Condiciones de Uso y su Política de Privacidad.

Dado que la herramienta es muy usada por los profesionales de la estadística tuitera, me ha parecido interesante echarle un vistazo a estos cambios. Empiezo con las modificaciones en las Condiciones de Uso, próximamente sigo con las de la Política de Privacidad.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Vamos allá pues:

Condiciones de Uso

  • El primer cambio es el formato, tanto en las Condiciones de Uso como la Política de Privacidad. Ahora es más directo, con una estructura menos “legal”. Llama la atención que la versión anterior de las Condiciones de Uso parecía estar pensada, en partes, en la época en la que todavía el servicio no ofrecía opciones de pago.
  • Las actuales Condiciones de Uso se limitan al uso que como usuario invitado o registrado se haga de la web. Ha desaparecido la referencia a algo llamado “SocialBro Server” (un software para la sincronización de contenido), y tampoco se indica que estas condiciones sean aplicables a cualquier otro producto, aplicación o servicio ofrecido por SocialBro. Interesante ya que existiendo una versión de escritorio de la herramienta, si bien buena parte del uso del servicio es vía la nube, quizá en un futuro próximo presente esta versión en modo local sus propias condiciones.
  • Se ha eliminado la sección de “Definiciones”, que entraba mucho más en detalle en aspectos como el cliente de software de SocialBro y las condiciones aplicables.
  • Al parecer ya no es necesario tener 18 años o el consentimiento de los representantes legales, esa referencia ha desaparecido en el nuevo texto.
  • Antes SocialBro podía emplear para sus actividades promocionales el logo de la empresa que usaba el servicio. Ahora nada se dice sobre el tema. Así que podría entenderse que no pueden hacerlo sin nuestro consentimiento expreso.
  • El aspecto relacionado con la seguridad de la cuenta tiene algunas novedades, alguna curiosa. Si bien sigue siendo personal y no transferible (aunque se diga con otras palabras), ahora se señala que SocialBro puede desactivar cualquier contraseña, con independencia de quién la haya seleccionado, si entiende que el usuario no ha cumplido adecuadamente con lo establecido en los términos y condiciones. También se añade ahora que yo usuario debo asegurarme que todo aquél que entre en la web de SocialBro a través de mi conexión a Internet, esté al tanto de estas Condiciones de Uso y las acate. o_O
Posted on marzo 29, 2013 by Jorge Morell Ramos on Blog, Condiciones de Uso, Política de Privacidad

MailChimp cambia sus términos y condiciones

MailChimp, el servicio para la realización de campañas de marketing por correo electrónico, modificó a lo largo de la semana pasada casi la totalidad de sus términos y condiciones, o lo que es lo mismo sus Condiciones de Uso y su Política de Privacidad, así como algunos ajustes menores en su Política de Copyright. A consecuencia de estos cambios, ha surgido un nuevo texto, la Política de Uso Aceptable, y las Condiciones de Uso de la API se han reubicado.

El servicio, empleado por más de 3 millones de usuarios, distribuye más de 4 mil millones de correos electrónicos al mes. Por tanto tiene un volumen nada despreciable hoy por hoy, lo que hace todavía más interesante conocer los cambios implementados.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

De modo que veamos en qué han consistido estas modificaciones:

Condiciones de Uso

  • El primer cambio obvio es que todas las diferentes políticas han sido simplificadas y acortadas, incorporándose además un mini párrafo a modo de resumen para cada cláusula. Las versiones anteriores eran más largas y ásperas en el lenguaje.
  • Diferentes cláusulas de las anteriores Condiciones de Uso se han integrado en un nuevo texto, la Política de Uso Aceptable. Principalmente todo lo que hablaba de buenas prácticas, contenido y acciones prohibidas y aspectos relativos al SPAM se han reubicado en este nuevo texto.
  • Se ha añadido el contenido del apartado 6, relativo a la disputa por la titularidad de cuentas. Se establece que MailChimp no arbitra quién es titular de una cuenta, que es algo interno de cada organización, que está prohibido pedir acceso o información sobre una cuenta de tercero y que en caso de duda, MailChimp resolverá el tema de la titularidad en función del contenido de los emails y la agenda de contacto de esa cuenta.
  • Se aclara que los Email Credits no expiran pero que si una cuenta que los emplea se pasa 12 meses sin dar señales de vida, MailChimp puede eliminarla.
  • Ahora si no es posible procesar un pago vía la tarjeta de crédito indicada, MailChimp contactará con nosotros y suspenderá la cuenta (en principio por un máximo de 30 días) hasta que el pago pueda ser procesado.
Posted on diciembre 21, 2012 by Jorge Morell Ramos on Blog, Condiciones de Uso, Política de Privacidad

Instagram – Análisis sobre sus nuevos términos y condiciones

Instagram, la red social de fotografía de referencia en la actualidad, abrió este lunes la caja de los truenos, y de que manera, con su propuesta de nuevos términos y condiciones. De hecho, tal ha sido la revuelta en la Red, que no tardaron ni 48 horas en dar diversas explicaciones y decir que revisarían varios aspectos de la propuesta. Dichas revisiones se plasmaron en una nueva versión este pasado jueves noche. En cualquier caso, se espera ahora que los nuevos términos entren en vigor el próximo 19 de enero.

Hay que recocer que el crecimiento tan acelerado que ha experimentado Instagram en un periodo de tiempo tan corto (justo cumplió los dos años en octubre), es algo fuera de lo normal. Cuando comencé este blog, la primera entrada del mismo (por allá finales de marzo de este año) fue para Instagram. Por aquél entonces no llegaba a los 30 millones de usuarios, no existía en Android y era independiente. A día de hoy, casi 9 meses después, se estima que puede ya rondar los 125 millones de usuarios, está presente en el sistema de Google y ha sido adquirida por Facebook. Un año movidito, vaya.

El problema es que el crecimiento de Instagram no ha llevado aparejada creo yo la adopción de unas Condiciones de Uso maduras y verdaderamente ajustadas al servicio. Cuando escribí las conclusiones sobre el análisis de sus términos y condiciones, ya comenté que parecían algo “principiantes“, hasta el punto de recordar a plantillas modificadas lo justo y necesario para salir del entuerto. Solucionaron este pasado 30 de agosto en buena parte ese problema con la nueva Política de Privacidad, pero las Condiciones de Uso generales y las de las API seguían ahí hablando de cosas sin importancia y olvidando dar cobertura a funciones ya presentes en la app (y ahora en la web).

Ahora al fin se actualizan estos textos, además de nuevos cambios en la Política de Privacidad, y bueno, visto lo visto, quizá hubiera sido mejor idea continuar algo más de tiempo con las condiciones originales y pensar con mayor cautela la nueva propuesta, ya que lo presentado contiene un alto número de aspectos cuestionables y no parece estar lo suficientemente trabajado, a pesar de la recientísima modificación.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Pero dejemos los rodeos y entremos en materia.

Voy a dividir el comentario en 3 bloques, Privacidad, API y Uso. Para quien no tenga ganas de leer, avanzo lo más destacado de cada apartado de forma muy sucinta. Quien esté interesado en conocer con cierto detalle los nuevos cambios y cábalas varias sobre sus porqués o implicaciones, que siga el camino de baldosas amarillas. :P

1.- Novedades en cuanto a la Privacidad:

  • Se incorpora la cláusula Facebook, que permite que la red de Mark Zuckerberg pueda acceder como empresa afiliada a la información y contenido de usuario (fotos y comentarios, entre otros datos) de Instagram. Este proceso también es a la inversa, de modo que Instagram puede ahora acceder a información de los usuarios de Facebook. Todo ello para mejorar así ambas entidades sus propios servicios y compartir conocimiento común de forma sencilla.
  • Se incorpora la cláusula antifraude, cuya finalidad es luchar más y mejor contra actividades ilegales en Instagram, aunque a cambio puede darse el caso que Instagram retenga por periodo de tiempo indeterminado pero extenso, información delicada del usuario ajena al servicio (y proporcionada por ejemplo por cuerpos de seguridad o agencias gubernamentales).
  • Se aplican ahora también las indeterminadas y vagas políticas de retención de datos de Instagram, que se ponen en marcha cuando alguien decide abandonar el servicio, a sus empresas afiliadas. Es decir, a Facebook. De modo que datos de Instagram compartidos en Facebook, podrían regirse por las políticas de retención de la primera y no la segunda, a pesar de estar almacenadas en Facebook.

2.- Novedades en cuanto a la API:

  • Han desaparecido las reglas específicas de la API, ahora temporalmente la misma parece regularse por las Condiciones de Uso generales, a partir del 19 de enero por las nuevas Condiciones de Uso generales. Muy extraño. Actualización: Finalmente, antes de ayer re-aparecieron con dos cambios, poner minúsculas en las cláusulas escritas en mayúsculas (hasta el punto de escribir “Instagram” con la “i” minúscula) y lo indicado en el punto 2, ya no pueden usarse las partículas “Insta” o “gram”.
Posted on diciembre 18, 2012 by Jorge Morell Ramos on Blog, Condiciones de Uso

Modificado el Acuerdo de suscriptor a Steam

Steam, la mayor plataforma y tienda de juegos online creada por Valve por allá 2003, cambió la semana pasada algunos aspectos de su Acuerdo de Suscriptor. Cambio que hizo sin dar cuenta del mismo a los usuarios (o al menos yo como usuario de Steam no he recibido aviso alguno).

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

¿Qué nos aguarda tras estos cambios? Pues algunas modificaciones “interesantes”.

Veámoslas:

  • Para empezar un cambio destacado en el apartado 6 del Acuerdo, dedicado a la información generada por el usuario (por ejemplo chats, mensajes en los foros, apodos usados en pantalla, selecciones de partidas, rendimientos de usuarios, datos de uso, sugerencias sobre productos o servicios de Valve y notificaciones de errores, entre otros). Tal contenido ya no sólo se licencia muy generosamente a Valve, ahora también a sus “empresas asociadas”. Ni en este ni en otros acuerdos legales he podido encontrar quiénes son tales empresas, pero estaría bien saberlo. Sobretodo teniendo en cuenta que la licencia es francamente amplia y puede no suponer ni tan siquiera la atribución por autoría…
  • Se reformula la introducción ligeramente respecto a con quién contratamos, en función de si nuestra residencia principal radica en un país de la Unión Europea o no. En realidad se dice lo mismo que antes, solo que algo menos claro.
  • Ahora se deja clarísimo que el apartado 12 del Acuerdo, relativo a “Resolución de conflictos/arbitraje vinculante/renuncia a demandas colectivas”, no resulta aplicable a quien viva en la Unión Europea. Antes se decía que si el usuario de Steam no vivía en EE.UU., era posible que esea cláusula, total o parcialmente, no le fuera aplicable. Eso se ha eliminado y se dice expresamente “Si vive en la Unión Europea, el apartado 12 no se aplica para usted”. Mejor.
  • Al hablar de los artículos virtuales con los que un usuario de Steam, como suscriptor, puede comerciar, se ha añadido el inciso “…que venda o compre en el Bazar de Suscripciones”. Por un lado el cambio se produce porqué el nombre del Bazar ha cambiado (de Bazar de Intercambio a Bazar de suscripciones) y por otro para hacer más hincapié en que ese comercio de bienes virtuales puede implicar tanto la venta como la compra de los mismos, mientras que antes únicamente se hablaba de comercio en general.
  • La letra B del apartado 2, relativa a “Términos aplicables al software beta”, es donde más cambios hay pero en realidad prácticamente todos son cosméticos. Es decir, se sigue diciendo lo mismo de antes sólo que de otra forma (en algún caso para mejor, en otro algo más confuso). Quizá el mayor cambio sea en el punto iv) de esta letra B, cuando se dice que el software beta puede causar incompatibilidades o daños en el ordenador (algo que el suscriptor a Steam asume al aceptar este Acuerdo). La diferencia radica en que antes no se hablaba de causar, sino de ocasionar. El matiz es mínimo, pero bueno, ahí está. Por lo demás igual.