Términos y Condiciones
Posted on abril 1, 2016 by Jorge Morell Ramos on 13 Detalles sobre..., Blog, Política de Privacidad

13 detalles sobre la privacidad de Miitomo

Nintendo hizo historia ayer estrenando el que es su primer juego para dispositivo móvil, Miitomo.

Una nueva andadura para el gigante japonés de los videojuegos en una categoría que casi inventaron, los videojuegos portátiles, pero que debido a los smartphones había comenzado a convertirse en su mayor amenaza.

Miitomo es un juego/app gratuito, aunque con micropagos, que permite crear un avatar (un Mii) con el que se puede jugar, cambiar de ropa o hacer fotos, a la vez que permite comunicarse con los Miis de nuestros amigos. La particularidad es que el Mii pregunta al usuario algo, éste le responde y el Mii comparte esa respuesta con los Miis de sus amigos. Por tanto la app es un poco videojuego, red social y sistema de mensajería.

Posted on enero 22, 2016 by Jorge Morell Ramos on 13 Detalles sobre..., Blog, Términos y Condiciones

13 cosas que los anuncios de Twyp no te cuentan

Twyp, la app de la entidad financiera ING para realizar pequeños pagos rápidos y fáciles desde el dispositivo móvil enviando simplemente un mensaje, ha tenido un nivel de visibilidad muy respetable durante su lanzamiento.

Principalmente gracias a la campaña de publicidad que la ha acompañado. Esa campaña muestra las bondades de la aplicación: su gratuidad, que no está vinculada a una entidad financiera en concreto o su forma de uso rápida y fácil.

Lo que no cuentan los anuncios son algunas de las particularidades de la letra pequeña que acompañan a la app. Y algunas son muy interesantes a efectos de su uso diario y especialmente en el largo plazo.

No olvidemos que estamos ante un servicio de pago P2P en el que lo que se transfiere es dinero electrónico entre dos usuarios. Siendo cualquiera de los dos capaz de iniciar la transferencia.

Posted on enero 28, 2015 by Jorge Morell Ramos on 13 Detalles sobre..., Blog, Términos y Condiciones

13 detalles sobre la privacidad de Snapchat – Actualizado

Los mensajes de Snapchat son efímeros, ¿pero y tu privacidad?

Snapchat, el servicio de mensajería efímera para fotos nacido por allá septiembre de 2011, ya no es obviamente flor de un día.

Con más de 700 millones de fotos enviadas por día y una valoración superior a los 4 billones de dólares, parece claro que es y será un jugador de peso en el lucrativo mercado de la mensajería en los próximos años.

En todo caso, ha tenido en los últimos tiempos algunas polémicas sobre su privacidad bastante destacadas: un importante crackeo a finales de 2013, las más de 100.000 imágenes supuestamente eliminadas reaparecidas o sus mejorables previsiones legales justo en materia de privacidad.

Aprovechando el cambio en sus Condiciones de Uso y Política de Privacidad este pasado 28 de octubre de 2015, revisemos estos 13 detalles en materia de privacidad, con extras.

Vamos allá pues, primero con 3 novedades en sus Condiciones de Uso:

1.- La licencia que damos sobre nuestro contenido a Snapchat les permite ahora alojar y almacenar ese contenido (en las mismas condiciones que antes, eso no ha cambiado). De forma que contenido que en teoría has eliminado, podría tenerlo en sus servidores. Sin embargo, en ningún momento se indica que eso afecte a las conversaciones privadas, sino al contenido compartido en sus canales públicos, como la opción Live Story.

2.- Relacionado con el anterior, ahora hay una nueva licencia en favor de Snapchat y sus socios comerciales (no citados), de forma que puedan usar tu nombre, aspecto y voz en cualquier contenido compartido en sus canales públicos, presentes o futuros. Además, de forma indefinida y gratuita. Vamos, que no te pagarán por eso que compartiste en una de sus Live Stories si al final acaba en un anuncio del socio comercial.

3.- Para los usuarios de EE.UU., se incluye ahora una cláusula de sometimiento a arbitraje (es decir, si hay problemas nada de ir a tribunales menos en casos muy concretos) y una renuncia por parte del usuario a presentar demandas colectivas.

Sobre la Política de Privacidad ahora (destacando las novedades en verde):

  • Los términos y condiciones pueden cambiar, pero avisarán siempre. A veces cambiando la fecha de “Última actualización” y otras con un aviso en la web o una notificación. Todo igual.
  • Para usar el servicio debes tener al menos 13 años. Antes en el caso del servicio Snapcash debías tener 18 años, pero esa referencia ha desaparecido. También ha desaparecido la referencia Snapkidz, que permitía usar el servicio a menores de 13 años.
  • Para crear una cuenta en Snapchat, mínimo debes dar: un nombre de usuario, tu número de teléfono, una contraseña, un correo electrónico y tu fecha de nacimiento. Nada nuevo. 
  • La información que automáticamente das al servicio es considerable: navegador web, idioma, IP, páginas vistas, mensajes enviados, a quién, hora y fecha, con quién intercambias más mensajes, dispositivo usado, su sistema operativo, su MAC e IMEI o información de diagnóstico en caso de error. Y ahora das incluso más, desde los anuncios vistos, pasando por las Live Stories consultadas o por ejemplo tu localización en función del giroscopio, acelerómetro y otros sensores de tu dispositivo. 
Posted on noviembre 21, 2014 by Jorge Morell Ramos on Blog, Términos y Condiciones

Wallapop – 13 detalles sobre sus términos y condiciones

Wallapop_términosycondiciones

Las condiciones legales del mercadillo digital de moda

ACTUALIZADO 24/01/16: Según los varios cambios que hubo durante 2015.

Wallapop, el mercadillo de segunda mano a través de móvil, es una app española que nació ahora hace poco más de 1 año. Desde entonces su crecimiento ha sido muy considerable, hasta el punto que en ese tiempo el servicio ya ha superado el millón de usuarios.

Disponible para iOS y Android, su concepto es sencillo, aplicar la idea del típico mercadillo de barrio al mundo digital y a través de dispositivo móvil geolocalizado. De esta forma uno puedo vender (y comprar) cualquier cosa que ya no use, pero desde la comodidad del móvil, con la posibilidad de contactar con el comprador/vendedor y sin perder la cercanía del mercado clásico de barrio.

¿Pero cómo regulan sus términos y condiciones este mercadillo digital? Wallapop presenta unos Términos y Condiciones, una Política de Privacidad y una Política de Cookies, como pilares legales del servicio. Sin embargo lo disponible en la web no es exactamente lo mismo que los textos accesibles desde la app, que son más largos y además integran privacidad y cookies en un único documento. Por tanto los detalles son relativos a las condiciones de Wallapop disponibles en la app, no las de la web.

Veamos 13 detalles de los mismos:

  • Debes tener al menos 18 años para usar el servicio, además de la capacidad legal suficiente para usar el servicio. Antes eran 14. Aunque con consentimiento paterno, podrías darte de alta según la Política de Privacidad.
  • Respecto al contenido que subas al servicio, textos e imágenes principalmente, cedes los derechos de comunicación pública, reproducción, distribución y transformación a Wallapop con ámbito universal, gratuitamente, en exclusiva (!) y por el tiempo correspondiente.
  • Debes mantener bien guardada la contraseña de usuario, ya que te hacen responsable de cualquier uso de Wallapop que se pueda producir mediante esa contraseña.
  • Nada de usar el servicio compartiendo material o datos contrarios a la ley, la moral, el orden público y los términos y condiciones. Es decir, cualquier cosa que vulnere el secreto de las comunicaciones, la propiedad intelectual, la protección de datos, suponga un robo de identidad o atente contra los derechos humanos.
Posted on septiembre 30, 2014 by Jorge Morell Ramos on 13 Detalles sobre..., Blog, Política de Privacidad

Ello – 13 detalles sobre sus términos y condiciones

Ello, ¿la red social en la que no eres el producto?

Ello, servicio nacido en marzo de 2014, ha saltado al primer plano mediático estas últimas semanas de septiembre como el anti-Facebook o la red social en la que no eres el producto (de hecho ese es su eslogan).

Fundada por Paul Budnitz y otros 6 componentes como una red personal privada, ha estado creciendo a un ritmo de 34.000 usuarios por hora desde la semana pasada. ¿Sus méritos? Afirmar que el usuario no es el producto, que nunca incluirá anuncios, no obligar a usar identidades reales, tolerancia cero con los discursos violentos y política flexible con el contenido de tipo erótico. El servicio es una mezcla de Twitter y Facebook y por defecto existen dos timelines, el de los Amigos y el del Ruido. Puedes seguir a los usuarios desde uno u otro sin que nadie sepa dónde los colocaste.

La razón de su repentina explosión en popularidad se ha debido a la polémica de Facebook con importantes miembros del movimiento LGBTQ, a los que obligaba a cumplir su política sobre identidades reales. Muchos de ellos se han negado, abandonando Facebook y marchando a Ello como red alternativa. Comenzando así su camino hacia la fama.

Por ahora únicamente puede accederse a Ello mediante invitación, pero sus múltiples políticas, términos, condiciones y manifiesto están disponibles para cualquiera, usuario o no.

Vamos por tanto a ver 13 detalles sobre los mismos:

  • Comenzando por su manifiesto, dice Ello que no creen en el usuario como producto o en una red social propiedad de los anunciantes. Creen en la transparencia (importante esto, luego veremos porqué) y por tanto no van a convertir al usuario en el producto.
  • Siguiendo con la transparencia, su política de seguridad dice que están a favor de especialistas en la materia que busquen las vulnerabilidades en el sistema. Siempre y cuando sigan unos mínimos, bastante lógicos, para ello.
  • Como complemento a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad, disponen de unas Ello Rules, a modo de los básico que uno debe tener en cuenta al darse de alta. Es decir, nada de amenazas, spam, lenguaje violento, infracciones de propiedad intelectual o vulneraciones de la privacidad de los usuarios. Tampoco se permite el contenido sexualmente explícito que no esté debidamente marcado (puede ponerse la cuenta en modo NSFW). Si se incumplen algunas de las reglas, pueden bloquearte la cuenta, la IP o directamente echarte. En todo caso, siempre bajo el exclusivo criterio de Ello y las reglas pueden cambiar en cualquier momento.
Posted on septiembre 9, 2014 by Jorge Morell Ramos on 13 Detalles sobre..., Blog, Condiciones de Uso, Política de Privacidad

Beats by Dre – 13 detalles sobre sus términos y condiciones y su relación con Apple

Apple y Beats by Dre, unidas pero separadas, ¿también en privacidad?

Beats by Dre, en realidad Beats Electronics si nos ponemos técnicos, es desde finales de mayo de 2014 una división de Apple que crea productos relacionados con el audio. A su vez, es la protagonista de la mayor adquisición realizada nunca por los de Cupertino, al módico precio de 3 billones de dólares. Curioso que una compañía fundada en 2006 para, entre otras cosas, proporcionar unos auriculares mejores que los cuestionables acompañantes del iPod, acabe finalmente en manos de Apple :P

En cualquier caso, Beats y Apple son uno, aunque legalmente hablando se mantengan como unidades autónomas (algo bastante excepcional en los de la manzana). De hecho, si bien Beats ha cambiado sus términos y condiciones en varias ocasiones (Junio y Agosto) desde que fuera adquirida por Apple, sigue manteniendo sus propios textos con sus correspondientes particularidades.

De modo que me parece interesante echar un vistazo a los términos y condiciones de Beats, unas Condiciones de Uso, una Política de Privacidad y una Política de Cookies, y a su vez ver cómo comulgan esos detalles con lo indicado por Apple en sus propios textos. A ver si van a formar parte de la familia sólo para lo que les interese.

Ahí van 13 detalles sobre sus términos y condiciones y cómo se comparan con Apple:

  • Si resides en EE.UU., contratas con Beats Electronics, LLC. Pero desde que los comprara Apple, tienen también una rama irlandesa, Beats Electronics International Limited. Con esa contratan por ejemplo los usuarios europeos o cualquier que no resida en EE.UU. | Con Apple los europeos contratamos con su delegación de Luxemburgo. Irlanda “simplemente” procesa los datos ofrecidos al usar iCloud.
  • Beats by Dre dice que necesitas ser mayor de edad para crear una cuenta, aunque también pueden hacerlo menores de edad con el OK del representante legal (que asumirá los términos y condiciones). En todo caso, voluntariamente no recopilan datos de menores de 13 años. | Muy similar, Apple permite menores de 13 años si entran vía su programa de estudiantes y con consentimiento paterno.
Posted on junio 19, 2014 by Jorge Morell Ramos on Blog

BlaBlaCar – 13 detalles sobre sus términos y condiciones

BlaBlaCar_pequeño

¿Qué supone compartir coche a través de BlaBlaCar?

BlaBlaCar, empresa francesa conocida también como Comuto, nació por allá 2004 como servicio para poner en contacto a usuarios que querían compartir vehículo. 10 años después, es el líder europeo en el sector, con más de 7 millones de usuarios.

Sin embargo no ha sido por eso que ha saltado a la primera plana mediática, sino por la polémica sobre su posible ilegalidad, junto a otros servicios similares como puedan ser Uber o Cabify. Pero por si no hubiera habido suficiente con la intensa semana anterior, en ésta Fomento dice que inspeccionará la web de BlaBlaCar para ver si cumple con la legalidad española.

A todo eso, ¿qué están aceptando sus usuarios cuando emplean el servicio? Pues lo dicho por sus Normas de Buena Conducta, su Política de Privacidad, su Política de Cookies y sus Condiciones Generales de Uso. Una buena cantidad de texto.

Veamos pues 13 detalles sobre esos términos y condiciones:

  • BlaBlaCar no permite el uso comercial o profesional del servicio y debes tener 18 años para emplearlo. Por cierto, sólo puede tenerse una cuenta de usuario y el conductor debe tener en orden y disponible la documentación del coche, la del seguro y su carné de conducir.
  • Antes de ponerse en marcha, conductor y pasajero/s deben pactar: gastos, horarios, si cabe equipaje y cuánto, si pueden llevarse mascotas, si habrá música, si se puede fumar, el número de pasajeros y los lugares de recogida y llegada. Además, el desplazamiento debe obedecer a necesidades individuales particulares reales (no ficticias) del usuario. Vamos, que nada de confundir al usuario con viajes, y circunstancias del mismo, falsas.
  • Conductor y pasajero se comprometen a cumplir la normativa vigente en la materia. Además, el conductor asume no tomar sustancia o producto alguno que afecte su capacidad de llevar el coche. Mientras que el pasajero se comportará de forma “cortés, educada y razonable”, sin distraer al conductor.