DuckDuckGo – 13 detalles sobre su privacidad

¿Qué aspecto presenta la privacidad del buscador web DuckDuckGo?

DuckDuckGo - 13 detalles sobre su privacidad

DuckDuckGo, el buscador web alternativo a Google, Bing o Yahoo (y fundado por Gabriel Weinberg en 2008), promete niveles de privacidad a los que el resto de buscadores más “comerciales” no parecen poder comprometerse a priori. Promesas que parecen funcionar a la vista de sus estadísticas de uso recientes, y es que en 2013 DuckDuckGo superó por primera vez los 1000 millones de búsquedas, consiguiendo récords a los pocos días de estallar el escándalo NSA/Snowden.

¿Pero qué dicen los términos y condiciones de DuckDuckGo? ¿Dan a entender ese nivel de privacidad del que tanto se congratulan frente a la competencia? Veamos a ver qué dice su Política de Privacidad, único texto legal de este buscador web alternativo:

  • Presenta una extensión de 2129 palabras en inglés (de Estados Unidos), unas 8 páginas. Con todo, es de las pocas políticas de privacidad que se acompaña de 2 versiones ilustradas (Don’t Track Us y Don’t Bubble Us, ambas en castellano) bastante interesantes y únicas en el mundillo.
  • DuckDuckGo presenta como gran particularidad que cuando buscas algo con ellos y haces clic en un enlace, por defecto te redirecciona de tal forma que los términos de búsqueda empleados no se comunican a esa web visitada, como ocurre en otros muchos buscadores. Algo que en todo caso puede desactivarse.
  • Presenta también una versión cifrada (HTTPS), que en todo caso es más lenta y sí indica los términos de búsqueda utilizados a la web de destino, si también usara HTTPS. De todos modos, no proporciona esos términos de búsqueda a los ordenadores por los que viaja nuestra petición desde nuestro ordenador al de DuckDuckGo.
  • Para llevar un paso más allá la privacidad, incluye un método HTTP llamado POST Request (desactivado por defecto), según el cuál no se muestra en tu navegador la búsqueda, y de ahí que no se envíe a las webs que visites. Ahora bien, esto estropea el botón “Atrás” de los navegadores y hace imposible compartir la URL de tu navegador con un simple copiar/pegar.
  • Por si fuera poco, vía la sintaxis del buscador, se puede activar la navegación a través de un proxy; basta escribir en la caja de búsqueda “!proxy” más el dominio que queramos visitar para activarlo. En todo caso, avisan que ello ralentiza la navegación.
  • DuckDuckGo no recoge ninguna información personal cuando lo usas. Es decir, no hay forma de vincular tus búsqueda a ti ya que no almacenan ni tu IP ni  el llamado User Agent.
  • Dice DuckDuckGo en su Política de Privacidad que tampoco emplea por defecto cookies, dificultando por tanto la vinculación entre tus búsquedas y tu persona al faltar el identificador único que muchas veces se añade vía las galletitas.
  • ¿Qué datos recopila por tanto DuckDuckGo? Si cambias la configuración por defecto, usa una cookie (si quieres, ya que pueden usarse otros sistemas de almacenamiento) para guardar los cambios y en todo caso nunca de forma que te pueda identificar. Si usas la sintaxis avanzada, se emplea otra cookie para recordar las fórmulas más empleadas, pero ocurre lo mismo que antes. Las búsquedas que hagas se guardan, pero no de forma personalizada o vinculada a identificadores concretos.  Finalmente, si se proporciona feedback de forma no anónima, almacenan el correo electrónico.
  • Entre los datos que pueden llegar a recopilar, está la información extraída de códigos de afilados añadidos en productos de determinadas tiendas online, pero de nuevo sin vínculo concreto entre una posible compra y un usuario. De esta forma DuckDuckGo gana un pequeño porcentaje cada vez que alguien compra en una de esas tiendas. No se comparte información personal alguna con la tienda, y información de producto obtenida es agregada y anónima, de forma que no puede vincularse a un particular.
  • La información que comparten consiste en los términos de búsqueda usados para llegar hasta las webs visitadas, pero únicamente si se desactiva el sistema por defecto y no se emplea una alternativa como HTTPS o POST Request.
  • DuckDuckGo atiende los requerimientos gubernamentales o de cuerpos de seguridad por razones legales, pero no espera que pueda proporcionarles nada útil ya que no almacena información personal alguna.
  • Los cambios sustanciales (concepto que no se define) serán señalados aquí con 30 días de antelación, incluyendo un “Updated” rojo en la Política de Privacidad situada en el pie página de la web. Justamente en esa web no hay footer ni enlace directo a la política de privacidad… En todo caso, al inicio se señalan con bastante detalle los cambios realizados hasta ahora en el texto.
  • Como curiosidad final, se menciona una alternativa como buscador web, también del mismo estilo que DuckDuckGo y denominado Ixquick.

En conclusión, parece que las promesas de privacidad de DuckDuckGo se aproximan a la realidad, al menos por lo que cuentan en sus términos y condiciones. Falla quizá algo en materia de cambios (aunque luego los indica con precisión), no habla sobre los tiempos de retención o el lugar en el que aloja los datos recopilados, pero destaca positivamente su no almacenamiento por defecto de los términos de búsqueda, el acceso a proxies vía simplemente la sintaxis del buscador, el reducido uso de cookies que lleva a cabo y en general el escaso aprecio por nuestros datos personales.

Será cuestión pues de empezar a usarlo más (yo los días que llevo empleándolo he quedado sorprendido gratamente).

¡Feliz búsqueda!

—–

Twitch – 13 detalles sobre sus términos y condiciones

Posted on Dec 5, 2013 in 13 Detalles sobre..., Blog | No Comments

¿Qué aguarda legalmente en Twitch, el servicio de referencia para retransmitir eventos deportivos electrónicos?

Twitch - 13 detalles sobre sus términos y condiciones

Twitch, el servicio para la retransmisión de eventos deportivos electrónicos (los llamados e-sports/e-deportes) se ha convertido en poco más de dos años en un servicio de referencia. De hecho ya hay quien dice que ostenta el monopolio en este sector del streaming de e-deportes.

Surgido de la mano de los creadores de Justin.tv, nació en junio de 2011 con una clara finalidad, permitir a los usuarios retransmitir sus partidas, multijugador o no, al videojuego que le interesara. Dos años y 35 millones de usuarios mensuales después, Twitch es la referencia en este sector del streaming videojueguil. De modo que cualquier evento mundial o no relacionado con videojuegos, raro es que no sea retransmitido vía Twitch.

Pero no queda ahí la cosa, tanto PlayStation 4 como Xbox One han adoptado Twitch como canal oficial para que los usuarios de cada respectiva consola puedan hacer directamente streaming desde su dispositivo en relación al juego que estén disfrutando o ver las retransmisiones de otros. Es decir, que las batallas caseras al Sing Star o derivados ya se podrán retransmitir al mundo entero si hace falta. :P De hecho el servicio ya ha causado una primera y respetable polémica en la consola de Sony gracias a esta nueva función. Por tanto la explosión de Twitch no ha hecho más que comenzar.

De modo que resulta muy interesante saber qué dicen los términos y condiciones de Twitch. Principalmente se componen de unos Terms of Service y una Privacy Policy, a los que hay que añadir unos Terms of Sale, política de cookies, uso de la marca, eventuales infracciones de propiedad intelectual y la selección/exclusión de publicidad personalizada.

Recordar que la geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, pueden encontrarse en el Mapa de Términos y Condiciones.

Por tanto y sin más dilación, vamos allá con 13 detalles sobre los términos y condiciones de Twitch:

  • Son unos términos y condiciones largos, únicamente teniendo en cuenta las Condiciones de Uso y la Política de Privacidad, ya se van hasta las 8937 palabras. Pero más que largos, son muy concienzudos a la hora de detallar cada apartado, ya que en el fondo no son unos términos y condiciones especialmente “raros”.
  • Para usar Twitch hay que tener al menos 13 años. Entre 13 y 18 años, se requiere la supervisión del tutor legal que haya aceptado los términos y condiciones.
  • Twitch nos concede por regla general una licencia limitada, revocable y no sublicenciable para uso personal o comercial-interno del servicio. Ahora bien, existe un tipo de usuario llamado “Broadcaster” que puede retransmitir ya sea en directo o grabado su contenido, de acuerdo a una licencia personal, limitada, no exclusiva, revocable y no transferible.
  • En todo caso, ser Broadcaster implica que Twitch tenga acceso al contenido compartido en los siguientes términos: mundial, no-exclusivo, gratuito, transferible, sublicenciable y perpetuo para casi cualquier cosa y en tiempo presente o futuro. Por tanto ser broadcaster permite hacer más cosas y el contenido subido es nuestro, pero se licencia a Twitch en términos excesivamente amplios y generosos.

(more…)

Angry Birds – 13 detalles sobre sus términos y condiciones

Posted on Oct 10, 2013 in Blog | No Comments

¿Guardan los Angry Birds algún secreto, o huevo de oro, entre sus términos y condiciones?

Angry Birds - 13 detalles sobre sus términos y condiciones

Todo empezó hará pronto 4 años.

Angry Birds debutó en el mundo de los videojuegos en diciembre de 2009 para dispositivos iOS. Quién les iba a decir a los señores de Rovio, sus creadores, que pasado ese tiempo el videojuego hubiera recibido 2000 millones de descargas (y ahí sigue con fuerza).

Después de haber jugado incontables horas con los pájaros de marras, a uno le entra la curiosidad legal y piensa, ¿deben guardar algún secreto más estos pájaros y quién los concibió? Pues nada mejor que echarle un vistazo a sus términos y condiciones, y a ver qué descubrimos. Los términos y condiciones de Angry Birds se componen de una Política de Privacidad o Privacy Policy, un Analytics and Data Usage in Rovio Games y unas Condiciones y Licencia de Uso o Terms of Service and End User License Agreement (EULA).

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Vamos a centrarnos en el primer y último documento. Veamos a ver qué nos aguarda:

  • Ninguno de los juegos adquiridos de Angry Birds (o cualquier juego de Rovio) es tuyo, simplemente te lo licencian. No te lo venden.
  • Angry Birds, o cualquier juego de Rovio, estaría recomendado para mayores de 13 años. De recogerse datos personales de menores de 13, se eliminarían cuanto antes.
  • El uso del juego, o los servicios ofrecidos por Rovio, se concede a título personal y no comercial, y únicamente para 1 dispositivo de juego.
  • Se nos dice que estudiemos detenidamente los términos y condiciones de las terceras aplicaciones con las que el juego o el servicio pueden interconectarse.
  • Si Angry Birds lo has adquirido en formato físico, sí que puedes transferirlo (en su totalidad) a otra persona, siempre y cuando quien lo transfiera no conserve copia alguna (debe destruirlas físicamente) y quien lo reciba acepte que es para uso personal.
  • El contenido creado dentro del videojuego, ya sean mapas, imágenes o vídeos que puedan dar lugar a un derecho de propiedad intelectual o industrial, se licencia a Rovio de forma exclusiva, gratuita, mundial, transferible, irrevocable, sublicenciable y perpetua para hacer casi lo que quieran, ahora o en el futuro, y renunciando a tus derechos morales.
  • Aceptas que tus datos personales se traten y almacenen en un país situado fuera del Espacio Económico Europeo o en Estados Unidos directamente. No se especifica más.
  • En caso de haber adquirido algún bien virtual, como un Mighty Eagle, en realidad te lo han licenciado de forma limitada,  para uso personal, no transferible ni sublicenciable , así como revocable.
  • Rovio limita su responsabilidad por posibles daños, si la ley lo permite, al importe que pagaste por el juego ó 5 euros, el que resulte menor .
  • Puedes estar proporcionando datos personales: al apuntarte a un evento, asociar el juego a una red social de tercero, suscribirte a boletines, comprar productos en la tienda, usar la opción “Díselo a un amigo”, emplear el soporte técnico u otro. Más todo tipo de dato proporcionado de forma automática, por ejemplo la IP.
  • Rovio puede complementar los datos personales que haya captado al jugar a Angry Birds, con por ejemplo datos de tercero sobre demografía, publicidad, mercados u otras encuestas.
  • Rovio se reserva el derecho a compartir con terceros, por ejemplo para publicidad, los datos recogidos de carácter no personal. Además, aceptas la publicidad comportamental, que si no deseas deberás desconectar expresamente.
  • En caso de conflicto, se aplicarían las leyes de Finlandia y quedaría en manos de Rovio decidir si la jurisdicción competente es la del domicilio del usuario o directamente se acude al arbitraje de la Cámara de Comercio de Finlandia.

Pues nada, feliz juego y cuidado con los pájaros, no sólo los Piggies son malos. :P

—–

Candy Crush – 13 detalles sobre sus términos y condiciones

Posted on Sep 12, 2013 in 13 Detalles sobre..., Blog | No Comments

¿Qué dicen los términos y condiciones del videojuego de moda, Candy Crush?

Candy Crush - 13 detalles sobre sus términos y condiciones

Candy Crush es el nuevo videojuego de moda, no hay duda.

Creado por la empresa británica King, fue lanzado el 12 de abril de 2012 en Facebook. El 14 de noviembre del mismo año debutaba en dispositivos móviles y desde entonces es una máquina imparable de hacer dinero. De hecho, se estima que sus desarrolladores ganan más de 600.000 dólares al día.

¿En qué consiste el juego? Es una variación de juegos de “conecta tres”. Cada nivel tiene un tablero de juego de diferente forma  lleno de dulces de entre 3 y 6 colores diferentes y, a veces obstáculos. El movimiento básico del juego consiste en intercambiar posiciones de dos caramelos para alinear grupos de tres del mismo color, con lo cual desaparecen y causan que los caramelos por encima de ellos caigan en el espacio que queda debajo, resultando a menudo en reacciones en cadena. Sencillo pero tremendamente adictivo. A ello Candy Crush suma un modelo Freemium por el que la app es gratuita pero se pueden hacer micropagos para desbloquear nuevos niveles.

¿Y qué dicen sus términos y condiciones? Pues vamos a verlo. Los mismos se componen, en su versión iOS, del Acuerdo de Licencia 1.16.1, que supone Condiciones de Uso y Política de Privacidad, todo en uno.

Antes de nada, decir que con estos 13 Detalles de Candy Crush se inicia una submodalidad de este tipo de entradas que estará dedicada en exclusiva a los videojuegos. La principal diferencia será que estas entradas resultarán mucho más exprés e incluso “quirúrgicas”, indicando justo lo imprescindible.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Vamos allá pues con estos 13 detalles:

  • El acuerdo de licencia o términos y condiciones se ofrece en 10 idiomas, entre ellos el español (todo un récord). Nada se dice sobre la versión que tendría prioridad, por tanto entenderíamos la española.
  • Los términos pueden cambiar en cualquier momento y el uso continuado de Candy Crush implica su aceptación.
  • Se concede una licencia no exclusiva, no transferible, limitada y revocable para usar el juego. Por tanto la copia de Candy Crush nunca es del usuario.
  • Para jugar hay que tener al menos 13 años. Si se está entre los 13 y 18 años, los representantes legales (padres) deben haber revisado y aceptado estos términos y condiciones.
  • Para comprar moneda virtual en Candy Crush hay que tener al menos 18 años. Ni la moneda ni los objetos virtuales adquiridos durante el juego son intercambiables por dinero u objetos reales.
  • No caben devoluciones de esos bienes o monedas virtuales una vez hayan sido adquiridos.
  • Cada vez que se incluya el avatar o una imagen de Candy Crush en una web, hay que acompañarla de un enlace visible al juego.
  • Potenciales datos personales que Candy Crush muestra públicamente: nombre, foto de perfil, ciudad, país e ID de usuario. También se muestran logros y puntuaciones.
  • Candy Crush retiene los datos personales captados el tiempo necesario de acuerdo a los propósitos del Acuerdo de Licencia aceptado. Pasado ese tiempo, los elimina.
  • Se diferencia entre la recolección de datos personales y datos no identificativos, pero no llega a aclararse quién es quién en cada caso.
  • No se puede jugar a Candy Crush ocultando la IP. No Tor allowed!
  • Cualquier contenido subido al juego se licencia de forma no exclusiva, gratuita, perpetua e irrevocable para casi  cualquier cosa, formato, ahora o en el futuro y sin necesidad de atribuir autoría (se renuncia a derechos morales).
  • En caso de conflicto se aplican las leyes de Malta, donde está domiciliada King.com

Y nada más.

Feliz partida :-)

—–

IFTTT – 13 detalles sobre sus términos y condiciones

Posted on Sep 4, 2013 in 13 Detalles sobre..., Blog | 2 Comments

¿Ocultan algo significativo los términos y condiciones de la app de automatización del momento, IFTTT?

IFTTT - 13 detalles sobre sus términos y condiciones

IFTTT, pronunciado “ift” (como en gift), es un servicio que permite interconectar canales (Facebook, Twitter, el email o el tiempo, entre muchos otros) y los perfiles que uno tenga en esos canales, para generar “recetas” o acciones personalizadas para el usuario.

O lo que es lo mismo, IFTTT funciona según la regla por la cual “Si ocurre esto, entonces que ocurra aquello otro” (If This Then That, en inglés). De esta forma el usuario puede automatizar cantidad de procesos y tareas diarias que por su naturaleza son muy mecánicos. Por ejemplo, aprovechando los más de 60 canales ya soportados, podemos programar que cada vez que nos etiqueten en Facebook, esa foto se vaya automáticamente a Dropbox. O que cada vez que subamos una foto a Instagram, ésta sea la nueva foto de perfil en Twitter. O que todos mis check-ins mensuales en Foursquare se organicen en una nota de Evernote. Y así casi hasta el infinito.

Es decir, IFTTT permite que uno pueda convertirse en super usuario a base de una ingente cantidad de automatización de procesos. De hecho a más de uno seguramente le recordará a algo bastante parecido como es Yahoo Pipes (que también puede conectarse con IFTTT).

En todo caso, IFTTT está comenzando a coger cierta fuerza, a pesar de ser un servicio con menos de 3 años, y creo que es buena idea echarle un vistazo a sus términos y condiciones, especialmente interesantes por la presencia de una gran interacción entre servicios de terceros. Se componen de unos Terms of Use y una Privacy Policy. Reseñar que las Condiciones de Uso incluyen unos mini términos aplicables también para quien emplee el servicio vía su app para iOS.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Veamos pues 13 detalles sobre los términos y condiciones de IFTTT:

  • No son unos términos y condiciones cortos, alcanzando concretamente las 5710 palabras, y completamente en inglés (la única versión disponible).
  • Da la sensación de haber habido poca comunicación entre quien escribía las Condiciones de Uso y la Política de Privacidad, ya que en varias materias una y otra parecen contradecirse. Un primer ejemplo lo encontramos en la edad para usar el servicio. Según las Condiciones de Uso debes necesariamente tener 18 o más años para emplear IFTTT, pero de acuerdo a la Política de Privacidad si eres menor de 18 y cuentas con el consentimiento paterno, puedes emplearlo. Los menores de 13 años, con o sin consentimiento, están excluidos.
  • Un segundo ejemplo lo identificamos a la hora de modificar las políticas, nuevamente diferentes criterios. Según se indica, las Condiciones de Uso pueden ser actualizadas a criterio de IFTTT, que colgará los cambios en la web y nosotros  seremos responsables de estar pendientes de ellos. Además, los aceptaremos si seguimos usando el servicio tras su actualización. Mientras tanto, la Política de Privacidad dice que no reducirá nuestros derechos sin consentimiento explícito y que en todo caso cualquier cambio que se cuelgue en la web no entrará en vigor hasta pasados 30 días.
  • No cabe el uso comercial de IFTTT, únicamente el personal. De hecho el servicio puede ser suspendido o limitado en cualquier momento y por cualquier razón, además de poder adoptar una modalidad de pago.
  • No es posible crear una cuenta usando el nombre de otra persona con la finalidad de robarle su identidad, emplear un nombre protegido por derechos de terceros o un nombre vulgar u obsceno. Tampoco se permite el uso de una cuenta de IFTTT por un tercero que no cuente con la debida autorización.

(more…)

Medium – 13 Detalles sobre sus términos y condiciones

Posted on Aug 21, 2013 in 13 Detalles sobre..., Blog | No Comments

¿Qué dicen los términos y condiciones de Medium, la nueva plataforma de moda para bloggear?

Medium - 13 detalles sobre sus términos y condiciones

Medium, la hoy plataforma de blogging creada por algunos de los fundadores de Blogger y Twitter, cumple estos días su primer año de vida (tras presentarse en sus inicios como una red social enfocada a las imágenes).

Medium, todavía en beta y con acceso limitado, se presentó hace poco menos de un mes como “Un lugar mejor para leer y escribir cosas que importan”. En el fondo no es más que una plataforma de blogging muy minimalista, en la que lo importante es el contenido (sobretodo el texto). Presenta una portada curada vía editores humanos que se ven ayudados por un “Pagerank” a pequeña escala que determina la significación de una entrada según el número de lecturas, recomendaciones, visitas y otros elementos que hacen que normalmente lo que uno escribe no se ordene cronológicamente sino según su “calidad”.

En los últimos meses está comenzando a ganar seguidores y de hecho el propio Enrique Dans ha abierto blog allí desde hace cosa de un mes.

¿Pero qué hay de sus términos y condiciones? Pues están formados por hasta 4 documentos diferentes: unos Terms of Service, una Privacy Policy, unas Rules y unas Logos and Brand Guidelines. En total más de 7000 palabras en normativa para regular su servicio.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Vamos a ver entonces 13 detalles sobre los términos y condiciones de Medium:

  • Nos encontramos antes unos términos y condiciones largos si se tienen en consideración todas las políticas, como hemos dicho hablamos de más de siete mil palabras y únicamente en inglés. Al menos están en su mayoría escritas en un registro bastante accesible e incluso con cierto humor.
  • El contrato se celebra entre el usuario y The Obvious Corporation. Medium sólo pueden usarlo “adultos y adolescentes”. Es decir, y según lo señalado, el usuario no puede ser menor de 13 años, un negocio competidor o un robot. :P Pueden realizarse cambios en cualquier momento y, si bien cabe la comunicación previa de cambios importantes, no es la regla general. Si seguimos usando el servicio tras publicarse la nueva versión eso significará nuestra aceptación del cambio.
  • Para acceder y usar Medium es necesario contar con cuenta en un tercer servicio, que hoy por hoy es únicamente Twitter. De usarse las credenciales de un tercero, un robo de identidad, nos pueden impedir el acceso al servicio. Esta forma de acceso implica haber aceptado los términos y condiciones de ese tercer servicio.
  • Al acceder vía Twitter, debemos usar nuestro nombre de usuario (dato que Medium almacena junto al email) y llevar a cabo el proceso de autorización. La Política de Privacidad de Medium deja claro que no almacena la contraseña de Twitter, pero sí puede recoger otra información biográfica o geográfica que se haya compartido en Twitter.
  • El contenido generado es propiedad del usuario, pero se licencia generosamente a Medium a título gratuito, no-exclusivo, con ámbito mundial, sublicenciable, transferible e irrevocable. En tanto en cuanto el contenido continúe en Medium, esa licencia sigue vigente. De hecho se habla de que se autoriza el uso del contenido en cualquier medio presente o futuro (pelín abusivo esto).

(more…)

Google Glass – 13 Detalles sobre sus términos y condiciones

Posted on Apr 25, 2013 in 13 Detalles sobre..., Blog | No Comments

Google Glass, las gafas de realidad aumentada de Google, son el último objeto de deseo en el mundo tecnológico y una de las últimas amenazas en materia de privacidad.

Ahora hace poco más de un año, Google anunciaba Project Glass a través de un vídeo conceptual sobre cómo podría ser un día en la vida de alguien que empleara el tipo de tecnología planteado. Es decir, unas lentes que proyectaran frente a los ojos del usuario información de todo tipo al instante, con una interfaz basada en comandos de voz y con una capacidad de interacción y respuesta reducida a la mínima expresión.

Un año después el proyecto ha pasado a convertirse en realidad y Google Glass ya es algo más que un concepto. De hecho más de 1500 desarrolladores ya lo tienen entre manos y están trabajando en múltiples desarrollos.

Ahora bien, no todo han sido bondades durante este año. La facilidad y discreción (con un simple guiño por ejemplo) con la que Google Glass permite capturar imagen, vídeo o audio, han hecho que sea visto como una seria amenaza a la privacidad de sus usuarios y quienes estén a su alrededor. Tal es la paranoia sobre el tema que, a pesar de no estar todavía disponibles para el gran público, ya hay restaurantes que han prohibido su uso en el recinto, se cuestiona la legalidad de usarlas al volante, han dado lugar a un movimiento anti-cyborg e incluso se ha acuñado ya un término (en inglés) para quien hace un uso inapropiado del dispositivo, “Glasshole“.

Visto lo visto pues, parece buena idea echarle un ojo a los términos y condiciones de esta versión inicialmente puesta en circulación para desarrolladores, la llamada “Glass Explorer Edition”. Dichos términos se componen de las Condiciones de Uso y Política de Privacidad de Google en términos generales, y de los Terms of Sale, las Glass Platform Policies y los Google Mirror API Terms of Service en términos específicos. El comentario se centrará en estos 3 últimos documentos.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Dichos esto, vamos allá, 13 detalles sobre los términos y condiciones de Google Glass:

  • Para emplear la actual versión de Glass, denominada Explorer Edition y calificada como en fase beta, el usuario debe ser mayor de 18 años, residir en EE. UU. y adquirir únicamente 1 dispositivo. El dispositivo debe recogerse en persona, en fecha y lugar (suelo norteamericano siempre) especificado por Google. Se dispone de un periodo de 30 días para desistir de la compra y no cabe el uso comercial del mismo.
  • El uso de Glass puede suponer que se empleen otros servicios de Google, como es natural. Lo que Google dice es que eso supondrá la aplicación de los términos y condiciones de esos otros servicios (¿consentimiento por voz?). Es decir, emplear con Glass por ejemplo Google Maps, implica la aceptación del siguiente aviso de navegación: “Los ojos siempre deben mirar la ruta, deben acatarse las leyes aplicables, no cabe usar el servicio mientras uno se mueva, la información no es en tiempo real, la localización puede ser inexacta y las direcciones puede ser incompletas, inadecuadas o peligrosas”. Vaya, que emplear Google Maps con Glass es una tremenda idea. :D

(more…)

Coursera – 13 Detalles sobre sus términos y condiciones

Posted on Feb 13, 2013 in 13 Detalles sobre..., Blog | 5 Comments

Actualización: Entrada al día según los últimos cambios introducidos el pasado 17 de Agosto de 2013.

Actualización 2: Aquí las 3 partes de la comparativa sobre 5 de los principales proveedores de MOOC, de acuerdo a sus términos y condiciones, Coursera incluido.

—-

Coursera, la compañía tecnológica enfocada a la educación online mediante cursos gratuitos y masivos (estamos hablando de docenas o centenares de miles de estudiantes por curso), fue creada hace menos de 9 meses pero ya ha dejado huella en Internet.

Coursera - 13 detalles sobre sus términos y condiciones

La idea de Coursera es sencilla: educación a distancia mediante cursos online en múltiples áreas, de una duración de 2-4 meses, gratuitos y masivos. Los cursos los proporcionan algunas de las universidades más prestigiosas del mundo (Stanford, Princeton o Edimburgo), uno puede apuntarse desde cualquier lugar del planeta, no paga nada por hacer el curso (sí paga en caso de querer certificado verificado) y aprende junto a miles de personas que también estudian esa materia. De ahí que Coursera haya dado lugar a un nuevo término en el mundo tecnológico, los MOOCMassive Open Online Courses (cursos abierto en línea masivos).

5 de esos cursos, desde la semana pasada, ya pueden ser convalidados en más de 2000 universidades de EE.UU.

En los 9 meses que lleva en marcha, más de 2,6 millones de personas han estudiado en alguno de sus cursos. Y un dato interesante, cuando alcanzaron el millón de estudiantes, personas de hasta 196 países se habían apuntado, siendo España el 9º en número de participantes.

Y a todo esto, ¿qué dicen los términos y condiciones de Coursera? Pues consisten en un único documento en el que se engloban tanto las Condiciones de Uso como la Política de Privacidad, y son sus Terms of Use & Privacy Policy.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Vamos a ver pues 13 detalles sobre los mismos:

  • Comencemos por los aspectos formales. Tenemos ante nosotros unos términos y condiciones largos (6776 palabras o lo que es lo mismo, unas 17 páginas) y únicamente en inglés, no se ofrece traducción alguna. Como he comentado, en un único texto se encuentran las Condiciones de Uso y la Política de Privacidad. Pero hay más, tenemos también un escueto “Código de Honor” y un no tan breve “InCommon Participant Operating Practices“, que es algo así como la ficha respecto al acuerdo que Coursera ha firmado con InCommon para el uso de su tecnología para la gestión y organización de recursos online en la educación superior.
  • ¿Edad a la que se puede acceder a Coursera? Menores de 13 años bajo ningún concepto (aunque la Política de Privacidad da a entender que cabría tal posibilidad con consentimiento paterno). A partir de ahí, hay varias opciones: ser mayor de 18 años, ser un menor emancipado o tener edad suficiente como para obligarse legalmente a los términos y condiciones presentados y disponer de la autorización de los padres o representantes legales. No caben más opciones. Ahora bien, los que cumplan con el tema de la edad, deben aún así cumplir los requerimientos establecidos por los términos y condiciones, los requisitos extras que pueda establecer un curso e, importante, aceptar el Código de Honor.

(more…)

Gossip – 13 Detalles sobre sus términos y condiciones

Posted on Feb 1, 2013 in 13 Detalles sobre..., Blog | One Comment

ACTUALIZACIÓN: Post puesto al día de acuerdo a los nuevos términos y condiciones que Gossip estrenó el pasado 7 de marzo.

Gossip, la app para iPhone (pronto en Android al parecer) que permite publicar y compartir noticias muy próximas al usuario, ha dado bastante que hablar últimamente.

La aplicación, creada por la barcelonesa Crows & Dogs, saltó a la fama cuando hasta 19 centros concertados de la Escuela Pía Catalunya, activaron un protocolo de seguridad en los colegios tras dispararse en un periodo de 15 días los conflictos dentro de las escuelas a causa de los insultos y vejaciones anónimas aparecidas en la app.

El quid de la cuestión sigue centrado en si Gossip en lugar de emplearse para compartir noticias más o menos locales, se utiliza mayormente para publicar anónimamente lo que la app lleva justo por nombre, es decir cotilleos y rumores bastante agravantes.

¿Qué cuentan los nuevos términos y condiciones de Gossip? Pues consisten en dos documentos, unos “Términos y Condiciones”, que incluyen la parte de privacidad y condiciones de uso, así como una “Política de Cookies”.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Vamos a ver 13 detalles de los mismos:

  • La extensión en total ahora es de 2908 palabras (casi 300 más), se encuentran en castellano y como se ha comentado, incluyen los aspectos relativos a la Política de Privacidad y las Condiciones de Uso. Es un todo en uno con la excepción de la Política de Cookies. Como ya también se ha comentado antes, se señala que el titular de la app Gossip es la entidad Crows & Dogs.
  • Los términos y condiciones pueden ser modificados en cualquier momento pero ahora sí nos avisarán cuando eso ocurra (antes se decía que no habría aviso alguno y que era el usuario quien debía comprobar periódicamente la web). Eso sí, no se indica fórmula para comunicar los cambios.
  • Para emplear la aplicación ahora el usuario debe ser mayor de 17 años (antes eran 16). Si se es menor de esa edad, como la aplicación no está dirigida a menores de 17, la cuenta del usuario que haya proporcionado datos personales será eliminada, sin más.
  • Por cierto, sigue completamente prohibido el uso comercial de la aplicación. Por tanto, espacios de prensa rosa que estuvieran pensando en emplearla, no será posible si la finalidad va más allá de lo personal (a no ser que medie autorización expresa de Crows & Dogs).

(more…)

MEGA – 13 Detalles sobre sus términos y condiciones

Posted on Jan 21, 2013 in 13 Detalles sobre..., Blog | 2 Comments

¿Qué particularidades presentan los términos y condiciones de MEGA?

MEGA - 13 Detalles sobre sus términos y condiciones

MEGA, el nuevo servicio de Kim Dotcom, el creador de Megaupload, para almacenar y compartir archivos, está entre nosotros desde hace un par de días.

La idea de MEGA, que ojo al dato se auto denomina “The Privacy Company”, consiste en actuar como un proveedor de almacenamiento en la nube (hasta 50GB en la versión gratuita). En esa nube, y por ahora únicamente desde un navegador web (preferiblemente Chrome por lo que indican las FAQ), se pueden subir, almacenar, gestionar o descargar archivos y datos de todo tipo. Nada raro por ahora. La particularidad está en que el usuario antes de subir un archivo a MEGA, cifra automáticamente esos datos. Quien luego descarga el archivo, y sólo una vez descargado, descifra el archivo. Las claves de cifrado usadas, con la excepción de las públicas, nunca abandonan por tanto los ordenadores de los usuarios.

Por tanto MEGA técnicamente nunca sabe qué hay alojado en sus servidores, ni cuando se sube ni cuando se baja .

Ahora bien, la información cifrada se limita al nombre del archivo/carpeta y el archivo en sí, pero no a la información personal asociada a la cuenta. Por ej. el email, la IP, la estructura de carpetas, el propietario del archivo o las credenciales de pago se almacenan y procesan sin cifrar y MEGA tiene acceso a esa información tal cual.

Una vez cifrados y subidos los archivos, pueden compartirse con otros usuarios del servicio o vía un enlace público con cualquiera, requiriéndose en ese caso la exportación y transmisión segura de la concreta clave de cifrado, lo que según MEGA es responsabilidad exclusiva del usuario.

Hecha esta pequeña introducción, ¿qué cuentan sus términos y condiciones? Pues a continuación lo veremos. Se componen los TyC de MEGA de unos Terms of Use, una Privacy Policy y una Copyright Notice. Por referencia incluyen el contenido de las FAQ, bastante detallado. También tiene MEGA una API, pero los TyC específicos no son públicos sino que deben solicitarse expresamente según la cláusula 15 de las Condiciones de Uso.

Geolocalización y otros datos de la empresa según sus términos y condiciones, en el Mapa de Términos y Condiciones.

Vamos pues a ver qué descubrimos:

  • En cuanto a la extensión estamos ante unos términos y condiciones que en su totalidad alcanzan las 5347 palabras, únicamente en inglés independientemente del idioma escogido (aunque en Español sí aparece traducido el Aviso sobre Propiedad Intelectual) y en los que las Condiciones de Uso llevan la voz cantante en cuanto al número de cláusulas, hasta 46 “artículos”. Si alguien emplea el servicio como empresa, se permite indirectamente, cualquier previsión relativa a consumidores contemplada en los TyC no resultará aplicable a la prestación del servicio.
  • Los términos y condiciones son aceptados de forma irrevocable por el usuario que se da de alta, pero también por aquellos terceros a los que permitamos acceder al contenido o usar los servicios de MEGA, aunque no tengan cuenta. Es decir, quien por ejemplo accede a nuestro enlace público (y su correspondiente clave) también está aceptando los términos y condiciones (sin necesidad de tener cuenta). De hecho, nosotros usuarios que compartimos ese enlace público, somos los únicos responsables de las acciones u omisiones de esos terceros en tanto en cuanto usan el servicio y deberemos indemnizar a MEGA en caso de que sufra algún daño derivado de la vulneración de los términos y condiciones por alguno de esos terceros.
  • Se indica que la pérdida o extravío de la clave de cifrado, la contraseña que elegimos al darnos de alta, es fatal, hasta el punto de convertir en irrecuperable la información almacenada. Vaya, que no es posible generar uno nuevo y acceder a la información guardada (a no ser que haya sido compartida y la clave exportada previamente). La cláusula 18 incide todavía más en este asunto y establece que seremos responsables de cualquier acción que se lleve a cabo con nuestro nombre de usuario y contraseña (supongo que por eso insisten en la necesidad de crear una contraseña segura y mantenerla a buen recaudo). En este sentido, se nos recuerda también que MEGA no garantiza que la información no pueda perderse (por mucho sistema de duplicado físico y geográfico que mencionen las FAQ), de modo que debemos hacer copias de todo lo que subimos. De hecho, la cláusula 35.1 dice que MEGA no es legalmente responsable por la pérdida o corrupción de datos que podamos experimentar tras usar el servicio. Además, si hemos decidido darnos de baja, antes de comunicarlo debemos recuperar todo lo subido. Sino es posible que ya no lo encontremos.

(more…)

Load More