Publicamos Jade, un gestor de clientes de código abierto para abogados

Legaltech is in the air! A estas alturas parece obvio que la aplicación de tecnología en la prestación y comercialización de servicios legales no es flor de un día.

Centrándonos en España, y solo por nuestra parte, en cuestión de un año hemos ayudado a mapearla y categorizarla, co-organizamos el primer evento nacional sobre ello y recientemente hemos comenzado a hablar de ella en profundidad en Legaltechies, nuestra área especializada para analizar el mundo de la tecnología legal y ayudar a quien lo necesite en su implementación.

Pero es que la Legaltch en España ha crecido mucho en este periodo: hay varias aceleradoras en la materia, competiciones, hackathons, asociaciones y más de un centenar de proyectos en marcha. Si vamos más allá y miramos al exterior, Legaltech es una tendencia con enorme empuje ahora mismo en el sector.

Por tanto, que algo se mueve en cuanto a tecnología legal es más que evidente.

Por qué la Legaltech de código abierto tiene sentido

Sin embargo, algo quizá no tan obvio está comenzando a ocurrir. Para un abogado unipersonal o pequeño despacho (la mayoría del sector, en verdad), el acceso a Legaltech va a tener al menos dos importantes barreras: el nivel de conocimiento y el coste de la tecnología. 

Por un lado, el profesional legal desconoce todavía muchas de las herramientas y servicios Legaltech que aparecen casi a diario, no hablemos ya de sus características o utilidad. Algo que puede acabar generando una significativa barrera de conocimiento en el medio-largo plazo entre unos profesionales y otros. Por otro lado, el coste para acceder a estas herramientas o servicios es normalmente demasiado alto para el abogado independiente o alguien que se está iniciando en la profesión. Todo ello puede acabar generando fracturas digitales importantes en el sector legal.

A su vez, cuando hablamos de tecnología en otras áreas o ámbitos de conocimiento, existen muchos ejemplos de software propietario al igual que lo hay de código abierto. Que eso ocurra en la Legaltech también tiene sentido. Después de todo, la Legaltech de código abierto podría facilitar el acceso a la tecnología a muchos profesionales legales, a la vez que reduce la barrera del conocimiento o mejora la seguridad de las herramientas legales.

Sin embargo, la Legaltech de código abierto hoy en día es casi inexistente quitando algunas iniciativas en materia de datasets o el anuncio de Lex Predict respecto su sistema para revisar contratos, ContraxSuite.

Por ello pensamos que la Legaltech de código abierto, Open Legaltech que lo llamamos, una área interesante a la que merece la pena dedicar tiempo y dedicación, sobretodo ahora que todo se está iniciando.

Continuar leyendo “Publicamos Jade, un gestor de clientes de código abierto para abogados”

Cómo crear un smart contract mediante términos y condiciones

Smart Contracts: teoría, práctica y cuestiones legales

Los smart contracts o contratos inteligentes son quizá uno de los términos más de moda en las nuevas vertientes tecnológicas de sectores tan diversos como Legaltech, del que ya hablamos largo y tendido, Fintech (proyectos relacionados con la “nueva” industria financiera) o Insurtech (proyectos relacionados con el “nuevo” sector de los seguros).

Pero, ¿por qué la tendencia de los smart contracts es capaz de unir a sectores tan diversos? A mi parecer, por verlo como el instrumento legal que si llega a convertirse en algo común, puede seriamente alterar el día a día de las transacciones comerciales. Es decir, dado que el contrato inteligente consiste en software, muchas de las ventajas asociadas al mismo como son su rapidez, predecibilidad y automatización, podrían acabar llegando a estas áreas a gran escala.

Ahora bien, si los contratos inteligentes son el elemento legal que une a industrias tan variadas, el elemento tecnológico que permite los actuales smart contracts, y une a todavía más sectores, sería blockchain o la cadena de bloques. Es decir, la tecnología bajo la que funcionan monedas como bitcoin o ether. De hecho, en algunos ámbitos se está empezando a considerar a blockchain como uno de los desarrollos más revolucionarios de Internet.

En resumen, de esta algo críptica introducción, debemos quedarnos con 2 términos alrededor de los cuales hablaremos en este largo post y sus bloques teórico, práctico y legal. Para ello veremos la mucha teoría relacionada con los contratos inteligentes, cómo hacer uno (incluso mortales como nosotros :p) y finalmente los aspectos legales más a destacar. No va a ser un viaje breve, y aunque he intentado simplificarlo al máximo (eliminando incluso términos importantes para facilitar la comprensión de lo básico), tampoco será sencillo. Pero vamos allá.

Comencemos con lo dicho, pues. Dos términos son los que nos interesa memorizar y alrededor de los que gira toda esta historia. Hablamos de Smart Contract y Blockchain.

Continuar leyendo “Cómo crear un smart contract mediante términos y condiciones”

Legaltech en España | Mucho por hacer

Última actualización:  24 de junio de 2018 – Añadidas recientemente: Abogadea, Suasor, BaseNet y Addalia

¿Legaltech en España? Comencemos por el principio

Dice Richard Susskind, uno de los grandes referentes mundiales de la innovación legal, en “The Future of the Professions: How Technology Will Transform the Work of Human Experts”, que normalmente cuando la gente se enfrenta ante un problema, prefiere evitarlo y/o contenerlo antes que solucionarlo.

El sector legal históricamente no ha sido especialmente innovador. Ciertamente no ha tenido gran necesidad ya que su área de conocimiento era accesible a muy pocos, reduciendo eso la competencia y simplificando su control. Por otro lado, siempre ha sido muy cauteloso, estando más atento a lo que hacía el de al lado que a experimentar. Si además sumamos que el precedente tiene un peso muy significativo en la profesión, está claro que mirar al futuro no es lo habitual.

Sin embargo, ese inmovilismo se ha acabado convirtiendo en un problema. El mundo alrededor del sector legal no ha dejado de girar. Internet abrió el melón del conocimiento legal mucho más allá de los operadores jurídicos clásicos. Además, el hecho de que casi la mitad de la población mundial disponga de un ordenador de bolsillo llamado smartphone, ha alterado por completo las necesidades y exigencias del consumidor.

La respuesta del sector frente a ese problema ha sido en general bastante tibia. Sin embargo, en los últimos 5 años sí se nota cierto cambio de actitud al ver que este problema definitivamente no puede evitarse o contenerse.

Por otro lado, están los que han visto ese problema como una oportunidad. Buscando por ello una solución adaptada a los tiempos y los requerimientos, dejando así de evitar el problema. Es ahí donde podríamos decir que nace la Legaltech o Legal Technology. Es decir, la tecnología legal.

Ahora bien, ¿qué es legaltech? Si bien no hay definición oficial y el concepto ha mutado en los últimos 5 años, hoy en día se habla de legaltech para referirse al uso de la tecnología para proporcionar servicios legales. Pero no en plan “Uso el mail y envío un WhatsApp”. No, legaltech hoy es igual a la utilización de tecnología en servicios legales para crear:

Continuar leyendo “Legaltech en España | Mucho por hacer”