Así cambiaron hasta diez mil veces los términos y condiciones en 2016

2016 vía sus cambios en términos y condiciones

En octubre de 2015 el primer fruto de nuestro Legal LAB fue una herramienta para detectar cambios en términos y condiciones. No era perfecta pero pretendía alcanzar un objetivo que parecía razonable y útil, saber cómo y cuándo cambian los servicios sus términos y condiciones.

Nació así el Boletín de Términos y Condiciones.

Pero ¿por qué era importante saber cómo y cuándo cambian los servicios sus términos y condiciones? Porqué los términos y condiciones en el fondo son un contrato que establece una parte, normalmente la empresa, y que el usuario simplemente acepta o rechaza. Es decir, sin posibilidad de negociar nada sobre su contenido.

El Boletín de Términos y Condiciones – Nuestro primer experimento en el Legal LAB

Ese contrato implica obligaciones y derechos para ambas partes, pero únicamente una de ellas tiene control directo sobre su contenido. Y si bien la ley protege al usuario frente a muchos abusos que la empresa pueda realizar a través de los términos y condiciones, no todos son denunciados. Además, hay muchas modificaciones en las condiciones legales de un servicio de almacenamiento, mensajería o hosting que son importantes y no abusivas como tal.

En resumen, ya sea para ver si un servicio cumple con la ley o introduce otras sorpresas en sus textos legales, estar al día de los cambios en términos y condiciones es bueno y útil.

Nosotros estamos un poco enfermos :p, por tanto los seguimos a diario y de tanto en tanto destacamos los más llamativos. De hecho, gracias a ello vimos en 2013 que Apple había comprado Topsy 5 días antes de anunciarlo. Pero durante un año se dan muchos, y en 2016 hemos detectado unos pocos. Para ser precisos, hemos detectado 10.512 cambios en términos y condiciones en 2016.

Antes de pasar a los datos aclaremos algunas cuestiones. ¿Qué entendemos por “cambio”? Que haya una modificación en el texto legal, ya sean Condiciones de Uso, Política de Privacidad, Política de Cookies o cualquier otro texto que caiga en la definición de términos y condiciones (que son numerosos).

Si ese cambio es normal (se ha corregido una expresión, se añade un acento, se quita una coma o se traduce algo que estaba en inglés) es un cambio regular o sin importancia.

Si ese cambio va más allá de una corrección (añade o modifica derechos y obligaciones para el usuario), entonces se tiene en cuenta si se ha modificado también la fecha del apartado “Última actualización”. Ya que eso sería útil para un usuario que quiera saber si ese texto ha sido modificado respecto a su última visita.

Además, a los términos y condiciones les encanta indicar que los consultemos regularmente para ver si han incluido o no cambios recientemente. De acuerdo, pero que den algún indicador, ¿no?

Pues bien, si el cambio en ese caso no modificó el apartado “Última actualización”, lo consideramos Malo o una modificación importante/sustantiva no comunicada al usuario.

Si el cambio sí modifica la fecha de ese apartado, lo consideramos Bueno o modificación importante/sustantiva sí comunicada al usuario.

Dicho esto, vamos a ver y comentar algunos de las cuestiones detectadas durante 2016 en cuanto a cambios en términos y condiciones.

 1.- Tendencia durante el año

La media ha sido de 876 cambios por mes. Teniendo en cuenta que ahora monitorizamos algo más de de 5.200 servicios, no está mal. Septiembre, junto a Agosto, fueron los meses de mayor actividad, gracias sobretodo a la entrada en vigor de Privacy Shield. Aunque seguramente también ayudó que antes de vacaciones se cierran muchas tareas, y que a la vuelta de vacaciones, todo son urgencias.

Por tanto, si Septiembre fue el mes activo, no hay sorpresas y el día y la semana más activos también pertenecen a ese mes. Por si alguien tiene curiosidad, no, revisar casi 200 cambios en un día no es la tarea más divertida del mundo. xD

Volviendo al tema de Privacy Shield, definitivamente fue el evento legal de mayor efecto en materia de términos y condiciones. Tras tantos meses con la incertidumbre por la invalidación de Safe Harbor, parece que cuando se confirmó el nuevo instrumento a aplicar en materia de transferencias internacionales de datos, montones de servicios se lanzaron a introducir la correspondiente modificación. Siendo la gran punta agosto y septiembre.

Y es algo que podemos afirmar con bastante seguridad ya que monitorizamos las políticas de privacidad de casi el 90% de los servicios que estaban adheridos a Safe Harbor.

2.- ¿Quién cambió más?

La verdad es que es una pregunta más difícil de responder lo que se podría pensar.

Controlamos algo más de 5.200 servicios y un poco más de 7.100 textos. Poco para lo muchísimo que hay ahí fuera, pero creo que suficientemente representativo como para obtener datos útiles.

Sin embargo, monitorizamos textos en castellano e inglés, muchas veces del mismo servicio. ¿Razón? En ocasiones un texto cambia en castellano pero no en inglés, o al revés. Por ejemplo, este año Facebook ha introducido cambios en sus Condiciones de Pago que no han llegado al texto español. O Google ha retocado la redacción de su Política de Privacidad en castellano, pero no la de inglés. Además, no siempre es fácil separar entre Condiciones de Uso y Política de Privacidad, ya que el servicio reúne ambos bloques en un único texto (aunque las URLs sean diferentes).

Es decir, en ocasiones se generan duplicados ya que el servicio cambia la versión en castellano e inglés por igual. Pero no siempre es el caso. Por tanto, hay que controlarlo todo por lo que pueda ser.

Sin embargo, eso dificulta, en plan clásico ranking, señalar claramente quién cambió más.

Por tanto, hemos introducido diferentes gráficos que muestran varios aspectos de los cambios monitorizados, tanto en cambios globales, en cambios no comunicados y los que sí se señalan al usuario.

Por ejemplo, en el ránking relativo a todo tipo de cambios puede verse quién fue más activo en modificaciones en términos generales durante 2016 (teniendo en cuenta cambios buenos, malos y normales). Pero indicando donde es posible que haya duplicados al controlarse los textos en inglés y castellano.

En cualquier caso, esos números tan llamativos, sobretodo en algunos casos, siempre tienen explicación.

Sarenza cambia casi a diario algunos textos ya que cambia sus promociones de forma muy regular. De ahí el liderato. William Hill tienes montones de textos, pero además la Política de Promoción Super Suplente cambió durante varios meses casi a diario partes de su contenido (los partidos afectados). Al final del día eso implicó 84 cambios :p Arsys modificó su web y eso generó múltiples pequeñas modificaciones, sin importancia, pero que las contábamos. Udemy, entre textos en castellano e inglés, más las traducciones entre una y otra versión de cláusulas concretas, aumentó también el contador. Y así con cada uno de los servicios.

Por tanto, ése seria el gráfico de los que más trabajo dieron.

Pensando ahora en cambios no comunicados al usuario, ¿quién lo hizo peor? Es decir, quién cambió más sus condiciones de forma sustantiva sin indicar nada.

Se podría decir que Fnac es el líder, ya que cambia bastante a menudo sus términos y condiciones, pero además ni tan siquiera tiene un apartado del estilo “Última modificación”. Cierto que un cambio suele aplicarse por igual a 2-3 de sus textos, lo que aumenta un poco el cómputo. Pero son cambios en diferentes textos, al fin y al cabo, y por eso los contamos

Por otro lado, Pinterest, que rara vez cambia algo sin indicarlo en sus textos grandes, tiene dos políticas (las relativas a publicidad y uso aceptable), que cambia muy regularmente y nunca dan pista alguna sobre la modificación. Lo que aumenta el contador.

Finalmente, sí creo significativo que de ese Top 10, tres de las empresas sean compañías aéreas. Si bien AirEuropa presenta algunos duplicados por su formato especial de condiciones, aún así no salía del Top 10. Definitivamente las condiciones de transporte de compañías aéreas necesitan cierta atención extra.

Por otro lado, ¿quién lo hizo mejor? Es decir, quién cambió más veces sus condiciones de forma sustantiva avisando de ello.

Sarenza es el líder en modificaciones, pero también en avisar de ello. Además, muchos de sus cambios no llegan a entrar en la categoría de sustanciales. Arsys también es muy cumplidor. Amazon Web Services (AWS) tal para cual. Go Daddy es de los pocos que cambió y siempre avisó de ello. Facebook, a pesar del número global de cambios, es raro que no avise de cambios en sus textos mayores (en políticas menores sí hay más modificaciones inadvertidas). Unity es otro gran cumplidor, al igual que Booking. Y el caso de Apple es curioso, ya que si bien hace pocos cambios al año, tiene textos que sí actualiza muy regularmente, como la Política de Marcas Registradas y Patentes, y eso hace que aumente el número de cambios.

Sí me parece llamativo que entre los más cumplidores haya 4 servicios dedicados al mundo del hosting. Obviamente el servicio que prestan es clave, y el nivel de cumplimiento y transparencia es acorde a la tarea.

3.- Conclusiones

El global de cambios se resume en 10.512 modificaciones para el año 2016. Que se distribuyen de la siguiente forma:

Ganan los cambios sin importancia, normal después de todo, pero los cambios comunicados superan a los que no se indican. De hecho, si nos deshacemos de los cambios regulares y nos centramos únicamente en los sustantivos, la cosa quedaría tal que así:

Por tanto, durante este 2016 podríamos decir que la cosa está bastante divida en cuanto a cambios sustantivos que se notifican al usuario y los que no. Gana el Sí, pero tampoco está la situación como para tirar cohetes. En 2014 ya hicimos un análisis similar, aunque entonces solo disponíamos de 946 cambios (y en 2013 incluso de menos, 538), y ganaron los cambios en términos y condiciones que no se comunicaban al usuario. Por tanto, supongo que podría decirse que la situación ha mejorado.

Pero vaya, lo interesante será ver el año que viene la evolución con un volumen de datos equivalente al actual.

Finalmente, señalar que ha habido servicios conocidos y muy populares que han comunicado el 100% de sus cambios sustantivos. Por ejemplo: WhatsApp (aunque solo tuvo 1 :p), Go Daddy con 20, Snapchat con 12, Google con 16 (inglés y castellano), Spotify con 12 (inglés y castellano), Skype con 16 ó SuperCell con 13.

Si bien algunos de esos servicios dieron mucho que hablar en materia de términos y condiciones el año pasado, bueno es destacar que al menos cuando hacen modificaciones son transparentes sobre las mismas. Siempre.

En resumen, podrían extraerse muchos más datos (por sectores, por épocas del año, por modificaciones legales y su efecto en los términos y condiciones u otros parámetros). Y seguramente lo haremos durante 2017 en algún post específico. Pero como resumen del año anterior creo que está bien. La buena noticia es que los cambios sustantivos en un 55% de los casos se comunican. La mala es que queda todavía pendiente un 45% muy respetable que no da ni una sola pista.

Será cuestión de seguir vigilando, entre otras medidas.

¡Feliz año!

—–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.